Skip to main content

La última actualización para Windows 10 no te deja usar la impresora

prueba impresora

Depositphotos

14/06/2020 - 11:36

Un fallo con las dos últimas actualizaciones acumulativas de Windows 10 evita que los usuarios puedan utilizar ciertas impresoras populares del mercado, y Microsoft ya trabaja en una solución.

La última actualización acumulativa para Windows 10 lanzada en junio trae una serie de incompatibilidades con las principales impresoras del mercado, haciendo que el sistema no las reconozca y por lo tanto no puedas imprimir tus documentos.

Ayer ya reportamos un fallo con la última actualización acumulativa de Windows 10 que evitaba que pudiéramos abrir una serie de aplicaciones, haciendo referencia principalmente a las de Office, y la comunidad de usuarios ha reportado dos nuevos problemas relacionados con estas mismas actualizaciones, y que ahora hace imposible imprimir ningún documento.

De esta manera las actualizaciones acumulativas Windows 10 KB4560960 (versión 1909) y Windows 10 KB4557957 (versión 2004), están provocando problemas de impresión a modelos de impresoras conocidos como HP, Canon, Panasonic, Brother y Ricoh, incluso algunos usuarios reportan que no podían imprimir archivos del tipo PDF.

Microsoft ya ha reconocido el problema y advierte a los usuarios que “la cola de impresión puede producir un error o cerrarse inesperadamente al intentar imprimir”. Admiten que también este problema “podría afectar a las impresoras basadas en software, como por ejemplo imprimir en PDF”.

Si eres de los usuarios afectados, tienes dos soluciones. Por una parte puedes reemplazar los controladores de tu impresora acudiendo a la página web del fabricante de la misma y descargando los más recientes; o por otra desinstalarte la actualización acumulativa del problema a través de las opciones de Windows 10, actualización y seguridad, ver historial de actualizaciones y seleccionando la que quieres desinstalar.

Es bastante común que tanto con las actualizaciones generales como con las acumulativas se produzcan una serie de compatibilidades o fallos en el sistema. Es por ello, que siempre es recomendable que no te instales las actualizaciones de Windows 10 durante los primeros días, para evitar este tipo de fallos. Para ello siempre puedes pausar las actualizaciones de Windows 10 durante 7 días.

[Vía: Engadget]