Skip to main content

Vuelve Jetman, el hombre volador, y ahora puede despegar desde el suelo y ascender a 4.000 metros de altura

Jetman

Yves Rossy

20/12/2019 - 18:00

Yves Rossy es lo más parecido que existen en el mundo real a Iron Man. O a Superman. Jetman ha vuelto, y lo hace con un dispositivo volador capaz de despegar desde el suelo y ascender a 4.000 metros de altura a 180 Km/h.

Yves Rossy es un ex-piloto de cazas suizo que ha pilotado aviones como el Mirage III, el Northrop F5 Tiger IIs, o el Hawker Hunter. Ya retirado, su sueño es construir unas alas a reacción sujetas a la espalda, que permitan al ser humano volar sin necesidad de una aeronave. Y lo ha conseguido.

Jetman no solo vuela libre, sino que lo hace sin ningún tipo de joystick o mando de dirección. Controla los reactores inclinando el cuerpo y frema o acelera con unos botones situados en los guantes, como un Iron Man de carne y hueso. Es escalofriante verlo volar a 4.000 metros de altura sin ninguna protección, como puedes ver en este vídeo:

Tras meses de silencio Jetman presentó este verano un nuevo dispositivo volador mucho más avanzado. Es un verdadero VTOL, un dron volador a reacción que puede despegar directamente desde el suelo de forma vertical y autónoma. En versiones anteriores tenía que lanzarse desde un avión en vuelo.

Los nuevos cohetes Jetcat P550 son mucho más potentes y maniobrables. Ahora pueden ascender a 4.000 metros de altitud a 180 Km/h, que es la velocidad a la que el cuerpo humano entra en caída libre. La diferencia es que él lo usa para ascender...

Yves Rossy cada vez está más cerca de conseguir unas verdaderas alas voladoras que pueden hacer que una persona vuele como los superhéroes del cine, despegando desde el suelo.

El sistema de despegue y aterrizaje autónomo aún está en fase de pruebas, aunque ya ha funcionado con éxito sobre un lago, pero solamente ascendiendo unos pocos metros.

Queda por ver si Jetman puede vencer a la gravedad y ascender a 4.000 metros de altura con este sistema. Si lo consigue, ahora sí, ya podremos decir: el ser humano al fin puede volar de forma autónoma.

Más:

#ciencia