Skip to main content

Sony AF8 OLED: así cambia la vida, o no, con una TV de última generación y 65 pulgadas

Sony Bravia AF8 - OLED

23/06/2018 - 10:30

Una TV de última generación, 65 pulgadas, OLED y un precio de cerca de 3.800 euros promete ser la mejor en calidad y experiencia, al menos sobre el papel. Sin embargo, ¿cómo cambia la experiencia de usar la nueva Sony AF8 en el día a día frente a una TV de 400-500 euros?.

En mi caso personal paso de usar durante 4 años y medio una TV LG 37LM620S, con 37 pulgadas de diagonal y de las pocas de aquella época LG que no tienen siquiera panel IPS aunque sí soporte 3D, esa tecnología que parece haber pasado a mejor vida en el hogar.

El cambio con la Sony AF8, sobre el papel, va a ser abismal. Prácticamente doblamos la diagonal, lo que viene a ser casi cuatro TV como la mía situadas en una parrilla 2x2, pero más allá del panel lo que más curiosidad me da es comprobar esa calidad del panel 4K OLED, esos negros puros y el soporte de HDR.

Por tanto, nos enfrentamos a dos vertientes de evolución. La primera y la más lógica: el tamaño de diagonal... ¿será cierta esa frase de cuñado de cuánto más grande mejor? La segunda y más técnica, la calidad de imagen, es de cajón que estamos ante 5 años de evolución tecnológica y tecnologías como el 4K o el soporte HDR además del panel OLED ofrecerán una mejor calidad.

Ahora bien, ¿será tan importante el cambio o la evolución como para justificar esos 3.799 euros?

Diseño minimalista y 65 pulgadas: no apto para todos los salones

Lo que suele suceder al ver una TV de grandes dimensiones en un centro comercial o una tienda y lees las pulgadas de diagonal es que piensas: "no será tan grande..." y los problemas aparecen cuando llega la TV a casa. Recomendamos no apostar por un tamaño de TV concreto sin echar un ojo a las dimensiones físicas de antemano, tanto el ancho como el alto.

En nuestro caso, probamos el modelo top de la gama y de 65 pulgadas de diagonal y pese a tener un diseño sin prácticamente marcos, la TV Sony AF8 ocupa 1,45 metros de ancho y 0,84 metros de alto. La Sony AF8 mide lo mismo que mi TV LG de 37 pulgadas de ancho, marcos incluidos. Como se puede ver en la foto, la diferencia es más que palpable.

Sony 65AF8 vs LG 37
TV LG 37" vs TV Sony AF8 65"

En mi caso, la TV entra en el espacio que hay destinado para ella, quizá algo justa pero entra, y estoy seguro que en muchos hogares esta TV tendrá que sobresalir de las mesas dedicadas a la TV por los laterales, ya que como decimos aunque la TV se aporte en su soporta que está en la parte central, tenemos que contar con prácticamente un metro y medio de ancho disponible.

Otra opción es utilizar un soporte VESA y colgarla en la pared pero, como decimos, necesitas tener mucho espacio disponible para poder situar los 24,4 kg de esta Sony AF8 sin soporte. En el caso de situarla sobre una mesa el peso total (soporte incluido) asciende a 28 kg.

Para el montaje de la misma está altamente recomendado contar con dos personas para evitar daños al panel debido a sujetarlo de manera no correcta aplicando mucha presión sobre el mismo. Las dimensiones de la AF8 hacen muy complicado que se pueda montar y colocar por una única persona. En mi caso personal así ha sido pero, si no queréis tener problemas con la TV o vuestra salud os recomiendo montarla en compañía.

El diseño, eso sí, encajará en cualquier salón o habitación. Es minimalista, casi sin bordes con una peana central muy discreta y, por tanto, un diseño que envejecerá bien.

Más tamaño de pantalla, mismo salón y misma distancia de visionado

Uno de los problemas que ya intuía antes de que llegase la Sony AF8 era que los contenidos que viera en la nueva pantalla iban a ser determinantes para comparar la calidad dado que si mantenemos la distancia desde la que veíamos la TV nos encontramos con un tamaño muy superior.

Si nos paramos a pensar en contenidos TDT, que no son ni HD, por mucho procesador de imagen que aplique efectos y filtros nos vamos a encontrar con pixelaciones notables, más evidentes de lo que ya lo eran con nuestra TV original ya que es el mismo contenido de baja calidad pero prácticamente en una superficie el doble de ancha y de alta, y esas pixelaciones crecen también en tamaño.

Sony Bravia AF8

El resumen es que si no tenemos mucha distancia entre la TV y nosotros tendremos el "efecto cine" en el que nos cuesta abarcar toda la imagen sin necesidad de mover la cabeza y será una sensación algo incómoda. El tamaño importa, y sí, la sensación de cuanto más grande mejor está ahí. Sin embargo, hay que hacer notar el punto anterior de la calidad de los contenidos a ver. Es decir, el tamaño importa pero siempre teniendo en cuenta cuál es nuestra distribución del salón y distancia a la TV.

Otro detalle a tener en cuenta es que este Sony AF8 no tiene altura desde la peana como tal, la televisión de Sony queda prácticamente a ras de la superficie donde la apoyes por lo que quedará ligeramente más baja que la TV que tuvieses. Eso, en gran medida, es gracias al sistema de sonido que integra: Acoustic Surface que genera el audio desde la propia superficie de cristal de la pantalla mediante vibración. También tiene opción, eso sí, de ser colgada en la pared mediante un soporte VESA.

TV siempre despierta: encendido instantáneo

Una de las características más interesantes de las TVs de última generación es que se quedan en un stand-by de muy bajo consumo y consiguen tener un encendido prácticamente instantáneo. De hecho, en este caso en particular, la Sony AF8 viene configurada por defecto en ese modo y puedes encender la televisión y en cuestión de un segundo ya estás en la aplicación o canal donde se apagó. Por ejemplo, si apagaste la TV en Netflix, arrancará directamente con Netflix en pantalla.

Android TV tiene mucho que ver en este tipo de versatilidad y la verdad es algo que se agradece porque, por ejemplo, al tener un Chromecast built-in puedes compartir un vídeo con la TV apagada y directamente se enciende y empieza a reproducirlo.

Sony Bravia AF8

No te das cuenta de la utilidad de este modo hasta que empiezas a usarlo, con mi TV antigua tenías que tragarte sí o sí el tiempo de arranque y logo de LG y son esos segundos de espera los que te ahorras, haciendo la experiencia mucho más natural y fluida: "Quiero ver la TV" ¡Zas! y directamente estás en ello.

Esta opción puede ser desactivada y el apagado conllevaría un stand-by de menor consumo, aunque cada vez que enciendas la TV tardará más en arrancar y no estará disponible para lanzar ningún vídeo o Netflix desde "apagada".

Sony Bravia AF8

En términos de conectividad no tenemos grandes diferencias ya que seguimos teniendo varios HDMI, uno de ellos con soporte ARC, puerto USB, conexión de antena y satélite, audio óptico, y ethernet aunque la TV también integra soporte Wi-Fi.

Sony Bravia AF8

 

Tags:

#Destacado

Ver ahora: