Skip to main content

Explota una de las naves de SpaceX: durante una prueba la nave SN1 ha saltado por los aires

SpaceX
-

02/03/2020 - 09:03

No siempre salen las cosas bien a la primera. No es una situación ideal ni común, pero los experimentos más caros y delicados también pueden sufrir accidentes como este. SpaceX ha perdido una de sus naves prototipo, para llevar a los primeros seres humanos a Marte, en un accidente. 

Los ingenieros de la compañía espacial de Elon Musk estaban realizando una prueba de presión cuando la nave explotó literalmente. Las imágenes no dejan margen de duda, pocas piezas de la nave han debido quedar enteras tras la enorme explosión. 

El vídeo del incidente dura apenas tres minutos, en él se ve cómo el prototipo de nave salta por los aires. Según informa la propia descripción del vídeo, se trataba de una prueba de presión criogénica, pero uno de los tanques se llenó de nitrógeno líquido desencadenando el estallido. 

No es la primera vez que la compañía se enfrenta a un problema de estas características. En noviembre de 2019, otra prueba de presurización lanzó a kilómetros de distancia la parte superior de la nave. No obstante, estos fallos no frenan los planes de investigación y preparación de las naves que tiene SpaceX. 

La compañía no pierde el tiempo lamentándose por el error, cuando todavía se estaban recogiendo los restos del SN1, el SN2 ya se estaba preparando para seguir con las pruebas. El CEO de la empresa, Elon Musk ha publicado en sus redes sociales el arsenal de prototipos de naves espaciales con los que cuentan, recambios necesarios para que estas explosiones no frenen el trabajo. 

Recordemos que las naves, una vez estén listas, serán las encargadas de trasladar a los primeros seres humanos hasta el planeta Marte, donde la empresa también estudia cómo crear allí la primera colonia con personas. 

Por el momento, ni Elon Musk ni ningún portavoz de SpaceX han realizado declaraciones sobre esta última explosión. En unos meses, estas naves deberán estar listas para realizar un prueba aún más complicada, alcanzar los 20 km de altitud