Skip to main content

La Comisión Europea anuncia una ley que busca reducir la dependencia tecnológica y fabricar el doble de semiconductores

Semiconductor

Depositphotos

16/09/2021 - 10:09

La crisis de semiconductores ha evidenciado la dependencia tecnológica de la Unión Europea y se trabaja en atenuar esta situación.

La crisis de los semiconductores no acabará este año y todavía no se sabe si lo hará el próximo o si se alargará a 2023, como anuncian algunos fabricantes. Hay escasez de componentes y una gran dependencia de países lejanos que colocan a la Unión Europea en una posición complicada, tanto en el sector tecnológico como en el del automóvil que ya está dañando a la economía.

Esta circunstancia empuja a tomar decisiones y en la Comisión Europea se apuesta por un ambicioso plan enfocado a la fabricación de semiconductores que sirva para doblar el número que se desarrolla en la actualidad. Se va a invertir para que en 2030 se fabriquen el 20 % de estos componentes a nivel global cuando en este momento nos encontramos en el 10 %.

Según recogen en Cinco Días, Ursula Von der Leyen, presidenta del Ejecutivo Comunitario, afirma que se quiere dar forma a "un ecosistema europeo de chips de última generación, que incluya su fabricación, garantice nuestra seguridad de suministro y desarrolle nuevos mercados para una tecnología europea pionera". 

Para conseguirlo habrá que hacer un esfuerzo en distintos frentes, no solo hay que investigar, construir la infraestructura y producir, también se debe seguir negociando con terceros para conseguir el material y es necesario que exista una cooperación entre los países de la Unión Europea.

Tal como se sabe desde hace tiempo, en Estados Unidos también se ha iniciado un movimiento similar que apuesta por fabricar sus propios componentes y no depender de otros, pero además competir en lo posible con los países asiáticos en un momento en que la guerra comercial está lejos de atenuarse.

El impulso de la Unión Europea estará acompañado por Intel y su objetivo de construir dos fábricas en esta década para abastecer a estos países. Aunque de momento no se puede adelantar en dónde se situarán ni demasiados detalles.

Con este proyecto, en la Comisión Europea se trata de evitar estar "demasiado expuestos a los altibajos que ocurran en el mundo", aunque es una lástima que estos movimientos lleguen cuando ya nos encontramos en medio de la crisis en vez de haber sido previstos con anterioridad.

Etiquetas:

#Tecnología

Y además