Brave, una alternativa privada y ligera a Google Chrome

Nuevo navegador web ligero y privado.

Google Chrome es con mucha diferencia el navegador web más popular del mundo, más aún en países como España. Sin embargo, aunque es rápido, no es ligero en cuanto a consumo de recursos. Por eso no para de salirle competencia, y es que mucha gente busca una alternativa a Chrome que sea rápida y que consuma poca memoria RAM.

Entre todas estas opciones distintas al navegador de Google, hay viejos conocidos como Firefox. También otros nuevos como Vivaldi. Sin embargo, aunque todos son interesantes, cuentan con sus problemas también. Al grupo perseguidor se une ahora una nueva y prometedora alternativa: Brave Browser.

Este navegador es ligero, ya que tiene un consumo de recursos reducido, rápido para navegar por Internet y sobre todo anónimo. Aúna lo mejor de algunos de los programas de este tipo que ya están disponibles.

Otro proyecto Open Source que quiere derribar al líder

La mayoría de los navegadores web que no son Chrome, Edge o Safari son proyectos Open Source. De hecho, muchos de ellos toman la base de Chromium, un proyecto de este tipo que paradójicamente es de Google.

En este caso, Brave Browser también bebe de esa fuente, lo que en principio puede suponer una limitación. Sin embargo, sabemos que otras opciones lo hacen y funcionan excelentemente. Es el caso de Vivaldi.

Se puede contribuir a su desarrollo con aportaciones económicas, el mismo sistema que la fundación Mozilla o Wikipedia utilizan para financiarse.

Estos son todos los navegadores web ligeros que puedes probar ahora mismo

Bloqueador de anuncios y micropagos

Este navegador inaugura un controvertido sistema de navegar por Internet. Sabemos que cada vez son más los usuarios que deciden instalar un bloqueador de publicidad, causando auténticos problemas a los creadores de contenidos.

Brave lo integra por defecto, aunque para compensar a los autores también incita a sus usuarios a realizar micropagos seguros a las páginas web que visitan habitualmente. De esta forma, sin colaborar viendo publicidad pueden ayudar a que sus sitios favoritos sigan siendo viables económicamente.

Esta característica lo convierte en un navegador web ligero y de bajo consumo. Acelera la carga de páginas web de forma bastante notable. Si quieres ver anuncios “responsables”, Brave se ofrece a sustituir los invasivos por otros menos molestos.

Además de bloquear anuncios, también puedes bloquear opcionalmente las cookies que las webs almacenan en tu ordenador para rastrear tus preferencias de búsqueda. Esto aumenta la privacidad en Internet, aunque puede que aumente el tiempo de carga. Otra opción es utilizar DuckDuckGo, un buscador anónimo.

Su principal problema: las extensiones

Ahora llegamos al que es el principal inconveniente a la hora de cambiar Chrome por Brave Browser. Aunque está basado en Chromium, no admite la instalación de extensiones, ni propias ni ajenas. Incluye el bloqueador de anuncios y con eso deben darse por contentos sus usuarios.

A diferencia de Vivaldi, que sí permite plugins, Brave es limitado en este aspecto. No sabemos si en algún momento se incorporará esta característica, cada vez más de moda entre los usuarios.

Cinco buscadores que no son Google y que respetan tu privacidad

Pruébalo en Windows, macOS, Linux y dispositivos móviles

Brave Browser es un navegador alternativo a Google Chrome totalmente multiplataforma. Desde su página web lo puedes descargar e instalar gratis en cualquier sistema operativo de escritorio, ya sea macOS, Windows o Linux.

También está presente en dispositivos móviles iOS y Android. Sólo tienes que ir a la Appstore o Google Play para probarlo.

Galería de fotosLos mejores programas gratis para Windows 10 ver las 13 fotos

[Fuente: Brave]