Skip to main content

¿Puede sobrevivir tu PC sin antivirus?

¿Puede sobrevivir tu PC sin antivirus?

Rubén Andrés

04/04/2015 - 10:26

Los ataques de hackers, infecciones masivas de malware en ordenadores o robos de identidad están actualmente a la orden del día. En todo ese entorno hostil, ¿tu ordenador podría sobrevivir sin un antivirus instalado? Aquí te damos algunas claves para hacerlo.

Tú eres el mejor antivirus

Los antivirus son unos programas excelentes que protegen tu ordenador frente a todo tipo de amenazas para la integridad de tu ordenador y la preservación de tus datos y archivos.

No obstante, en determinadas ocasiones, su uso puede suponer un lastre en tu experiencia como usuario.

Esto se hace especialmente manifiesto en ordenadores antiguos o con pocos recursos en los que la vigilancia constante del antivirus ralentiza tanto el sistema que se convierte en un problema más que en una solución.

Por ese motivo, aunque como norma general debes contar con la protección de un antivirus y recomendamos encarecidamente su uso, existen determinados casos en los que es mejor desinstalarlo. Pero a cambio, debes modificar algunos hábitos en el uso de tu equipo.

Para navegar con seguridad debes cambiar algunos hábitos de uso.

Antes de pulsar el botón que desinstalará el antivirus de tu ordenador, debes preguntarte a ti mismo si estás dispuesto a asumir el compromiso de actuar con sentido común a la hora de navegar por la red.

Si eres un habitual de las páginas de descargas de archivos de dudosa procedencia, haces clic sobre todo banner que se te cruza por la pantalla o visitas páginas con contenido para adultos, definitivamente no es buena idea desinstalar el antivirus.

En cambio, si habitualmente navegas por sitios razonablemente seguros, tus descargas de archivos o documentos son desde sus respectivas páginas oficiales y eres consciente de que nadie regala coches ni iPads por ser el visitante 1 millón que visita su página web, ya tienes media batalla ganada.

Google como guardián


Nadie conoce internet y sus recovecos como el omnipresente buscador de Google.

Dado que los robots del buscador de la gran G deben examinar e indexar la mayoría de las páginas web de la red, es capaz de “intuir” si una página web esconde contenido malicioso tras una apariencia normal.

Por ese motivo, si vas a navegar sin la protección de un antivirus, es mejor que lo hagas con un navegador que te proporcione un extra de seguridad.

Este navegador es Google Chrome. No solo por su versatilidad y facilidad de uso, sino por su zona de pruebas (o sistema sandbox), que analiza las páginas antes de mostrártelas y determina si realmente son lo que dicen ser.

Google incorporará soporte HTTP/2 en Chrome

Esta zona de pruebas te protege frente a páginas que contengan malware o que sean sospechosas de phishing. Es decir, páginas falsas que intentan hacerse pasar por otras que sí están verificadas.

Tras instalar Google Chrome en tu equipo, asegúrate de que están activadas las opciones de protección.

Para comprobarlo, haz clic sobre el icono Personaliza y controla Google Chrome, que encontrarás en la esquina superior de su interfaz, y elige Configuración.

A continuación, ve al final de la página de opciones y pulsa sobre Mostrar opciones avanzadas. Después, en el apartado Privacidad, activa la casilla Habilitar protección contra phishing y software malintencionado.

Configura Chrome para que te proteja

Una vez configurada esta opción, cuando Chrome detecte algún comportamiento extraño en la web que vas a visitar mostrará una llamativa pantalla en la que se te advierte del peligro.

Cuando ésta aparezca, haz clic sobre Detalles para saber más sobre el peligro que te acecha o sobre Volver para estar a salvo para continuar tu navegación por otros lugares más seguros.

Google Chrome también puede bloquear ciertas descargas si considera que lo que se está descargando resulta peligroso para tu equipo.

Además de activar estas opciones que refuerzan tu seguridad, procura mantener tu navegador siempre actualizado para contar con las últimas herramientas de protección. Como norma general, esto se realiza de forma automática, pero en ocasiones deberás permitirlo expresamente esa actualización.

