Logo Computerhoy.com

La última imagen del James Webb de la NASA tiene locos a los astrónomos: “es como una radiografía"

Ciencia
La última imagen del James Webb de la NASA tiene locos a los astrónomos: “es como una radiografía"

El telescopio espacial James Webb capturó una imagen de los Pilares de la Creación que tiene en vilo a los astrónomos debido a la información que contiene.

El telescopio espacial James Webb fotografió los Pilares de la Creación, consiguiendo una de las imágenes más espectaculares jamás vistas hasta la fecha. Esta imagen capturada gracias a este telescopio permitirá que se estudien las miles de nuevas estrellas que, hasta ahora, quedaban ocultas en las fotografías del telescopio Hubble.

La fotografía tomada tiene una resolución sorprendente y puede ser descargada desde la web oficial del telescopio James Webb para ser admirada en su máximo esplendor. Y, aunque a ojos mundanos pueda parecer únicamente una amalgama de colores bonitos, para los científicos supone mucho más y llevan estudiándola desde su aparición.

¿Qué es lo que ha cambiado respecto a la imagen del telescopio Hubble? La enorme cantidad de detalle que se puede observar en la imagen capturada por el telescopio espacial James Webb ha permitido que salgan a la luz diferentes elementos que antes no eran visibles, siendo los más llamativos unos puntos de color rojo dentro de la imagen.

Estos puntos están presentes en toda la imagen y, en algunos casos, son de pequeño tamaño y en otros llaman bastante la atención. Hasta la captura de esta imagen no se podía distinguir estos elementos y, ahora, los científicos han de descifrar lo que se esconde detrás de estos elementos que se pueden ver en la foto de los Pilares de la Creación.

La fotografía de los Pilares de la Creación ha creado más dudas que respuestas desde su captura por el James Webb

Varios astrónomos han empezado a estudiar estos pequeños puntos rojos que se pueden apreciar en la imagen captada por el telescopio espacial James Webb y la conclusión es que nos encontramos ante protoestrellas. Este término se utiliza para denominar al periodo de evolución de una nube molecular de hidrógeno, helio y polvo hasta conseguir ser una estrella.

Poder la formación de estrellas es un hito y más al detalle que puede ofrecer el telescopio espacial James Webb. Por el momento estas estrellas son todavía demasiado jóvenes y, de hecho, no han empezado a quemar hidrogeno en su interior. Les queda todavía un largo camino para convertirse en estrellas completamente formadas.

Está claro que las imágenes tomada por el James Webb ha supuesto un cambio en la forma de estudio del espacio y de todo lo que contiene. Haber conseguido ver nuevas estrellas de forma tan clara y poder estudiarlas supone un hito para la ciencia. Estas imágenes marcan un cambio en la ciencia tal y como la conocemos.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además