Skip to main content

Apple, en problemas: admite que los nuevos iPhone se venden menos de lo esperado

Tim Cook, CEO de Apple

03/01/2019 - 08:29

Los nuevos iPhone fueron anunciados hace sólo unos meses a bombo y platillo, como siempre, aunque según indica Apple no han cautivado al público de siempre. De hecho, la propia compañía ha admitido que el ritmo de ventas es mucho menor de lo esperado, y por eso han tenido que ajustar sus márgenes presupuestarios a la nueva realidad.

En una carta abierta de Tim Cook, CEO de Apple, a sus inversores, no ha tenido problemas en admitir que la firma ganará 9.000 millones de dólares menos de lo esperado, una cantidad considerable que ha hecho que las acciones de Apple se desplomen instantáneamente en bolsa, y eso que aun así los ingresos ascenderán a unos 84.000 millones.

A día de hoy, tal y como Cook admite, los iPhone siguen siendo el principal producto de la compañía, del que depende la mayor parte de los ingresos y beneficios. Una caída en las ventas de un año para otro se nota en el balance contable, tal y como está ocurriendo. El arranque de sinceridad por parte del CEO se debe ni más ni menos a un ejercicio de transparencia habitual y recomendable en una compañía que cotiza en bolsa y que no puede ocultar datos a sus accionistas durante demasiado tiempo.

Guía de regalos y consejos de compra para estos Reyes Magos 2019

El principal problema, más ahora, se producirá a largo plazo. Apple sigue teniendo mucho dinero en caja, una reputación sólida y suficientes ingresos como para tener un amplio margen de maniobra. Lo que pasa es quenada parece indicar que las cosas vayan a cambiar significativamente en el futuro.

El objetivo del fabricante, como el de todos los demás, es diversificar su cartera de dispostivos y hacerse un hueco en el mercado de los servicios digitales, que ofrecen mayor porcentaje de rentabilidad que el del hardware. Está por ver si lo conseguirán.

China, responsable del batacazo

Tim Cook no ha tenido ningún problema en señalar a un país como el principal responsable de las débiles ventas de los nuevos iPhone XR, XS y XS Max: China. Según indica, la desaceleración económica del país asiático ha sido mucho más severa de lo que esperaban en la compañía, reduciendo las ventas de los móviles de Apple por debajo de lo que habían calculado.

Todo parece señalar que al menos por un tiempo el escenario económico en China va a seguir igual, y es que el crecimiento se ha reducido bastante en los últimos años en este país, que ya no crece en cifras superiores al 10% anual.

Además, Apple también indica que hay problemas en otros mercados emergentes, aunque no facilita demasiados nombres.

iPhone XR, análisis

Otros motivos a los que Cook culpa de los malos resultados

Además del escaso crecimiento económico en China, uno de los principales mercados del planeta, Cook ha marcado otros motivos por los que Apple ha tenido problemas serios en el último trimestre del año.

Señala por ejemplo al dólar fuerte en relación a otras monedas como el euro, algo que ha hecho que comprar un iPhone en otros países sea más caro de lo habitual, y eso tiene cierto impacto final sobre las ventas.

Por si eso fuera poco, también se admiten los señalados problemas de producción de iPhone, MacBook y iPad Pro que hicieron durante algún tiempo que el stock fuera limitado, precisamente durante los momentos de más demanda.

Tags:

#Apple

Ver ahora: