Skip to main content

6 razones por las que en Europa no existen compañías como Google o Facebook

Europa tecnológica

12/07/2019 - 16:32

¿Cuándo perdió Europa el tren de Internet? La Unión Europea es una potencia económica y tecnológica mundial, con empresas líderes en todos los sectores industriales, desde la automoción a los electrodomésticos o la industria farmacéutica. Sin embargo, en Europa no existen compañías como Facebook o Google. ¿Por qué?

En los inicios de la informática Europa se mantuvo en la élite, con compañías líderes como Sinclair o Amstrad, que vendieron más ordenadores domésticos que nadie en los años 80 y 90. O compañías de videojuegos como Ocean o Ubisoft, y el líder de la telefonía, Nokia. Pero con la llegada de Internet, algo ocurrió. Por supuesto existen compañías lideres mundiales que son europeas, como Spotify, SAP o Farfetch. Pero no existe la versión europea de Google, Facebook, Apple o Alibaba. Y condiciones no faltan: En Europa están 9 de las 50 mejores universidades técnicas del mundo, y existen países ricos como Francia, Reino Unido o Alemania que invierten en tecnología.

Business Insider ha contactado con siete expertos inversores para que nos expliquen por qué no hay en Europa compañías como Google o Facebook.

Listen to "Episodio #68: De esta nadie se Libra, la Yi Leche y entrevistamos a Pablo Wang (Huawei)" on Spreaker.

Europa no es un mercado homogéneo como China o USA

La principal causa que impide crear empresas globales en Europa es que, pese a la Unión Europea, a nivel estructural aún no es un mercado homogéneo.

Según Sonali De Rycker, socia de Accel e inversor en Spotify desde sus inicios, "no es fácil construir un negocio de 50.000 o 100.000 millones de dólares en Europa porque el mercado local es en realidad muchos mercados con hábitos de consumo muy diferentes".

Aunque a nivel político o legal las leyes sean las mismas, gracias a la Unión Europea, los gustos, las necesidades y el poder adquisitivo de cada país son muy diferentes. Y la existencia de numerosos idiomas también es una barrera.

Los inversores europeos son más cautelosos

Inversores como el británico Will Eastcott han tenido que marcharse a Estados Unidos porque en Europa los inversores tiene más aversión al riesgo que en Estados Unidos. A los inversores les cuesta arriesgar su dinero en una startup. En Estados Unidos muchos proyectos de alto riesgo encuentran financiación, y algunos se convierten en un gran éxito.

Falta acceso a la financiación

Aunque en Europa no es dificil encontrar financiación para una startup cuando solo necesita cifras por debajo de los 3 millones de euros, se enfrenta a un Valle de la Muerte cuando solicita más de 10 millones. Aquí no existen lo que los expertos llaman fondos de crecimiento.

Richard Anton, cofundador de la compañía de capital riesgo Oxx,  explica que las startups europeas pueden captar financiación inicial, pero "no consiguen atraer capital suficientemente grande para completar su crecimiento y subir al siguiente nivel".

Las 5 startups europeas con más potencial para convertirse en los nuevos titanes

Los directivos se van a Silicon Valley

La falta de financiación en los niveles superiores hace que las startups europeas de éxito sean compradas por las compañías americanas (hay cientos de casos, como el de Skype), y los directivos más capacitados se mudan a Silicon Valley. Esto hace que en Europa falten directivos de alto nivel con experiencia.

El experto Mark Tluszcz, CEO y fundador del fondo que invirtió en los orígenes de Skype y la israelí Wix, cree que una de las causas es que en Europa no se utilizan las stock-options, es decir, recompensar con acciones de la compañía los méritos de los ejecutivos.

Es una táctica que funciona muy bien para fidelizar a los directivos (si son accionistas no querrán marcharse). Y si la empresa va bien, tienen el incentivo de que se harán millonarios, lo que les anima a seguir en la empresa. Hace unos meses 500 emprendedores europeos firmaron una carta abierta pidiendo una regulación comunitaria sobre las stock options.

Silicon Valley es mucho más antiguo

Aunque ahora en Europa hay un fuerte tejido tecnológico y comienzan a salir startups que pueden crecer desde dentro del propio continente, es un trabajo de hace apenas 10 o 15 años.

En cambio, Silicon Valley tiene sus origen en universidades como Standford, con vínculos con la industria militar y de semiconductores y las firmas de capital riesgo, en los años 60 y 70 del pasado siglo. De allí surgieron casi todas las compañías tecnológicas más importantes, desde Google a Facebook o Apple.

AirDots

Xiaomi Redmi AirDots

Xiaomi presenta sus nuevos auriculares inalámbricos Xiaomi Redmi AirDots, la respuesta a los AirPods de Apple, a un precio mucho más barato. Con Bluetooth 5.0, un peso de solo 4 gramos, y hasta 12 horas de autonomía.

Las startups europeas no piensan globalmente

Hussein Kanji, socio de Hoxton Ventures, recalca que "las startups, sean de donde sean, deben tener un planteamiento global si quieren triunfar a lo grande".

Uno de los problemas que hay aquí es que la mayoría de las startups se centran en el mercado de su país, y solo si tienen éxito deciden dar el salto a otros países.

Un ejemplo de lo que hay que hacer es la startup educativa británica BridgeU. Su fundadora, Lucy Stonehill, explica a Business Insider que desde el principio se centraron en el mercado internacional, y ahora están presentes en 63 países.