Logo Computerhoy.com

La serie RTX 4000 de NVIDIA podría ser mucho más potente de lo esperado

Gaming
análisis RTX 3070 Ti

Todos esperamos con expectación la salida de las nuevas tarjetas gráficas de NVIDIA. La serie 4000, o Lovelace por su nombre de arquitectura, tiene todas las papeletas para salir a final de año y podría ser mucho más potente de lo que se creía.

En dos años hemos pasado de tener la mayor crisis de la historia del sector, con la brutal escasez de semiconductores y los mineros haciéndose con toda GPU que salía de fábrica. Ahora estamos ante un nuevo amanecer gamer, por disponibilidad, precio... y futuras tarjetas.

Pese a que ahora lo veamos con otros ojos, hace unos meses NVIDIA se adelantaba al resto de compañías reservando fundiciones solo para ellos, por lo que tuvo que pagar una morterada de dinero para asegurarse que las RTX 4000 saliesen en abundancia. Ahora estas están muy cerca.

Las últimas noticias llegan vía Twitter, donde un filtrador afirma que NVIDIA está probando actualmente una variante de su GPU AD102 con unos asombrosos 18.176 núcleos CUDA, es decir, casi el doble de núcleos que la Nvidia RTX 3090 Ti, actualmente la mejor tarjeta gráfica del mercado.

Kopite7kimi llama a la tarjeta "la bestia", y eso es totalmente apropiado si las especificaciones filtradas se acercan a lo que la tarjeta real tiene en el lanzamiento.

Además de los 18.176 núcleos CUDA, la GPU AD-102-450-A1 también soportará 48 GB de VRAM GDDR6X y podría tener una potencia nominal de unos 800 W de TDP, lo que concuerda con mucho de lo que hemos oído sobre el diseño de Lovelace, que consume mucha energía.

Hay otras cosas que podríamos deducir de estas especificaciones. Suponiendo que no haya algún otro cambio arquitectónico revolucionario en los multiprocesadores de rayos (SM), cada SM debería tener 128 núcleos CUDA, lo que significaría que la tarjeta tendría 142 SM.

Si Lovelace sigue el ejemplo de Ampere e incluye cuatro núcleos de tensor por SM, eso significaría 568 núcleos de tensor capaces de acelerar las operaciones FP32 avanzadas necesarias para el aprendizaje automático y las funciones de trazado de rayos de la tarjeta.

En total, esto supone un aumento del 70% respecto a la RTX 3090 Ti, pero el aumento de rendimiento real podría ser incluso mayor que eso.  

No podemos decir con certeza si se trata de una muestra de ingeniería de una RTX 4090 Ti o de alguna otra variante de gama alta de la BFGPU de nueva generación.

Lo que se espera es que este nuevo diseño sea una tarjeta de consumo para usuarios entusiasta y profesionales, a caballo entre una tarjeta que un gamer muy exigente y un trabajador de entornos 3D necesita.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además