Skip to main content

Microsoft culpa a la NSA y a los gobiernos del caos de WannaCry

Microsoft culpa a la NSA y a los gobiernos del caos de WannaCry

15/05/2017 - 12:20

Brad Smith, el Presidente de Microsoft, ha acusado a la NSA y a los gobiernos de acumular ciberarmas que después son usadas por ransomware como WannaCry.

"Esto es una llamada de aviso", alerta el Presidente del Microsoft, Brad Smith. "Este ataque es otro ejemplo de que acumular vulnerabilidades de los gobiernos es todo un problema".

El ransomware WannaCry, también conocido como WannaCrypt, causó estragos la semana pasada en ordenadores de empresas y servicios públicos de todo el mundo. En España afectó a compañías como Telefónica, pero también puso en jaque al servicio de hospitales del Reino Unido, entre otros muchos. En total, se estima que se han visto infectados más de 100.000 ordenadores en 150 países.

Aunque su expansión ha sido frenada en las últimas horas, aún sigue infectando ordenadores en todo el mundo. La peligrosidad de este malware se debe a que encripta los datos con una clave desconocida, y si no pagas un rescate para obtenerla, esos datos son prácticamente imposibles de recuperar.

Así es WannaCry, el ransomware que atacó Telefónica

Expertos en seguridad han comprobado que WannaCry ha usado el codigo robado a la NSA (la agencia de espionaje norteamericana) por el grupo hacker Shadow Brokers para crear el ransomware. Su propagación también ha sacado los colores a los servicios informáticos de muchas empresas y servicios públicos, pues los ordenadores no se habrían infectado si hubiesen tenido actualizado el sistema operativo, una operación básica que conoce cualquier usuario doméstico.

Microsoft dijo ayer que estas compañías habrían bloqueado el ransomware si hubiesen usado Windows 10, sistema que ofreció gratis durante un año. Incluso ha llegado a sacar un parche para Windows XP, pese a que este sistema operativo está oficialmente abandonado desde hace meses. Pese a ello, aún lo utilizan infinidad de empresas.

Hoy, el presidente de Microsoft, Brad Smith, ha ido un paso más allá y ha acusado a la NSA y a los gobiernos de acumular ciberarmas y, al mismo tiempo, de no corregir sus vulnerabilidades de seguridad, lo que permite a los ciberdelincuentes robar su código y usarlo luego para atacar, como ha ocurrido con WannaCrypt.

"Es como si al ejército norteamericano le robaran algunos de sus misiles Tomahawk", sentencia.

Una idea que han repetido numerosos expertos de seguridad, desde Phillip Hallam-Baker a Edward Snowden. La capacidad de los gobiernos para crear ciberarmas de espionaje que, al mismo tiempo, son incapaces de proteger, como se ha demostrado estos años con la innumerables filtraciones de Wikileaks, Edward Snowden o la NSA, ponen en peligro la seguridad mundial. ¿Qué ocurrirá cuando estos ataques afecten a una central nuclear o a cualquier otro elemento crítico?

[Fuente: IBT]

Así funciona paso a paso el secuestro de un ordenador

Ver ahora: