Skip to main content

Apple demandada por la fragilidad de las pantallas de los MacBook con M1: ¿Defecto de diseño?

Macbook Air M1 2020

17/09/2021 - 10:09

En Estados Unidos se ha presentado una demanda colectiva contra Apple por culpa de unas pantallas extremadamente frágiles. La compañía de la manzana se niega a pagar las reparaciones y un juez será el encargado de decidir quien tiene razón.

El mundo de la tecnología lleva meses alabando el buen funcionamiento de los portátiles MacBook con procesador ARM, conocido popularmente como M1. La eficiencia y la potencia de estos pequeños equipos ha hecho que muchos nos quitemos el sombrero.

Por desgracia, estos primeros modelos no pasarán a la historia solamente por ser los pioneros que nos convencieron que el ARM era el futuro de la informática, y la culpa de esto la tienen unas pantallas llenas de grietas.

Según informan medios americanos, el bufete de abogados Bursor and Fisher presentó esta semana una demanda colectiva contra Apple por las grietas inusualmente comunes en las pantallas de los MacBooks M1.

MacBook Pro

DepositPhotos

El bufete acusa a Apple de vender a sabiendas portátiles con pantallas frágiles que tienden a agrietarse con un uso normal y de negarse a repararlos sin coste alguno. Los abogados solicitan ahora una compensación por todos los gastos asociados a las reparaciones.

Apple lleva meses insistiendo en que las grietas de las pantallas no son culpa suya, sino que son causadas por un mal uso o por suciedad. Por eso no se han hecho responsables de las reparaciones que exigían sus clientes, las cuales llegan a costar hasta 850 dólares.

La demanda explica que el MacBook M1 es defectuoso, ya que las pantallas son extraordinariamente frágiles, se agrietan, se ennegrecen y/o muestran líneas y cuadrados de color magenta, púrpura y azul, o dejan de funcionar por completo.

MacBook Pro
Tianyi Ma -

Unsplash

Según explican los abogados, ya hay varios miles de usuarios que se han manifestado como afectados de este problema que parece más común de lo que Apple quiere admitir.

La intención de la demanda no pasa por pedir daños morales y demás clásicos, sino tan sólo que Apple sufrague el coste de las reparaciones, tanto las hechas como las por hacer, ya que en algunos casos puede suponer casi el mismo precio que un MacBook de segunda mano.

Y además