Skip to main content

¿Merece la pena comprar un router de segunda mano?

Router WiFi AVM

22/05/2018 - 11:59

De todos los dispositivos que hay en una casa, el router es de los más importantes. Gracias a él dispones de Internet en todo tipo de aparatos, así que merece la pena comprar un router, pero ¿nuevo o de segunda mano?

Si estás pensando en comprar un router usado, hay varias cosas que deberías tener en cuenta. Para empezar, que tu compañía telefónica está obligada a cederte uno durante el tiempo que dure tu contrato, aunque siempre es mejor tener un router libre y más completo.

Sin embargo, la opción de hacerte con uno de segunda mano quizás no sea tan buena como aparenta. A continuación enumeramos algunos motivos a favor y en contra de comprar routers de segunda mano.

Siempre depende del caso y el uso que le vayas a dar, aunque en líneas generales estos consejos sirven para cualquier usuario.

¿Por qué querrías comprar un router usado?

Hay varios motivos por los que querrías hacerse con un router de otra persona. El ahorro económico es el primero y principal, y es que como es lógico sale más barato que comprar uno nuevo. La pregunta importante aquí es ¿cuánto te ahorras? ¿Compensa?

Debes tener en cuenta que estos dispositivos son en su mayoría de operadoras, es decir, de clientes que jamás los devolvieron como marca que deben hacer al terminar el contrato.

Así es como debes colocar las antenas de tu router para mejorar la señal

Evidentemente esto hace imposible que el router que vas a comprar de segunda mano sea mejor que el que te instala cualquier compañía telefónica, así que quizás te compensa más quedarte con el que tienes o pedir a la operadora que te instale el último modelo de su catálogo.

Si lo vas a utilizar para crear una red WiFi para tu segunda vivienda, hay mejores opciones, más completas y no mucho más caras. Además debes tener siempre presente que la variedad de modelos en el mercado de segunda mano es limitadísima, sin duda porque no son muchas las personas que dan el paso y se compran su propio router. En la mayoría de los casos son modelos limitados, sin WiFi AC y con un alcance bastante corto.

Motivos para comprar un router nuevo en su lugar

El principal motivo para comprar un router flamante y nuevo es que el ahorro que supone no compensa. Actualmente hay routers muy buenos por menos de 50 euros, aunque también los hay más básicos por debajo de los 20 euros, sin WiFi AC pero suficientes para una segunda residencia o para ampliar la cobertura de tu red a toda la casa.

Como puedes comprobar, no hay mucha diferencia de precios, aunque si lo compras nuevo tendrás garantía de tienda y fabricante, como manda la ley.

Por si fuera poco, en tiendas online como Amazon o PcComponentes puedes encontrar modelos de marcas líderes como AVM, firma alemana que dispone de routers con sistema operativo propio.

Dicho esto, lo único que justifica buscar un router de segunda mano es que encuentres un modelo de gama alta mucho más barato en Wallapop y otros servicios similares. Estos modelos cuestan varios cientos de euros, por lo que cualquier ahorro puede ser importante. Eso sí, no son muchos los modelos de gama alta disponibles así que es difícil encontrarlos de segunda mano.