Gafas de realidad virtual HTC Vive, características y configuración

Gafas de realidad virtual HTC Vive, características y configuración

Hace apenas unos días asistimos al estreno de Oculus Rift, las gafas de realidad virtual que dan un salto de calidad con respecto a las Google Cardboard  y Samsung Gear VR, gracias a sus pantallas autónomas diseñadas para la RV, sus sensores de movimiento y toda la potencia de un PC de gama alta.

Hoy se ha iniciado oficialmente la gran carrera de la realidad virtual con el estreno de HTC Vive, que nos sorprende con otro salto evolutivo igual de importante. PlayStation VR, una propuesta más modesta, saldrá en octubre.

HTC Vive ha sido desarrollada por el gigante de la telefonía HTC, y Valve, creadores de Steam, la mayor plataforma de videojuegos del mundo. Presume de ser el sistema de realidad virtual más avanzado. Aunque sus características técnicas relativas a la resolución, calidad de imagen y requisitos son prácticamente idénticas a Oculus Rift, HTC Vive presenta una mejora con respecto a Rift o PlayStation VR. Es la experiencia room-state o, en palabras sencillas, la posibilidad de moverte libremente e interactuar con el entorno virtual. Este espectacular vídeo te muestra los poderes de HTC Vive:

Sus competidores proponen una experiencia que se puede disfrutar sentados, y la interacción con el entorno se lleva a cabo con botones. HTC Vive dispone de un sistema de sensores láser Lighthouse que nos permite andar por la sala. Los mandos con gatillos, control háptico HD y 24 sensores de movimiento consiguen que nuestros brazos se trasladen al mundo virtual con precisión milimétrica para tocar, coger, y manipular los objetos virtuales.

Gafas de RV a partir de 12€ en Amazon

Precio, contenido y características

HTC Vive es el sistema de realidad virtual más avanzado del momento (al menos hasta final de año, cuando Oculus Rift estrene sus mandos Oculus Touch), pero este extra de realismo tiene un precio. El pack de HTC Vive (que incluye los mandos de control) cuesta 899€. Oculus Rift vale 699€ sin mandos de control de movimiento, así que para adquirir un par de Oculus Touch habrá que sumar otros 150€. PlayStation VR cuesta 399€ pero también hay que añadir unos 150€ adicionales para la cámara y un par de mandos Move.

Este es el hardware incluido en el pack de estreno de HTC Vive:

  • Gafas equipadas con 32 sensores para registrar movimientos de 360 grados
  • Resolución de 2160x1200 píxeles (combinados) y tasa de refresco de 90 Hz
  • Ángulo de visión de 110 grados
  • Cámara frontal que permite ver el exterior con las gafas puestas y mezclar elementos del mundo real y virtual (realidad aumentada)
  • Dos mandos con control háptico HD y gatillos, equipados con 24 sensores de movimiento cada uno
  • 2 estaciones base con tecnología láser Lighthouse
  • Auriculares con Sonido 3D
  • Juegos Job Simulator, Tilt Brush y Fantastic Contraption

Gafas de realidad virtual HTC Vive, características y configuración

 

Cómo funciona Oculus Rift, configuración y posibilidades

Configuración

El principal hándicap de HTC Vive son sus requisitos de espacio. Las dos estaciones base deben colocarse en esquinas opuesta a una distancia máxima de 5 metros, así que cubren una sala de un tamaño de 3.5 x 3.5 metros. No es necesario alcanzar esta distancia máxima, se puede usar en una sala más pequeña. El espacio mínimo es 1.5 x 2 metros. Las estaciones base deben colocarse en alto, a la altura de la cabeza:

Gafas de realidad virtual HTC Vive, características y configuración

Hay que tener en cuenta que la sala tiene que estar despejada, si queremos andar por ella. Cada estación base posee su propio cable de alimentación, y al estar en alto hay que idear una forma para esconderlo. Si están muy alejadas una de otra requieren un cable adicional que las una. Además la gafas tienen varios cables que se conectan al PC.

No es una configuración sencilla y muchos usuarios que quieran jugar en salas pequeñas o llenas de objetos, tendrán problemas. A algunos juegos se puede jugar sin las estaciones base, aunque sólo podremos mirar alrededor. Pero la mayoría exigen moverse por la sala e incluso tirarse al suelo, tal como podemos ver en este vídeo:

Gracias a la tecnología Chaperone de Steam, cuando te acerques a los bordes de la sala virtual recibirás un aviso, para que no te choques con las paredes u otros objetos.

La pantalla

HTC Vive dispone de una pantalla AMOLED de baja intensidad. La luz que proyecta hacia los ojos es muy débil, y además las lentes actúan como barrera protectora. Unido a la iluminación global y la tasa de refresco de 90 Hz, evita los mareos y no suponen ningún peligro para la vista.

