Skip to main content

Sony AF8 OLED: así cambia la vida, o no, con una TV de última generación y 65 pulgadas

Sony Bravia AF8 - OLED

23/06/2018 - 10:30

Una TV de última generación, 65 pulgadas, OLED y un precio de cerca de 3.800 euros promete ser la mejor en calidad y experiencia, al menos sobre el papel. Sin embargo, ¿cómo cambia la experiencia de usar la nueva Sony AF8 en el día a día frente a una TV de 400-500 euros?.

En mi caso personal paso de usar durante 4 años y medio una TV LG 37LM620S, con 37 pulgadas de diagonal y de las pocas de aquella época LG que no tienen siquiera panel IPS aunque sí soporte 3D, esa tecnología que parece haber pasado a mejor vida en el hogar.

El cambio con la Sony AF8, sobre el papel, va a ser abismal. Prácticamente doblamos la diagonal, lo que viene a ser casi cuatro TV como la mía situadas en una parrilla 2x2, pero más allá del panel lo que más curiosidad me da es comprobar esa calidad del panel 4K OLED, esos negros puros y el soporte de HDR.

Missing media item.

Por tanto, nos enfrentamos a dos vertientes de evolución. La primera y la más lógica: el tamaño de diagonal... ¿será cierta esa frase de cuñado de cuánto más grande mejor? La segunda y más técnica, la calidad de imagen, es de cajón que estamos ante 5 años de evolución tecnológica y tecnologías como el 4K o el soporte HDR además del panel OLED ofrecerán una mejor calidad.

Ahora bien, ¿será tan importante el cambio o la evolución como para justificar esos 3.799 euros?

Diseño minimalista y 65 pulgadas: no apto para todos los salones

Lo que suele suceder al ver una TV de grandes dimensiones en un centro comercial o una tienda y lees las pulgadas de diagonal es que piensas: "no será tan grande..." y los problemas aparecen cuando llega la TV a casa. Recomendamos no apostar por un tamaño de TV concreto sin echar un ojo a las dimensiones físicas de antemano, tanto el ancho como el alto.

En nuestro caso, probamos el modelo top de la gama y de 65 pulgadas de diagonal y pese a tener un diseño sin prácticamente marcos, la TV Sony AF8 ocupa 1,45 metros de ancho y 0,84 metros de alto. La Sony AF8 mide lo mismo que mi TV LG de 37 pulgadas de ancho, marcos incluidos. Como se puede ver en la foto, la diferencia es más que palpable.

Sony 65AF8 vs LG 37
TV LG 37" vs TV Sony AF8 65"

En mi caso, la TV entra en el espacio que hay destinado para ella, quizá algo justa pero entra, y estoy seguro que en muchos hogares esta TV tendrá que sobresalir de las mesas dedicadas a la TV por los laterales, ya que como decimos aunque la TV se aporte en su soporta que está en la parte central, tenemos que contar con prácticamente un metro y medio de ancho disponible.

Otra opción es utilizar un soporte VESA y colgarla en la pared pero, como decimos, necesitas tener mucho espacio disponible para poder situar los 24,4 kg de esta Sony AF8 sin soporte. En el caso de situarla sobre una mesa el peso total (soporte incluido) asciende a 28 kg.

Para el montaje de la misma está altamente recomendado contar con dos personas para evitar daños al panel debido a sujetarlo de manera no correcta aplicando mucha presión sobre el mismo. Las dimensiones de la AF8 hacen muy complicado que se pueda montar y colocar por una única persona. En mi caso personal así ha sido pero, si no queréis tener problemas con la TV o vuestra salud os recomiendo montarla en compañía.

El diseño, eso sí, encajará en cualquier salón o habitación. Es minimalista, casi sin bordes con una peana central muy discreta y, por tanto, un diseño que envejecerá bien.

Más tamaño de pantalla, mismo salón y misma distancia de visionado

Uno de los problemas que ya intuía antes de que llegase la Sony AF8 era que los contenidos que viera en la nueva pantalla iban a ser determinantes para comparar la calidad dado que si mantenemos la distancia desde la que veíamos la TV nos encontramos con un tamaño muy superior.

Si nos paramos a pensar en contenidos TDT, que no son ni HD, por mucho procesador de imagen que aplique efectos y filtros nos vamos a encontrar con pixelaciones notables, más evidentes de lo que ya lo eran con nuestra TV original ya que es el mismo contenido de baja calidad pero prácticamente en una superficie el doble de ancha y de alta, y esas pixelaciones crecen también en tamaño.

Sony Bravia AF8

El resumen es que si no tenemos mucha distancia entre la TV y nosotros tendremos el "efecto cine" en el que nos cuesta abarcar toda la imagen sin necesidad de mover la cabeza y será una sensación algo incómoda. El tamaño importa, y sí, la sensación de cuanto más grande mejor está ahí. Sin embargo, hay que hacer notar el punto anterior de la calidad de los contenidos a ver. Es decir, el tamaño importa pero siempre teniendo en cuenta cuál es nuestra distribución del salón y distancia a la TV.

Otro detalle a tener en cuenta es que este Sony AF8 no tiene altura desde la peana como tal, la televisión de Sony queda prácticamente a ras de la superficie donde la apoyes por lo que quedará ligeramente más baja que la TV que tuvieses. Eso, en gran medida, es gracias al sistema de sonido que integra: Acoustic Surface que genera el audio desde la propia superficie de cristal de la pantalla mediante vibración. También tiene opción, eso sí, de ser colgada en la pared mediante un soporte VESA.

TV siempre despierta: encendido instantáneo

Una de las características más interesantes de las TVs de última generación es que se quedan en un stand-by de muy bajo consumo y consiguen tener un encendido prácticamente instantáneo. De hecho, en este caso en particular, la Sony AF8 viene configurada por defecto en ese modo y puedes encender la televisión y en cuestión de un segundo ya estás en la aplicación o canal donde se apagó. Por ejemplo, si apagaste la TV en Netflix, arrancará directamente con Netflix en pantalla.

Android TV tiene mucho que ver en este tipo de versatilidad y la verdad es algo que se agradece porque, por ejemplo, al tener un Chromecast built-in puedes compartir un vídeo con la TV apagada y directamente se enciende y empieza a reproducirlo.

Sony Bravia AF8

No te das cuenta de la utilidad de este modo hasta que empiezas a usarlo, con mi TV antigua tenías que tragarte sí o sí el tiempo de arranque y logo de LG y son esos segundos de espera los que te ahorras, haciendo la experiencia mucho más natural y fluida: "Quiero ver la TV" ¡Zas! y directamente estás en ello.

Esta opción puede ser desactivada y el apagado conllevaría un stand-by de menor consumo, aunque cada vez que enciendas la TV tardará más en arrancar y no estará disponible para lanzar ningún vídeo o Netflix desde "apagada".

Sony Bravia AF8

En términos de conectividad no tenemos grandes diferencias ya que seguimos teniendo varios HDMI, uno de ellos con soporte ARC, puerto USB, conexión de antena y satélite, audio óptico, y ethernet aunque la TV también integra soporte Wi-Fi.

Sony Bravia AF8

 

Calidad de imagen: sobresaliente

Sony Bravia AF8

Hemos probado el modelo de 65 pulgadas de esta familia Bravia AF8, es decir, el modelo de mayor diagonal. Nuestras pruebas se han basado en la visualización de contenidos 4K y 4K HDR además de FullHD para comprobar la calidad del reescalado y resampleado.

Resaltamos que estamos ante un panel OLED 4K y 10 bits (HDR) por lo que sobre el papel será capaz de ofrecer la máxima calidad hoy día. Este panel viene alimentado por un procesador de imagen X1 Extreme. Sony promete estar en la cresta de la ola con él y ciertamente tras nuestras pruebas solo podemos decir que hace muy buen trabajo.

El procesador X1 Extreme ofrece tecnologías como Object base HDR re-master, un sistema de identificación de objetos en la escena aplicando correcciones de color y contraste individual. Dual Database Processing es otra tecnología que permite hacer un barrido de ruido selectivo mejorando el nivel de detalle.

Y por último y no por ello menos importante destacamos el Super Bit Mapping 4K que es capaz de reducir el banding que aparecen en imágenes alrededor de donde hay una luz fuerte.

Sony Bravia AF8

A esto hay que sumar la tecnología TriLUMINOS que lleva años ofreciendo una gran precisión de color incluso en los colores rojos y verdes que son los más problemáticos a la hora de mostrar en pantalla.

En cuanto a la suavidad en escenas en movimiento MotionFlow hace buen trabajo creando imágenes intermedias a las originales de la fuente original y también esas imágenes en negro para hacer el movimiento más natural. Hay ciertos contenidos en los que aplicar este ajuste es más que recomendable mientras que en películas acabamos perdiendo ese look cinematográfico.