Desactiva la ejecución automática de medios


Cuando conectas una unidad USB, cámara o cualquier otro dispositivo a tu ordenador, habitualmente aparece el cuadro de reproducción automática con varias propuestas para abrir el contenido de este dispositivo.

Este comportamiento puede poner en riesgo tu equipo, ya que puede ser aprovechado por algún tipo de malware para instalarse en tu equipo. Por ello, la mejor opción es desactivarlo.

Para desactivar la reproducción automática, accede al Panel de control.

Esconden malware indetectable e imborrable en firmware USB

Dependiendo de la versión de Windows que estés utilizando, puedes hacerlo desde el botón Inicio o con la combinación de teclas Windows + X.

Después, cambia el tipo de vista a Iconos Grandes en el apartado Ver por de la esquina superior derecha y busca la opción Reproducción automática.

Acto seguido aparecerá el cuadro de configuración de la reproducción automática de archivos. Desde este cuadro podrás establecer qué aplicación se iniciará automáticamente para ver los distintos tipos de archivos que contienen los dispositivos que conectes a tu equipo.

En este caso, dado que quieres evitar que el ordenador abra cualquier archivo automáticamente sin tu supervisión, haz clic sobre el botón Restablecer todos los valores predeterminados y desmarca la casilla Usar la reproducción automática para todos los medios y dispositivos. De este modo, no se volverá a mostrar el cuadro de reproducción automática cada vez que conectas un dispositivo. Cuando termines las configuraciones pulsa en Guardar.

Antivirus online


Si aun teniendo cuidado con los archivos que descargas de internet, sospechas que alguno de ellos podría ser nocivo para tu equipo, puedes optar por los análisis de archivos online.

Uno de los servicios de análisis online más fiables es el que ofrece Virustotal desde su página web.

Este servicio ofrece la posibilidad de analizar los archivos sospechosos con más de 50 motores antivirus simultáneamente, por lo que incluso ofrece mayor fiabilidad que los antivirus tradicionales. Además su uso es muy sencillo.

¿Es más seguro tener dos antivirus que uno?

Accede a la página de Virustotal y haz clic sobre Seleccionar para elegir el archivo sospechoso  que se subirá al servicio para su análisis.

Después, pulsa sobre Analizar para iniciar el análisis. Tras esto, el archivo comienza a subirse y a pasar por los diferentes filtros y motores de los antivirus más potentes del mercado.

Cuando termina el proceso, te muestra los resultados de los análisis. Es posible que algunos de ellos den falsos positivos con algunos archivos, revisa qué motores son los que han dado los falsos positivos y si son mínimos, puedes considerar el archivo como seguro y utilizarlo con normalidad.

Para obtener un acceso rápido y cómodo a este método de análisis, puedes crear un acceso directo a este servicio haciendo clic sobre el icono que aparece en la barra de direcciones de tu navegador y arrastrándolo hasta tu escritorio. También puedes añadirlo a los marcadores de tu navegador.

Antivirus bajo demanda


Si a pesar de todo prefieres seguir usando un antivirus, pero quieres evitar que esté permanentemente activo y consumiendo recursos en tu equipo, puedes encontrar un punto medio utilizando antivirus bajo demanda.

A diferencia de los antivirus tradicionales, este tipo de antivirus no está continuamente activo, solo realiza su función cuando tú lo inicies, y volverá a su inactividad al terminar su trabajo, liberando la memoria y los recursos que estaba utilizando.

Uno de los mejor considerados es Clamwin, que además es gratuito. Descarga e instala el programa desde su página web oficial, en lugar de hacerlo desde los cientos de sitios de descargas de software. Este puede ser un buen momento para comenzar a aplicar algunos de los consejos sobre navegación responsable que te hemos dado en los apartados anteriores.

Tras su instalación, inicia ClamWin y actualiza su base de datos de virus haciendo clic sobre el icono Starts Internet Update.