Las lentes proporcionan un ángulo de visión de 110 grados, que cubre todo el espectro visual. La resolución de 2160x1200 píxeles hay que dividirla por dos, pues se requiere una imagen diferente para cada ojo para generar el efecto 3D, así que la resolución real es 1080x1200 píxeles, inferior a la resolución 1080p (1920x1080 píxeles). Los juegos se ven con una resolución cercana a los 720p.

Una característica única de HTC Vive es que dispone de una cámara en el frontal de las gafas, que permite ver el mundo real incluso con las gafas puestas. Podrás ver quien entra en la sala, evitar obstáculos o coger un objeto del mundo real. Mejor aún: objetos y personas del mundo real se pueden introducir en el virtual. Además de unas gafas de realidad virtual son unas gafas de realidad aumentada, al estilo Hololens.

¿Qué ordenador necesito?

Estos son los requisitos recomendados de HTC Vive:

  • Procesador Intel i5-4590 / AMD FX 8350 o superior
  • 4 GB de memoria RAM
  • Tarjeta gráfica NVIDIA GTX 970 / AMD R9 290 o superior
  • Salida de vídeo HDMI 1.4 o DisplayPort 1.2 (tarjeta gráfica)
  • 1 x USB 2.0
  • Windows 7 SP1 64 bits o superior
  • Cuenta de Steam

Estamos hablando de un ordenador de gama media/alta, pero es compresible porque los gráficos tienen que renderizarse a una resolución 1200p y 90 fps, para generar el efecto de realidad virtual. A ello hay que unir la gestión de las estaciones base y los más de 70 sensores de movimiento que suman las gafas y los dos mandos de control.

¿Quieres saber si tu PC está preparado para conectar unas HTC Vive? Descarga e instala esta herramienta de chequeo llamada SteamVR Performance Test y te dirá si tu ordenador da la talla:

Gafas de realidad virtual HTC Vive, características y configuración

Programas y los juegos

HTC Vive ya dispone de más de 100 juegos, y hay al menos 107 en desarrollo. Al comprar las gafas recibes gratis Tilt Brush de Google, Fantastic Contraption y Job Simulator: The 2050 Archives.

Hoy se han estrenado alrededor de 40 juegos. Hay menos títulos potentes con respecto a Oculus Rift, pues sólo hemos visto Elite: Dangerous, pero a cambio existen una gran cantidad ideados para la realidad virtual, como el viaje submarino TheBlu, la aventura The Gallery, o el shooter Hoover Junkers. Lo mejor son los juegos únicos que sólo son posibles en esta plataforma, pues exigen desplazarse o interactuar con objetos. Es el caso de Job Simulator, en donde tienes que realizar diferentes trabajos en un mundo dominado por robots.

Gafas de realidad virtual HTC Vive, características y configuración

 

En este enlace tienes todos los juegos para HTC Vive en Steam.

HTC Vive cuenta con el apoyo de Steam, y eso es un gran plus. Valve ha desarrollado Steam VR, un dashboard que te permite jugar a miles de juegos de Steam como si los vieses en una pantalla de 100 o 110 pulgadas:

En el futuro incluirá opciones sociales para reunirte con los amigos en modo virtual y jugar a juegos multijugador.

Ya están disponibles plataformas de vídeo como Netflix VR y YouTube VR, y muchas compañías comienzan a crear sus propios productos, como IKEA VR y su cocina virtual, o el capítulo de la serie El Ministerio del Tiempo rodado para la realidad virtual.

¿Cuál es mejor?

Oculus Rift y HTC Vive ya están en las tiendas. Parecen estar un paso por delante de PlayStation VR, pues ofrecen mayor resolución, un sistema de sensores más sofisticado y el PC requerido dobla la potencia de una PS4.

Las gafas Oculus Rift son 200€ más baratas pero no tienen mandos con sensores de movimiento ni registra el desplazamiento por la sala virtual, aunque sí la posición del cuerpo. Las cosas se igualarán un poco a final de año cuando se pongan a la venta los mandos con sensores Oculus Touch, pero sus usuarios tendrán que realizar un desembolso adicional.

Los juegos, técnicamente, son idénticos en ambas plataformas, en términos de resolución, velocidad de refresco y efectos especiales. Parece que Oculus Rift ofrece un catálogo más potente pero HTC Vive posee juegos únicos gracias al desplazamiento, y todo el apoyo de Valve y Steam, con lo que eso significa.

Es una decisión difícil, y hasta que no las probemos a fondo y salgan a la luz las verdaderas virtudes y defectos de cada plataforma, con tan sólo unos días desde el lanzamiento es imposible decantarse por una u otra. Nosotros hemos desglosado sus características. Ahora te toca a tí elegir...

Realidad Virtual: 25 preguntas y respuestas que debes saber