Piden retirar una silla de bebé con soporte para el iPad

Una asociación pide retirar la silla de bebé de Fisher-Price con soporte para iPad

¿Debe educarse a un recién nacido con un iPad?

¿Cuál es la edad mínima para que un niño pueda usar tecnología?

¿Por qué se critica que un bebé use un iPad pero no que pongan a los niños durante horas frente a la televisión?

Son preguntas que no tienen una fácil respuesta. Ni siquiera una única respuesta.

La polémica de los niños y la tecnología no es nueva. Un reciente estudio mostraba que uno de cada diez infantes recibe su primer móvil a los 5 años.

La coletilla publicitaria "es tan fácil de usar que hasta un niño puedo hacerlo" se aplica aquí de forma literal. Los smartphones y las tablets son tan intuitivos que hasta un bebé puede tocar la pantalla y arrastrar las fotos. Pero, ¿es recomendable que lo haga?

Un niño de 12 años es declarado culpable de hackear para Anonymous a cambio de videojuegos

Todo esto viene a cuento a raíz de una petición realizada por la Campaña para una Infancia sin Influencias Comerciales, que ha invitado a Fisher-Price a que retire su silla para bebés con iPad Apptivity Seat for iPad Device al considerar que puede ser dañina para la salud del bebé:

Silla de bebé con iPad

El soporte del iPad tiene un protector que impide que el niño manche la pantalla o pueda quitar la aplicación, pues se tapan todos los botones. Además incluye apps especialmente diseñadas para niños de diferentes edades.

La campaña cita un estudio de la Academia Americana de Pediatras que asegura que los niños menores de dos años que tienen acceso a pantallas presentan retrasos en el aprendizaje del lenguaje, trastornos del sueño y problemas de aprendizaje en la infancia. Además no hay evidencias de que su uso sea ventajoso.

La doctora Susan Linn, asociada a la campaña asegura que "los niños aprenden cuando se les habla, se les coge en brazos, o se juega con ellos, no cuando se les deja solos frente a una pantalla".

Por su parte, Fisher-Price se ha defendido aludiendo a las críticas positivas de los clientes que ya han comprado la silla de bebé con iPad, asegurando que se usa "como una actividad familiar con los padres", no para que el niño se quede solo frente a la pantalla.

Además, argumenta que la silla no pretende ser un producto educacional, ni se promociona masivamente, pues sólo se vende online, y es uno más de las docenas de modelos de sillas que ofrecen. Actualmente se puede comprar en Amazon.com por 75 dólares.

Fuente: Reuters