Skip to main content

El MIT ha dado con la forma de mejorar la conexión WiFi cuando somos muchos en casa

Hogar conectado

19/08/2019 - 09:01

Ver un contenido por streaming cuando estamos solos en casa es fácil, pero cuando está el resto de la familia la cosa cambia. Empiezan a fallar las emisiones y aparece la imagen pixelada, lo cual puede fastidiar un buen partido de fútbol o una película de suspense.

Por suerte, la tecnología va evolucionando a mejor y lo hace gracias a equipos de investigadores como los del MIT que han estado trabajando en un nuevo método que elimine esa reducción de la velocidad de la conexión WiFi cuando tiene que servir a varios usuarios a la vez

Por el momento, cuando se encuentra varias personas en una misma red WiFi consumiendo vídeos por streaming, la banda se divide por igual según el número de usuarios para que a todos les toque el mismo ancho de banda, aunque no todos los contenidos requieran esa porción. 

7 cosas que pueden estar haciendo que tu WiFi vaya lento

Esto implica que si una persona está viendo un partido de fútbol en directo a la vez que otra ve un vídeo en YouTube de baja calidad, la primera persona tenga problemas con la conexión. Esta división es la que viene a solventar el sistema Minerva creado por el MIT.

Minerva se encarga de analizar el contenido previamente y saber cuanto ancho de banda necesitaría cada uno para emitirse sin parones ni ningún otro fallo. Según la información escogida, el protocolo dividirá la señal WiFi según las necesidades de cada uno siendo una repartición más justa.

Este sistema, según las pruebas realizadas por el MIT, consigue reducir ese tiempo de espera o latencia casi a la mitad y en un tercio de los casos fue capaz de ofrecer mejoras en la calidad de reproducción de los vídeo similares a lo que sería pasar de 720p a 1080p.

Además, este protocolo podría incluirse en nuestros proveedores de vídeo sin necesidad de cambiar ningún hardware, reemplazando directamente el protocolo TCP/IP estándar. Aunque por el momento se trate de un sencillo estudio del MIT, se trata de una novedad bastante viable con la que pronto podríamos notar una mejora de las emisiones de vídeo por streaming. 

Más:

#actualizado

Ver ahora: