Skip to main content

Tu router, el corazón de tu hogar inteligente

Familia en el salón consultando una tablet

AVM

30/11/2021 - 16:37

¿Quieres disfrutar de un sistema domótico también en tu hogar? Entonces, con un router de última generación, podrás lograrlo fácilmente. Nosotros te contamos cómo.

No hace falta disponer de una instalación domótica para empezar a disfrutar de los beneficios de un hogar inteligente. 

Con un dispositivo que está presente en ocho de cada diez hogares (el router con el que te conectas a Internet) y algunos sencillos accesorios, puedes empezar a aprovechar todas las ventajas que ofrece la domótica. ¡Te enseñamos cómo hacerlo mediante cuatro sencillos ejemplos! 

No es oro todo lo que reluce con la domótica 

Uno de cada diez hogares españoles dispone de algún tipo de sistema de domótica, pero las funcionalidades que ofrecen estas soluciones no siempre están a la altura de las expectativas. 

Por un lado, las primeras centrales domóticas (instaladas en viviendas construidas en la última década o como resultado de una reforma) tienen funciones limitadas. 

Sus capacidades no van mucho más allá de subir y bajar las persianas eléctricas, o cortar el gas y el agua, en caso de que se detecte alguna fuga. Además, al tratarse de sistemas cerrados, su actualización es muy complicada y quedan rápidamente obsoletos

Por otro lado, en las soluciones domóticas más modernas, el problema es que conviven diversos ecosistemas de diferentes fabricantes. En primer lugar, están los estándares domóticos propietarios o cerrados como Z-Wave, que solo funcionan con los dispositivos de una marca. 

AVM Smart Home

Los diferentes dispositivos inteligentes que tienes en tu casa (ordenadores, smartphones, tablets, altavoces, consolas o SmartTV) pueden conectarse a Internet y comunicarse entre ellos, en tu red doméstica, gracias a la acción del router.

AVM

En segundo lugar, están también los estándares domóticos abiertos como DECT-ULE, que funciona con los dispositivos de numerosos fabricantes adheridos a la iniciativa, pero compite con otros ‘open standards’ como KNX o ZigBee. 

El resultado es que no todos los dispositivos domóticos son compatibles entre sí y no existe ninguna garantía de que los aparatos que instales hoy sigan teniendo continuidad en el mercado mañana. 

Frente a este panorama aún bastante caótico, hay un dispositivo habitual en los hogares, que cada vez más está asumiendo el papel de corazón de los sistemas de domótica: el router.

Aunque solemos pensar en este aparato como algo que usamos únicamente para navegar por Internet, su capacidad para conectar y gestionar todo tipo de dispositivos en red mediante WiFi lo convierten en un potente hub de domótica. 

VIDEO

¿Qué es WiFi 6 y 6E y qué mejoras aportan?

Con dos ventajas adicionales: el número de productos equipados con conexión 802.11 no para de crecer; y la continuidad de esta tecnología está más que garantizada, todo ello gracias a nuevos estándares inalámbricos cada vez más rápidos, avanzados y seguros como WiFi 6.

Vamos a ver ahora cuatro sencillas aplicaciones que te permitirán utilizar tu router para controlar diferentes funciones de tu hogar inteligente. Todo ello de forma sencilla y a un precio asequible para todos los bolsillos. 

Programa el encendido y apagado de luces 

Empezamos con una aplicación muy básica de la domótica, pero que puede resultar sumamente útil: programar la activación/ desactivación automática de las luces y poder gestionarla a distancia es una funcionalidad muy práctica, ya sea para ahorrar energía o como medida de seguridad cuando te vas de vacaciones, o si tienes una segunda residencia y quieres mantener alejados a los ladrones. 

Para hacerlo, solo necesitas un enchufe inteligente que pueda comunicarse con tu router y que te permita programar el encendido/apagado de las luces. Estos dispositivos se colocan entre la toma de corriente de la casa y el cable de la lámpara o sistema de iluminación que deseas controlar

AVM FRITZ!DECT 200

AVM FRITZ!DECT 200

AVM

Funcionan como un interruptor, con la diferencia de que disponen de una conexión mediante Wi-Fi que permite su activación/desactivación a distancia desde una aplicación móvil o un navegador. 

Para este ejemplo en concreto, usaremos el FRITZ!DECT 200, un enchufe inteligente del fabricante europeo AVM que es adecuado para uso en interiores y exteriores, gracias a su protección antisalpicaduras. Únicamente tienes que seguir estos sencillos pasos:

  • Para empezar, conecta el enchufe inteligente a una toma de corriente normal de tu casa. 
  • Pulsa el botón DECT durante unos segundos, hasta que el led comience a parpadear. 
  • Abre la interfaz web de usuario del router FRITZ!Box y accede al menú de administración de dispositivos
  • Pulsa el botón Conectar un nuevo dispositivo. 

Una vez añadido a tu red doméstica, el enchufe inteligente aparecerá como un elemento más de la misma. Solo tienes que acceder al dispositivo desde tu ordenador o teléfono móvil, para así encender o apagar las luces a distancia, o programar su encendido/apagado a horas determinadas. ¿Fácil, no? 

Otra funcionalidad interesante de un enchufe inteligente como el FRITZ!DECT 200 es que permite medir el consumo de energía del dispositivo que has conectado e, incluso, puede enviarte avisos a tu correo electrónico con un resumen del consumo en el periodo que elijas. 

Este aspecto resulta especialmente interesante para detectar qué aparatos de tu hogar son menos eficientes y cuáles pueden estar engrosando la factura de la luz

Por otro lado, este enchufe cuenta con un modo nocturno que se encarga del encendido y apagado en la salida y la puesta de sol respectivamente. ¡Muy cómodo! 

Instala una cámara de videovigilancia 

Contar con cámaras IP en los hogares es cada vez más habitual, ya sea por seguridad o como medida de precaución, por ejemplo, si quieres saber qué hace tu mascota mientras estás fuera o tener controlada la habitación del bebé. 

También son muy populares las mirillas electrónicas con cámara, que te permiten ver quién llama a la puerta desde el televisor o el móvil, sin tener que levantarte. 

AVM 7590

Con ayuda de un router de última generación como el FRITZ!Box 7590, puedes crear fácilmente un verdadero sistema domótico en tu casa de manera rápida

AVM

Con un router de última generación preparado para la domótica, como el FRITZ!Box 7590, instalar cámaras de videovigilancia y añadirlas a tu red doméstica es muy fácil. Basta con hacer lo siguiente: 

  • Encárgate de instalar la cámara IP donde quieras usarla y conéctala a la corriente. 
  • Sigue entonces todas las instrucciones del fabricante, para así activar la conexión inalámbrica de la cámara
  • Accede a la interfaz de usuario de tu router FRITZ!Box y entra en el menú de administración de dispositivos. 
  • Pulsa el botón Conectar un nuevo dispositivo. 

Por otro lado, ten también en cuenta que, si la cámara está cerca del router, también podrás conectarla directamente con un cable de red. 

En cualquier caso, una vez hecho todo lo anterior, podrás acceder a la cámara y ver las imágenes desde cualquier dispositivo de tu red local (ordenador, smartphone, tablet, etc.). Y, si lo deseas, también podrás configurar la IP de la cámara para poder acceder a la misma cuando estás fuera de casa

No obstante, para poder hacerlo, antes tendrás que autorizar el acceso seguro al dispositivo desde el firmware de tu router. 

Finalmente, si este dispone de un puerto USB, como en el caso del FRITZ!Box 7590, podrás conectar una memoria USB o un disco duro externo y configurarlo para almacenar las imágenes de videovigilancia. Así tendrás un registro de todo lo que ocurra. ¡Máxima seguridad para tu hogar! 

Recibe un aviso cuando acabe la lavadora 

Cada vez existen más electrodomésticos conectados, desde neveras a hornos o secadoras, que se pueden controlar con la voz o que incluso te hacen útiles sugerencias sobre el mejor programa que debes usar. 

Pero si tu lavadora es de la vieja escuela o no puedes permitirte un modelo tan avanzado, aún puedes convertirla en un electrodoméstico ‘inteligente’ que te haga la vida un poco más fácil. 

Para lograrlo, solo necesitas un enchufe inteligente, como el FRITZ!DECT 200 que hemos visto antes, instalado entre la toma de corriente y el cable de alimentación de la lavadora. Jugando un poco con las funciones de conmutación y programación que hemos comentado, puedes hacer varias cosas. 

  • Programar la lavadora para que se encienda por la noche y de este modo aprovechar una tarifa más barata
  • Iniciar el programa de lavado a distancia para que, por ejemplo, la colada esté lista justo cuando llegues a tu casa y así no perder tiempo. 
  • Medir el consumo de energía de la lavadora. De esta manera, podrás comprobar en todo momento qué programas son más económicos. 

Incluso puedes configurar el enchufe inteligente para que envíe un aviso directamente a tu teléfono móvil cuando haya terminado la lavadora, ya que este también detecta cuando el aparato conectado deja de consumir electricidad. ¡De esta forma podrás dedicarte a otras tareas sin tener que estar pendiente de la colada! 

Gestiona también tu termostato inteligente 

Los termostatos inteligentes son otra aplicación clásica de la domótica que está presente en cada vez más hogares. 

La opción más típica es tener un termostato general que controla la calefacción, y que se comunica con tu router mediante WiFi. 

Esto te permite programar el encendido y apagado de la caldera incluso a distancia, por ejemplo para poner directamente la calefacción mientras vas de camino a casa. 

Smart Home with FRITZ!

FRITZ!DECT 301 te permite controlar la temperatura a través del móvil, tablet o PC cuando estás fuera.

AVM

Sin embargo, la domótica de última generación va más allá y actualmente es posible incorporar un termostato inteligente a cada radiador de la casa. 

De este modo, puedes configurar diferentes temperaturas en función de la habitación, o tener la calefacción encendida solamente en algunas estancias

Los mejores routers para domótica, como los de la gama FRITZ!Box, permiten conectar hasta una docena de este tipo de controles para los radiadores y otros dispositivos de climatización. 

Incluso puedes crear plantillas de domótica que agrupen varios dispositivos del mismo tipo, como los termostatos, para de esta manera configurarlos y gestionarlos en grupo, en lugar de tener que hacerlo uno por uno. 

Como puedes ver, disfrutar de las posibilidades que ofrece la domótica es mucho más fácil y económico de lo que parece a primera vista, si cuentas con un router avanzado que te facilite la gestión de este tipo dispositivos. ¡Pon manos a la obra!

Etiquetas:

Hogar, Seguridad, Router WiFi, AVM