Logo Computerhoy.com

Inventan unas pinzas robóticas flexibles que pueden manejar incluso yemas de huevo y hasta cabello humano

Esta es la nueva técnica que han descubierto investigadores para poder crear pinzas capaces de manejar objetos sumamente sensibles.

Pinzas robóticas flexibles

Nature Communications

Foto del redactor David Hernández

Redactor Colaborador

Si bien el nicho de mercado de las pinzas robóticas ha mejorado ostensiblemente en estos últimos años, pudiendo muchas de ellas sostener copas de vidrio o incluso pelotas de golf, hasta ahora no se había dado el paso para fabricar una pinza robótica capaz de manejar cosas tan delicadas como yemas de huevo o incluso cabellos humanos.

Y ahora investigadores de ingeniería de la Universidad Estatal de Carolina del Norte han desarrollado un nuevo tipo de pinza robótica flexible que está inspiradas en el arte del kirigami, capaz de levantar delicadas yemas de huevo sin romperlas y hasta de levantar un cabello humano.

Los investigadores explican en el comunicado que estas pinzas están hechas de láminas de tereftalato de polietileno (PET) que se usan sobre todo en la industria del envasado de alimentos. Así que han conseguido desarrollar nuevas técnicas que utilizan el kirigami para convertir láminas 2D en estructuras 3D curvas mediante cortes paralelos.

Pinzas robóticas flexibles

Nature Communications

Para ello se cortaron hendiduras paralelas en las hojas usando un cortador láser antes de estirarlas para formar su forma en 3D. Posteriormente la forma final de la estructura 3D acabó estando determinada en gran parte por el límite exterior del material. Así que este diseño final consiste en tirar de dos asas para apretar el mecanismo de agarre con forma de garra y recoger objetos blandos.

Así que con esta forma, las pinzas son capaces de agarrar la parte inferior del objeto y se entrelazan como una jaula para crear un compartimento seguro y así poderlo sostener.

Trasladaron dicha utilidad a la creación de pinzas capaces de agarrar y levantar objetos que van desde una yema de huevo hasta cabello humano.

En el informe explican que las pinzas convencionales son capaces de agarrar un objeto con firmeza, pero esto puede ser un problema para intentar agarrar objetos frágiles. Pero gracias a sus pinzas, que esencialmente rodean un objeto y luego lo levantan, les permite “agarrar” y mover incluso objetos delicados sin sacrificar la presión.

Pero además de utilizar su técnica para pinzas robóticas, consideran que esta nueva tecnología podría ser capaz de diseñar tecnologías biomédicas que se ajusten a la forma de una articulación, como la rodilla humana.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.