El asistente de Google aprende leyendo novelas eróticas y románticas

El asistente de Google aprende leyendo novelas eróticas y románticas

Cuando tienes que enseñar a hablar correctamente a un asistente virtual, parece razonable instruirlo con obras de grandes escritores que profesan un absoluto dominio de la palabra escrita, los sentimientos y la naturaleza humana: desde García Márquez o Javier Marías a Paul Auster o Toni Morrison.

Pues no. Para hacer del Asistente de Google una inteligencia artificial que sea una auténtica maestra del lenguaje natural, sus programadores la han obligado a leer 2865 novelas eróticas y románticas, con títulos tan sugerentes como Deseo Fatal, Jacked Up o Amor Incondicional:

El asistente de Google aprende leyendo novelas eróticas y románticas

Las mejores películas eróticas

No es, ni mucho menos, una idea descabellada, si Google quiere que su asistente utilizado en Google Now, el buscador y otras aplicaciones, se exprese en lenguaje contemporáneo. Sólo hace falta echar un vistazo a la lista de los 20 ebooks más vendidos en Amazon España. Al menos 12 o 13 títulos son novelas románticas o eróticas. ¿Los tres primeros? Qué haría sin ti, Cuéntaselo a Debby y Morbo Gótico:

El asistente de Google aprende leyendo novelas eróticas y románticas

No se trata de que cuando le preguntes a Google Now qué tienes en la agenda de hoy te responda con algo similar a esto: "parece que hoy tienes la tarde libre. ¿Por qué no te pones algo más cómodo mientras yo  alquilo 50 Sombras de Grey en Google Movies y activo el Modo Avión?".

Según explica Andrew Dai, ingeniero de Google, utilizan novelas de romances eróticos para entrenar a su inteligencia artificial porque "tienen argumentos predecibles que obligan a utilizar un vocabulario colorido y variado para mantener el interés".

Dai está convencido de que este aprendizaje permitirá al asistente de Google ser más conversador, y utilizar tonos y registros de conversación más variados, con un estilo más natural. Asegura que la Inteligencia Artifical de Google sería capaz de escribir una novela erótica por su cuenta.

Cuestionado sobre si una persona podría llegar a enamorarse de un asistente virtual, está convencido de que sí. "Mucha gente se enamora de una modelo en una fotografía o de una estatua griega. ¿Por qué no de una red neural entrenada con novelas románticas?".

Lo cierto es que la inteligencia artificial es aún un campo casi inexplorado en el que los expertos avanzan por medio de la experimentación. Aunque esos experimentos sean un desastre, como ocurrió con el chatbot de Microsoft que se volvió un fascista.

[Fuente: The Telegraph]

Apps y servicios de Google que no sabías que existían