Skip to main content

Los amaños llegan a los juegos multijugador online

Los amaños llegan a los juegos multijugador online

25/04/2016 - 11:27

El número de usuarios de juegos multijugador online como Dota 2 o League of Legends no para de crecer. De manera simultánea aumenta el volumen de negocio, el dinero que circula en torno a estos juegos y, de forma inevitable, las apuestas ilegales y los sobornos.

Hasta varios millones de euros es el premio que algunos torneos otorgan a los equipos ganadores. En este aspecto, los juegos online se han convertido en todo un negocio a nivel mundial.

Patrocinadores como Valve o Coca-Cola están poniendo mucho dinero para anunciarse en ellos, llegando a alquilar estadios para retransmitir en directo partidas online de Dota 2. Los llenos y la recaudación están asegurados, como ocurriría con cualquier otro deporte convencional.

Los conocidos como eSports se sitúan así en el ojo del huracán. Moviendo tantos millones, no iban a escapar demasiado tiempo de las mafias, siempre a la caza de nuevos sectores en los que obtener beneficios. Ya son varios los escándalos en los que se han visto envueltos conocidos jugadores de Counter Strike: Global Offensive, de Dota 2 o de League of Legends.

En el último de ellos, según se hace eco Techcrunch, son 21 los jugadores implicados. Todos ellos han sido baneados de por vida de CS: Global Offensive. Al parecer, recibieron items y dinero a cambio de dejarse perder una partida contra un equipo rival en 2015.

También de forma reciente fue desarticulada una red de apuestas ilegales en videojuegos online en Corea del Sur. En ella está implicado Lee “Life” Seung Hyun, famoso jugador y favorito para hacerse con la victoria esta temporada en el Starcraft II. Según fuentes policiales, podría haber recibido en torno a 50.000€ de soborno a cambio de dejarse perder.

Lo complicado de las apuestas y tratos ilegales es que son difíciles de rastrear. Lo son incluso en el mundo real, no digamos ya en el de los juegos multijugador online. Demostrar que un jugador fue sobornado es prácticamente imposible, pues nadie es infalible. De esta forma, las acusaciones pueden hacer mucho daño a reputados jugadores, llegando incluso a acabar con sus carreras.

De ahí la polémica generada en torno a la decisión de Valve de expulsar de forma permanente a los tramposos de Counter Strike. Simplemente es complicado demostrar que perdieron intencionalmente y no de forma deportiva.

Visitamos un estudio de doblaje de videojuegos en Madrid

A la dificultad a la hora de detectar amaños se une la falta de regulación. Los eSports están aún en una fase temprana de su desarrollo, lo que hace que muchas veces se conviertan en un territorio sin ley, más allá de las limitaciones impuestas por la propia jugabilidad del videojuego.

La opción de vender y comprar items a cambio de dinero real hace mucho más fácil los tratos opacos del tipo que se están investigando. Si se puede meter dinero en el juego, habrá delincuentes interesados en hacer tratos con él.

La controversia no se genera en torno a los amaños y apuestas ilegales, cuya existencia ha sido sobradamente demostrada. Lo que enfada a los jugadores más experimentados es la posibilidad de ser baneados para siempre en base a vagas sospechas y suposiciones. Digamos que la presunción de inocencia tiene pequeñas lagunas en el terreno de los juegos multijugador online.

Father.IO, un shooter multijugador masivo en la vida real

Era cuestión de tiempo que alguien viera la rentabilidad que ofrecen juegos con miles de usuarios dispuestos a entrenar y jugar de forma profesional. El volumen de negocio es lo suficientemente tentador como para que se creen mafias en torno a él. Dota 2, League of Legends o Counter Strike son tres de los más populares, pero no se libran otros como Call of Duty o Smite.

Se hace necesaria la creación de una regulación unificada en torno a los eSports, que garantice la limpieza del juego online y los derechos de los jugadores, sean culpables de amaños o no. En este sentido aún falta mucho por hacer.

Así lo declara el famoso comentarista de juegos online Paul “ReDeYe” Chaloner a Techcrunch: “Creo que el principal problema es que no existe suficiente consistencia entre distintos juegos. No tenemos una federación supradeportiva que regule las leyes y las condenas. Creo que las compañías desarrolladoras deberían hacer algo más.”

Ver ahora: