Skip to main content

GitHub congela 21 TB de código en el Ártico para que se conserve durante 2.000 años

Artic Code Vault

GitHub

20/07/2020 - 12:03

Tras anunciarlo el año pasado y a pesar de las dificultades provocadas por la COVID-19, GitHub ha conseguido llevar a cabo su proyecto de conservación. Ha escondido en las profundidades del Ártico su repositorio para que se guarde para las futuras generaciones.

En una cueva fría, oscura y seca, a 150 metros de profundidad se guardan los principales conocimientos de la humanidad. El proyecto Arctic World Archive buscar preservar todo el conocimiento alcanzado y desarrollado por los seres humanos durante toda su existencia y protegerlos de cualquier desastre. 

Allí es hasta donde se han desplazado los custodios de GitHub para guardar 186 rollos de información. GitHub es el repositorio de programación más grande del mundo. La comunidad en la que todos los desarrolladores tienen la oportunidad de compartir su trabajo. Actualmente, según la propia GitHub, hay más de 100 millones de repositorios online, 50 millones de desarrolladores y más de 2,9 millones de empresas (diferente código) en GitHub.

Este universo digital es la base de muchos de los programas que usamos a diario con nuestros dispositivos y forma ya parte de la historia de la humanidad, por lo que debía ser conservado. Así lo ha anunciado GitHub, celebrando que la iniciativa Artic Code Vault se ha llevado a cabo con éxito. 

Una vez se aseguraron que era seguro viajar a Svalbard por las circunstancias actuales, emprendieron el viaje: "Nos complace informar que el código fue depositado con éxito en la Bóveda de Código del Ártico el 8 de julio de 2020". Lo han conseguido gracias a la empresa noruega Piql que fabrica el microfilm en el que se han "impreso" los 21 TB de información. 

En total se han fabricado 186 rollos de película analógica de múltiples capas que conservaría estos datos unos 750 años en condiciones normales. La temperatura y sequedad de la mina de carbón del Ártico en la que se encuentran ahora ayuda a que ese periodo de conservación aumente hasta los 2.000 años

Otro detalle interesante de los rollos de piqlFilm es que son legibles tanto por un ordenador como por una persona con una lupa. No se sabe en qué condiciones se encontrará la Tierra o la tecnología cuando sea necesario rescatar este repositorio de su confinamiento. 

No es el único lugar en el que GitHub confía para guardar sus datos, además de los centros de datos tradicionales, utiliza también otros medios como la Biblioteca Bodleian de la Universidad de Oxford o la Software Heritage Foundation. "Los futuros historiadores podrán aprender sobre nosotros a partir de proyectos y metadatos de código abierto" aseguran desde GitHub. Es más, con la Universidad de Standford llevan a cabo un estudio del trabajo de todos estos desarrolladores para analizar el contexto cultural y realizar un análisis histórico y social de nuestra época y la tecnología que nos acompaña en el día a día. 

Todos los desarrolladores que han contribuido con su trabajo a crear este repositorio de datos y conocimiento cuentan ahora con una insignia especial. A partir de ahora en la plataforma se podrá ver en la información de cada desarrollador quién ha formado parte de este proyecto y cuya contribución está guardada en esta biblioteca para la eternidad.