Skip to main content

El brazo robot de Google resuelve el cubo de Rubik con una sola mano, y es espectacular

Brazo robot de Google

15/10/2019 - 20:55

Una de las ventajas que tienen los humanos frente al resto de animales, clave para su evolución, son sus manos. Tenemos las manos más evolucionadas de la Naturaleza (en esto también tiene algo que decir el cerebro), y eso nos ha servido para convertirnos en la especie dominante del planeta. Pero ahora los robots nos superan. Google, a través de openAI, ha presentado un brazo robot capaz de resolver el brazo de Rubik con una sola mano, usando únicamente sus dedos.

Muchos de nosotros no somos capaces de resolver el cubo de rubik, y menos aún, hacerlo con una sola mano...

A los robot siempre se les ha achacado sus problemas a la hora de usar sus manos robóticas. Tiene muchas limitaciones a la hora de sujetar objetos y manipularlos al mismo nivel que los humanos. Pero todo eso está cambiando a una velocidad de vértigo, como se puede ver en este vídeo en el que una mano robot resuelve el cubo de Rubik usando inteligencia artificial:

La mano no sigue unos movimientos predefinidos según un patrón concreto. En el vídeo se puede ver cómo es molestada tapando los dedos com un trapo, atrapándolos con un bolígrafo, agregando otros objetos a la mano, y aún así es capaz de superar esos obstáculos, usando la inteligencia artificial.

Esta mano robótica está manipulada por dos redes neuronales que han sido entrenadas mediante simulación. Una red neuronal es un software de inteligencia artificial que funciona como un conjunto de millones de neuronas. No recibe órdenes de lo que tiene que hacer, sino que es entrenada viendo vídeos, fotos o, como es el caso, con una simulación de ordenador que muestra cómo hay que mover los dedos para mover cierta parte del cubo de Rubik.

Para superar esta prueba openAI ha implementado una nueva técnica llamada Automatic Domain Randomization (ADR), que ayuda a la IA a recuperar un punto de partida cuando es interrumpida por los obstáculos que hemos comentado (otros objetos, golpes, bloqueos de los dedos...) y a simular aspectos como la gravedad.

Un humano puede tardar varios años en aprender a resolver el cubo de Rubik con una sola mano. El robot de openAI ha tardado un año, aunque aún no es perfecto. Solo lo resuelve en el 80% de los casos, y el porcentaje baja al 20% cuando el cubo está configurado con un patrón de máxima complejidad. Aún así son datos impresionantes.

El objetivo de este experimento, además de mejorar el diseño de manos robóticas, es demostrar que el entrenamiento mediante refuerzo no es útil solamente para tareas virtuales o informáticas. También puede aplicarse en el mundo real.

No es una tarea sencilla, porque la IA no solo tiene que pensar el movimiento de los dedos. También debe tener en cuenta aspectos como la gravedad y la inercia, para evitar que el cubo se le caiga de la mano cuando lo mueve.

Más:

#Google