A continuación, haz clic sobre algún archivo con el botón derecho del ratón y elige la opción Scan with ClamWin Free Antivirus. Tras esto comenzará a analizar el archivo y ofrecerá los resultados del análisis en un cuadro emergente.

Cuando termines, haz clic en Close y cesará su actividad hasta que vuelvas a requerir sus servicios.

También puedes programar análisis generales del sistema o de determinadas carpetas.

Para hacerlo, abre la interfaz de ClamWin y haz clic sobre el icono Displays Preferences Window. En el cuadro que aparece, accede a la pestaña Scheduled Scans y haz clic sobre Add. Ahora, indica la periodicidad del análisis y la carpeta que se debe analizar. Pulsa sobre OK y, llegado el momento, ClamWin se iniciará, analizará la carpeta especificada y volverá a cerrarse.

Mantén aislado tu equipo


Otra opción para mantener siempre a salvo tu equipo sin necesidad de utilizar un antivirus que consuma constantemente los recursos de tu equipo es la utilización de programas que aíslan el sistema operativo. De ese modo preservas en todo momento la integridad de tu equipo.

La mejor forma de hacerlo es con el programa Toolwiz Time Freeze.

Descarga e instala el programa en tu equipo y reinícialo.

Cuando se vuelva a iniciar, ejecuta Time Freeze, pero antes de que inicie el entorno seguro, configura algunas carpetas para que conserven los documentos o archivos que se generen mientras Time Freeze esté activo. De esa forma, podrás instalar programas, generar archivos con ellos y devolver el ordenador al estado anterior, manteniendo estos archivos pero no los programas que los han generado.

Virtualizar tu sistema tambien puedes ser eficarz. Aquí tienes Los 5 mejores programas de virtualización

Para activar esta opción, marca la opción Enable Folder Exclusion when Time Freeze is ON.

Después, crea una carpeta en un lugar accesible. Por ejemplo, en el Escritorio. Ahora, en el cuadro de Time Freeze, pulsa sobre Add folder. Utiliza el explorador para buscar la carpeta que acabas de crear y pulsa en OK. La carpeta se añadirá al cuadro de excepciones.

Si lo deseas, para que te sea más cómodo activar y desactivar Time Freeze, puedes activar la barra de estado del programa, que aparecerá en la parte superior de la pantalla.

Haz clic sobre Start Time Freeze para iniciar el entorno seguro. Ahora la barra de estado de Time Freeze ha cambiado e indica que está en funcionamiento.

A partir de este momento, puedes realizar todos los cambios que desees: modificar el aspecto del sistema, instalar o desinstalar programas, desactivar dispositivos. Todo ello con la tranquilidad de que, cuando quieras, podrás volver a dejar tu equipo tal y como lo tenías justo antes de iniciar Time Freeze.

Si quieres conservar algún archivo deberás copiarlo a la carpeta de excepción que has creado en el Escritorio para que no se eliminen al restaurar tu equipo.

Recupera el estado anterior


Cuando hayas terminado de hacer tus pruebas, vuelve a restaurar tu equipo al estado anterior. Hacerlo es tan sencillo como lo fue activar Time Freeze.

Basta con hacer doble clic sobre la barra de estado de Time Freeze para que vuelva a aparecer la interfaz de Time Freeze. Después, haz clic sobre el botón Stop Time Freeze y, a continuación sobre Aceptar.

Acto seguido, tu ordenador se reiniciará. Cuando vuelva a iniciarse, todo volverá a estar tal y como estaba cuando iniciaste Time Freeze, salvo los archivos que hayas guardado en la carpeta de exclusión que configuraste.

Si crees que el programa que has utilizado o los archivos son seguros, puedes instalarlos o utilizarlos en tu equipo de forma habitual sin riesgo alguno para él ya que previamente a comprobado que realmente son lo que decían ser.

Ver ahora:

Sobre el autor

Rubén Andrés

Redactor

Si la tecnología te supone más un problema que una ayuda, es que todavía no te la han explicado de la forma adecuada.

Te recomendamos