Skip to main content

Mark Zuckerberg perdió 1.000 millones de dólares cada hora en la gran caída de ayer

Mark Zuckerberg CEO de Facebook

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook

Flickr

05/10/2021 - 08:40

Facebook ya ha recuperado la normalidad casi por completo tras seis horas con el servicio interrumpido y grandes pérdidas.

Durante la tarde de ayer se cayeron WhatsApp, Facebook e Instagram y muchos barajaron la idea de que no volviesen a funcionar correctamente. Sin embargo, a partir de medianoche empezaron a reestablecerse las conexiones. Pero todo esto ha tenido un coste para la empresa y su CEO.

En Bloomberg han cuantificado la caída y los números son bastante desastrosos para Mark Zuckerberg con pérdidas de hasta 6.000 millones de dólares en una sola tarde. Además, estas se sumaron a las que venían produciéndose en las últimas semanas.

No podemos olvidar que Facebook ya se encontraba en una semana especialmente complicada debido a las investigaciones que están realizándose sobre los efectos de Instagram en los adolescentes o si contribuyó de algún modo al asalto al Capitolio.

En la jornada de ayer las acciones de Facebook cayeron un 5 % y suman un descenso del 15 % desde mediados de septiembre. En cuanto a los efectos de estas cifras en el bolsillo de Zuckerberg, ahora tiene 121.600 millones de dólares.

En el ranking de personas más ricas, ha pasado del cuarto al quinto lugar al ser adelantado por Bill Gates. Justo hace un año fue superado también por Elon Musk.

Aún se mantienen muchas dudas sobre lo que ocurrió ayer y sigue ganando enteros la idea de que todo fue provocado por un fallo humano, pero es probable que durante la jornada de hoy obtengamos más detalles al respecto. Lo único que sabemos a ciencia cierta es que fue una caos en las mismas oficinas de Facebook.

La empresa se encuentra en un momento algo crepuscular, pero sigue siendo un gigante de enormes proporciones. Veremos si consiguen solventar los problemas que sufren en la actualidad y reactivar sus servicios de tal manera que consigan vencen la inercia que llevan. Lo que está claro es que grandes caídas como la de ayer no ayudan.