Logo Computerhoy.com

Europa exige como mínimo 5 años de actualizaciones de seguridad y 3 de sistema operativo a fabricantes de smartphones

Foto del redactor Carolina González ValenzuelaFoto del redactor Carolina González Valenzuela

Redactora de Tecnología

union europea

Depositphotos

Foto del redactor Carolina González ValenzuelaFoto del redactor Carolina González Valenzuela

Redactora de Tecnología

La UE se ha puesto seria con las empresas que venden smartphones y ha establecido unos requisitos muy estrictos que incluyen cinco años de actualizaciones de seguridad y tres años de actualizaciones del sistema operativo asegurados.

La Unión Europea se pone seria con lo que respecta a las empresas de smartphones y es algo que ya estamos viendo con, por ejemplo, la reciente aprobada ley que exige que todos los teléfonos inteligentes cuenten con carga USB-C para 2024.

Pues bien, esta, junto con otras ultimas medidas son algo más agresivas y, como no podía ser de otra forma, podría alterar fundamentalmente el panorama de los teléfonos.

Tan solo recordemos como hace apenas unos días, la UE publicó una iniciativa que quiere convertir en ley, que hace referencia al aumento el ciclo de reparación, la duración de la batería de los móviles, y el soporte de las actualizaciones de software, del que hoy hablamos.

Dichas actualizaciones de seguridad y del sistema operativo deben llegar a los usuarios "a más tardar dos meses después del lanzamiento público". El matiz es importante: no es a partir del lanzamiento, sino cuando deja de fabricarse.

Por otro lado, esta iniciativa propone obligar a los fabricantes a mantener piezas y componentes de 15 partes del móvil, al menos durante 5 años desde el lanzamiento de un móvil. Durante esos 5 años el usuario debe poder reparar cualquier avería sin problema alguno.

"Los dispositivos suelen ser sustituidos prematuramente por los usuarios y, al final de su vida útil, no son suficientemente reutilizados o reciclados, lo que supone un desperdicio de recursos", explican.

En cuanto al aspecto de soporte de actualizaciones, se busca obligar a las empresas a que desplieguen actualizaciones más duraderas que no solo incluyan sus grandes teléfonos insignia, si no también aquellos que se encuentran en los estratos más bajos, ya que estos no suelen recibir compromisos de actualización a largo plazo por parte de los fabricantes.

Con todo esto sobre la mesa, algunas de las propuestas podrían entrar en vigor a finales de año, y la mayoría de ellas se adoptarían 12 meses después de su aprobación.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Actualizaciones, Smartphones, Unión Europea