El X1 Extreme hace un procesado de imagen con una resolución de color de 14 bits por lo que es capaz de tratar 64 veces más color que otros procesadores que tratan la imagen en 10 bits. Por ello la imagen final mostrada por el panel puede mostrar diferencias apreciables y tonos más reales.

Sony Bravia AF8

El soporte de HDR de este panel cubre los formatos HDR10, gama Log híbrida y Dolby Vision por lo que quedan cubiertos la mayoría de formatos actuales y podremos ver cualquier contenido actual HDR de manera nativa.

Uno de los puntos positivos de esta pantalla es que debido al diseño de su peana no se puede inclinar la pantalla y ello es un elemento menos a tener en cuenta a la hora de ver reflejos en pantalla.

Sony Bravia AF8

El panel OLED ofrece unos ángulos de visualización muy amplios sin una alteración de la colorimetría notable desde la posición frontal hasta una posición de visionado desde un lateral. Está claro que la tecnología OLED y el sistema de iluminación pixel a pixel tiene mucho que decir al respecto. Esto permite además crear negros puros, zonas donde no hay iluminación y que hace que el contraste de la TV crezca exponencialmente.

Los paneles OLED han avanzado en términos de nivel de brillo. Aún así, no son los que mayor brillo ofrecen pero sí que son los que consiguen ese negro puro. Ello hace posible ver contenidos en tu salón a oscuras con un nivel de contraste soberbio.

Sony Bravia AF8

Podrás disfrutar de una película donde las escenas nocturnas y oscuras tienen otra dimensión, las partes iluminadas no tiñen de luz el resto de la escena. El nivel de negro es tal que si mostramos una imagen en negro no somos capaces de distinguir si la Sony Bravia AF8 está encendida o apagada.

Sony Bravia AF8

Calidad de audio: cristalino y bien balanceado

Sony Bravia AF8

Accoustic Surface es una tecnología que hace uso de unos actuadores que transmiten la vibración a la superficie de cristal del frontal a ambos lados ofreciendo sonido estéreo. Esta vibración reproduce las frecuencias agudas estirando parte a los medios. El sonido tiene una claridad sobresaliente y al ser proyectado desde la pantalla llega directamente sin ningún rebote inferior o posterior.

Es interesante hacer notar que para la reproducción de tonos medios y graves hace uso de un doble woofer en la parte trasera. Estos dos altavoces generan esas frecuencias completando la sensación auditiva.

Sony Bravia AF8
Sony Bravia AF8

Efectivamente le falta algo de punch si lo comparamos con un sistema con subwoofer pero si lo comparamos con otros sistemas de sonido integrados en la TV este sistema de 50W RMS es más que suficiente para cualquier salón.

Sony tiene distintos modos de reproducción así como características de mejora de sonido integrados S-Force Front Surround PRO permite la emulación de sonido 360º aunque, al menos en sensaciones, queda lejos de otros estándares como Dolby Atmos.

Sony Bravia AF8

También ofrece ClearAudio+ que es capaz de mejorar la claridad de los diálogos o música en contenidos multimedia y tiene soporte DSEE que permite la recreación de frecuencias agudas en sonidos comprimidos, mejorando la calidad final del audio.

Está claro que Sony tiene años experiencia en este campo y es un punto en el que esta Bravia AF8 destaca frente a la competencia.

Software: Android TV gobierna la experiencia de usuario

Sony Bravia AF8

Si bien tenemos actualmente un gran número de marcas de Smart TV y prácticamente cada una ha apostado por distinto software, Sony lleva un par de generaciones apostando por Android TV como el software para controlar sus TV.

Sony Bravia AF8
Sony Bravia AF8

La versión integrada está basada en Android 7.0 y permite la instalación de aplicaciones y juegos como Asphalt en la propia TV. En nuestro caso hemos jugado controlando el movimiento desde el mando y la experiencia es buena para ser usado como juego casual.

Sony Bravia AF8

La integración de Android TV hace posible que instalemos apps de muchos tipos, desde plataformas de streaming online como AtresPlayer aparte de Netflix, que viene preinstalada, hasta aplicaciones de reproducción multimedia como por ejemplo VLC con la que podrás reproducir contenidos compartidos en tu red local.

