Skip to main content

En busca de un nuevo hogar: la NASA afirma que en la Vía Láctea puede haber hasta 300 millones de planetas habitables

Espacio

10/11/2020 - 10:39

Un nuevo estudio de la NASA basado en los datos del fallecido telescopio Kepler calcula que hay al menos 300 millones de planetas potencialmente habitables en la Vía Láctea por su cercanía estrellas similares al Sol. 

Conociendo cómo funciona nuestro planeta y sabiendo que nuestra mayor fuente de vida es el Sol, ya se tienen varios puntos claves con los que empezar a buscar nuevos mundos. La NASA busca una Tierra 2.0 entre los millones de planetas que hay cerca de estrellas como el Sol dentro de nuestra galaxia. 

Un nuevo estudio presentado por la agencia espacial aborda esta posibilidad basándose en los datos recopilados por el telescopio Kepler. Entre 2009 y 2018 este telescopio se dedicó a escudriñar los cielos y de esa observación se consiguió identificar con éxito miles de exoplanetas. ¿Cuántos de estos podría ser un nuevo hogar para los humanos?

Según el estudio publicado en la revista The Astronomical Journal, hay aproximadamente 300 millones de mundos que podrían acogernos. Para ello, es crucial que sean planetas rocosos capaces de soportar agua líquida en su superficie. Lo más interesante es que varios estarían muy cerca, a unos 20 años luz de distancia. En términos galácticos esto les convertiría en vecinos nuestros. 

"Kepler ya nos dijo que había miles de millones de planetas, pero ahora sabemos que una buena parte de esos planetas podrían ser rocosos y habitables", ha explicado el investigador de la NASA y autor principal del comunicado, Steve Bryson. En este informe publicado por la NASA también han participado científicos de todo el mundo, desde Brasil hasta Dinamarca.

Las cifras que barajan son una estimación apoyada por la idea de que en la Vía Láctea hay alrededor de 100 y 400 mil millones de estrellas. Cada una de estas estrellas estaría acompañada por al menos un planeta, por lo que se calcula que hay billones de planetas. Para calcular cuántos de estos planetas podrían contar con las cualidades necesarias para ser habitables se centraron en unos requisitos básicos. 

Se buscaron estrellas similares a la nuestra, con edad y temperatura parecida al Sol. También se destacó los planetas cerca de estas estrellas con un radio similar a la Tierra y que fueran rocosos. Además era necesario que la relación entre el planeta y su estrella también fuera parecida, muy cerca podría evaporar el agua y muy lejos se congelaría. 

Después de calcular estos factores, los investigadores se centraron en una estimación conservadora por la que el 7% de las estrellas similares al Sol podrían albergar mundos habitables. Pero la tasa podría llegar al 75%, dijeron los científicos, es decir, podrían haber tres mil millones de planetas con las cualidades necesarias. 

Tras el final del telescopio Kepler, se han creado otros cazadores de planetas como la misión TESS por la que se seguirá analizando estos datos y ajustando las estimaciones. Este estudio, aunque, lejos de dar certezas, muestra la confianza de los científicos para seguir buscando nuevos mundos.