Logo Computerhoy.com

Ordenadores 100 veces más potentes: el plan de la NASA para conquistar las estrellas

Espacio
Logo NASA Falcon 9

La mayor agencia aeroespacial del mundo tiene planes muy ambiciosos para esta década y las que vienen. Por ello, la idea de la NASA es mejorar sustancialmente los ordenadores actuales. Sus planes precisan de equipos 100 veces más potentes.

La NASA ha concedido un contrato de 50 millones de dólares a Microchip Technology, el gigante de los microcontroladores, para desarrollar procesadores de nueva generación que permitan a los ordenadores espaciales ser 100 veces más rápidos que los actuales.

Si la NASA quiere cumplir su objetivo de explorar más profundamente el sistema solar, va a tener que desarrollar ordenadores avanzados capaces de realizar complejas tareas de navegación y comunicación para todo tipo de hardware, desde naves espaciales hasta rovers robóticos. 

Por ello, la agencia espacial estadounidense quiere una línea de procesadores resistentes que no solo puedan sobrevivir a entornos difíciles con temperaturas extremas y alta radiación cósmica, sino que también tengan, al menos, 100 veces la capacidad de cálculo de los quipos actuales del espacio.

"Este procesador de vanguardia para vuelos espaciales tendrá un impacto tremendo en nuestras futuras misiones espaciales e incluso en las tecnologías aquí en la Tierra", dijo esta semana Niki Werkheiser, directora de maduración tecnológica de la Dirección de Misiones de Tecnología Espacial.

La NASA ha recurrido a Microchip Technology, una empresa de Arizona fundada en la década de 1980 y famosa por su línea de chips PIC, para que desarrolle su chip espacial de próxima generación.

El contrato de 50 millones de dólares financiará los esfuerzos de Microchip para diseñar y fabricar el llamado procesador HPSC (High-Performance Spaceflight Computing) durante tres años. La NASA quiere que la arquitectura del chip sea fiable, tolerante a los fallos y mucho más potente.

hubble vs webb

El diseño del procesador tiene que ser lo suficientemente general como para soportar una amplia gama de aplicaciones, como: la IA, la computación de borde, la transmisión de datos por Ethernet y otros sistemas de comunicación.

Microchip tendrá que pensar en cómo se puede adaptar el chip para gestionar todo tipo de misiones espaciales, en un momento en el que la Luna y Marte se ven más cerca que nunca.

"Nuestros ordenadores actuales para vuelos espaciales se desarrollaron hace casi 30 años. Aunque han servido bien para las misiones anteriores, las futuras misiones de la NASA exigen un aumento significativo de las capacidades informáticas", explica Wesley Powell, principal tecnólogo de aviónica avanzada de la NASA

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además