Sony Bravia AF8

Android TV tiene una interfaz basada en tiles y agrupados por tipo de aplicación, entre los instalados y las distintas categorías de apps por instalar. Es una interfaz sencilla por la que navegaremos con las flechas de dirección del mando a distancia.

Hablemos del mando en cuestión. Sony AF8 no tiene un teclado QWERTY como sí hemos visto en mandos a distancia de generaciones anteriores pero sí que podemos hacer búsquedas por voz y acceder directamente a Netflix con su botón dedicado.

Sony Bravia AF8

Además de la configuración de Android podremos acceder a la configuración pura de la TV desde la que podremos controlar variados aspectos de la calidad de imagen, sonido, etc. Este punto de doble configuración y no estar integrado en un mismo menú puede llegar a ser confuso de primeras. Pero es muy sencillo de utilizar una vez entiendes esa duplicidad.

Sony Bravia AF8

Conclusiones: cuanto más grande mejor, con reservas, y OLED rules

Está claro que el salto entre ambas TV no sólo llega en tamaño, sino que hablamos de una gama media de hace 5 años frente a la gama top de 2018. Hay diferencias notables en calidad de panel, OLED y esos negros puros me tiene enamorado y me ha sido complicado pasar a esos diversos tonos de grises que muestra mi antigua TV LG de 37" después de ver lo que es capaz de ofrecer esta Sony AF8.

Primero quiero hacer notar que mi opinión personal frente al tamaño de la TV es que, siempre y cuando seamos capaces de abarcar cómodamente la TV con la mirada, cuanto más grande mejor. Es decir, depende de la distancia a la que estemos de la TV.

Sony Bravia AF8

Es cierto que el procesado de imagen para contenidos multimedia se hace notar y es donde vamos a notar diferencias tanto de precio en la gama actual de TVs. Con esta AF8 ver contenido FullHD que reescala y filtra de manera inteligente ofrece una experiencia muy similar visualmente a lo que viene a ser contenido 4K nativo.

Casi más que ese cambio de resolución lo que realmente nos parece diferencial ha sido volver a ver series que ya habíamos visto en resolución FullHD ahora con HDR. Las imágenes son notablemente mejores, seguimos teniendo esa profundidad de negros pero las zonas claras se iluminan más ofreciendo ese plus de contraste general. Sin duda esta tecnología es más visual que ese aumento de resolución a 4K.

¿Qué es HDR?

El diseño minimalista del frontal de la Sony AF8 es de agradecer, los marcos son muy reducidos y prácticamente no existe la peana. Es un modelo que encaja tanto en salones más tradicionales como en otros con un diseño más moderno.

Y ahora lo importante, ¿pagaría ese dinero por cambiar de TV vistas las mejoras en calidad de sonido, imagen y software? La verdad es que en mi caso personal no. Ese desembolso de casi 3.800 euros me parece un gasto exagerado y más cuando tengo una TV que funciona y que me da uso junto a un Chromecast de segunda generación.

Sony Bravia AF8

Estamos comparando un coche funcional con un Tesla, lo sé, pero por mucho que me guste un Tesla... en mi caso personal en el que veo la TV cenando y un capítulo después además de alguna película el fin de semana no merece la pena. No le voy a dar suficiente uso como para amortizar en un periodo de tiempo razonable esa inversión.

Eso no quiere decir que no sea una buena TV, es de lo mejor que ha pasado por nuestras manos junto con las últimas QLED de Samsung. Sin embargo, hay algunas opciones menos elitistas (más económicas) que sí que nos darían ese soporte HDR y una calidad de imagen más que suficiente como para saciar nuestra sed de series y películas con gusto.

Ahora, tras probar este Tesla, este Fórmula 1, me toca volver a mi utilitario, y si bien en tamaño o calidad de imagen no es la mejor, sí que me sigue llevando al mismo sitio que esta Sony AF8. La cuestión es: ¿cómo te lleva? esa es la pregunta del millón, en mi caso de manera suficientemente buena como para no pensar en desembolsar tanto dinero.

Cada caso particular será distinto evidentemente. Y respondiendo al tema de este artículo, una TV OLED de 65 pulgadas te cambia la vida, la forma de disfrutar de contenidos multimedia es distinto, mejorando notablemente. De hecho, de esta experiencia lo que sí que me queda claro es que el día que tenga que renovar la TV, OLED tiene muchas papeletas de ser la tecnología que compre y según mi distancia de visionado 55 pulgadas será la diagonal perfecta.