Skip to main content

Qué es Android Automotive y cómo te afecta si eres usuario de Android Auto

Android Auto

DepositPhotos

21/05/2021 - 19:35

Google quiere conquistar todos nuestros vehículos, y además de Android Auto, también están trabajando en Android Automotive, y te decimos qué diferencias hay entre ambos.

Seguro que en tu vehículo ya estás sacando provecho de Android Auto, o al menos lo has visto en vehículos de familiares o amigos, pero quizás lo que menos te suene es el último proyecto de Google, llamado Android Automotive, y que pretende llevar el sistema operativo dentro del vehículo mucho más lejos.

Y es que hay muchas dudas al respecto sobre las diferencias de Android Auto respecto al nuevo Android Automotive, e igualmente cómo afectaría al futuro de Android Auto la instauración del nuevo sistema operativo, en el que ya hay fabricantes de automóviles que han confirmado su participación, y eso podría interesarte.

Para resumirlo todo en una frase: ambos son sistemas operativos para el coche, pero no son exactamente lo mismo. Android Auto es un sistema operativo para nuestro vehículo que requiere conectar el teléfono móvil al coche. Sin embargo, Android Automotive es un sistema operativo integrado en el propio vehículo, con una interfaz de usuario creada por el propio fabricante del coche, pudiendo adaptar mejor cada una de las aplicaciones.

Ambos son de código abierto, y a diferencia de Android Auto, con Automotive con solo arrancar el coche ya tendríamos una interfaz sin necesidad de conectar el teléfono móvil, y pudiendo configurar distintos aspectos internos del coche.

La ventaja es que Android Auto sí que nos permite la sincronización de nuestras aplicaciones, contactos y notificaciones, mientras que Automotive no ofrece una sincronización tan completa, al menos de momento.

Pero el hecho de que Automotive esté integrado en el propio coche, nos va a permitir controlar diferentes aspectos y funciones del vehículo como el aire acondicionado, asientos, y cualquier otro modo de conducción, entre otras tantas cosas.

Android Automotive, al ser un sistema operativo integrado, los fabricantes de los vehículos podrían personalizarlo al máximo. De esta manera, si bien Android Auto está basado en Google y prácticamente es igual de un vehículo a otro, con Android Automotive no habría prácticamente dos sistemas operativos iguales.

Esto también afectaría a las aplicaciones, que contarían con una interfaz adaptada al vehículo y no basadas en una adaptación directa del diseño móvil que a veces no queda del todo bien, como pasa con Android Auto.

Quizá la principal ventaja de Android Auto es el tema de la sincronización, dado que nos permitiría continuar las tareas que hubiéramos empezado en el móvil llevándolas al propio Android Auto.

No parece probable que Google acabe prescindiendo de Android Auto dado que tiene facilidad para estar presente en cualquier coche, mientras que Automotive es un poco más exclusivo de los fabricantes que quieran adaptarlo, y quizás dirigido primero a gamas altas.

Ya fabricantes de vehículos como Volvo y Polestar están a bordo, y GM, Ford, Nissan y Renault también están listos para hacer lo mismo.