GTA V en el mundo real: no lo probéis en casa

Juega a Grand Theft Auto en el mundo real y acaba en la cárcel

Los videojuegos acostumbran a aparecer en los noticiarios y las portadas de prensa cuando se trata de recalcar sus aspectos negativos: la excesiva violencia y los malos hábitos que inculcan en la juventud.

Así que suponemos que resulta una excusa barata utilizarlos cuando quieres justificar que se te han cruzado los cables...

En Baton Rouge (Los Angeles), un estudiante universitario decidió jugar al videojuego Grand Theft Auto en el mundo real. Acabó en la cárcel acusado de robo, secuestro y destrozo de nueve coches, con una fianza de 80.000 dólares.

Los hechos los relata el canal televisivo NBC. Según cuentan testigos presenciales, un camión aparcó en el parking de un bar de Baton Rouge. El conductor lo dejó en marcha y bajó a comprar algo, mientras una mujer esperaba en el asiento del copiloto.

Sin razón aparente, el estudiante universitario Zachary Burgess, de 20 años, entró en el vehículo y lo puso en marcha. Impidió bajarse a la mujer, pese al forcejeo, y se dió a la fuga. Varios vehículos impedían su salida del parking, así que golpeó a nueve de ellos mientras la mujer conseguía escapar del camión en marcha. Finalmente el supuesto delincuente consiguió salir del recinto, pero abandonó el vehículo poco después. Varios testigos lo retuvieron hasta que llegó la policía.

Durante el interrogatorio, Burgess alegó que "quería ver lo que se sentía jugando al videojuego Grand Theft Auto".

Esta saga de juegos, cuyo último capítulo, Grand Theft Auto V, acaba de salir a la venta, permite al jugador explorar libremente una gran ciudad mientras encarna a distintos tipos de delincuentes. Los protagonistas pueden robar coches, secuestrar gente y chocar contra los vehículos que circulan, entre otros actos "poco edificantes".

Grand Theft Auto V

Para la mayoría de las personas, es sólo un juego, pura invención. Para Zachary Burgess, por lo visto, no...

El joven estudiante ha sido acusado de robo de un vehículo motorizado, nueve cargos de destrozo de vehículos y huida del lugar de los hechos, y un cargo de secuestro. Le ha sido impuesta una fianza de 80.000 dólares que, por cierto, ha pagado...

¿Realmente estaba intentando imitar al famoso videojuego, o es sólo una excusa para justificar su comportamiento? Posiblemente, nunca lo sabremos...

Pero no se puede negar el hecho de que los videojuegos para adultos están disponibles para todo el mundo, y hay personas que no tienen la cabeza bien amueblada como para disfrutar de ellos como lo que son: pura ficción.