Skip to main content

La UE podría prohibir el uso del reconocimiento facial en lugares públicos hasta 5 años

Reconocimiento facial

20/01/2020 - 19:56

La Unión Europea podría prohibir el uso del reconocimiento facial en lugares públicos en un período de hasta cinco años. El objetivo de esta medida sería analizar los riesgos que supone la utilización de esta tecnología para prevenir posibles abusos.

En los últimos años, el empleo de sistemas de reconocimiento facial e Inteligencia Artificial en los sitios públicos por parte de los Estados ha levantado ampollas y suscitado la polémica. Sus detractores defienden que esta tecnología viola la privacidad de los usuarios, y también señalan que se utiliza como una herramienta para el control de la población.

La UE no es ajena a este debate, y con la finalidad de garantizar un buen uso de esta tecnología, se está planteando la posibilidad de prohibir el uso del reconocimiento facial en los lugares públicos durante un período de tiempo de entre tres y cinco años.

Escucha"Episodio #34: Reconocimiento facial - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

Así lo manifiesta la Comisión Europea en el borrador del Libro Blanco sobre Inteligencia Artificial (IA) que está preparando. El organismo comunitario reflexiona acerca de la necesidad de introducir una nueva normativa estricta para reforzar las regulaciones existentes que protegen la privacidad y los datos personales de los ciudadanos europeos.

"Sobre la base de estas disposiciones existentes, el futuro marco regulatorio podría ir más allá e incluir una prohibición por tiempo limitado del uso de la tecnología de reconocimiento facial en espacios públicos", señala el documento.

El borrador admite que, además de ventajas y nuevas oportunidades, el reconocimiento facial también entraña nuevos riesgos que es necesario valorar. Por este motivo se hace necesario un período de prohibición de estos sistemas, durante el que "se podría identificar y desarrollar una metodología sólida para evaluar los impactos de esta tecnología y posibles medidas de gestión de riesgos".

No obstante, el documento indica que se podrían hacer excepciones a la prohibición para proyectos de seguridad, así como para investigación y desarrollo.

Ahora, el borrador será estudiado y su versión final se presentará el próximo mes de febrero.