Skip to main content

Así rinde el Kirin 710, tiro certero al corazón del Snapdragon 660

Kirin 710

03/09/2018 - 12:23

Huawei lleva años fabricando chips para sus smartphones, la familia Kirin. Siempre han ido a la zaga de los equivalentes Snapdragon y parece que con Kirin 710 finalmente se ponen al día, adelantando al Snapdragon 660 de Qualcomm, convirtiéndose en una gran opción. Veamos cómo rinde frente a los chips del mercado tanto la CPU como la GPU pero ya os adelantamos que, al menos hasta la llegada al mercado del Snapdragon 710, Huawei con su HiSilicon Kirin 710 va a dar mucha guerra en la gama media.

La batalla de los procesadores está muy parada en equipos de sobremesa con Intel muy asentado y sin mucho avance debido en parte a la falta de competencia. En el terreno de los móviles la competencia es más feroz y, si bien es cierto que Qualcomm lleva cierta delantera y Mediatek parece haber quedado muy atrás, Huawei está empezando a dar guerra con sus HiSilicon Kirin.

De hecho el Kirin 970 ha sido un gran contendiente en términos de rendimiento y, sobre todo, en potencia de computación IA. La compañía ha anunciado su sucesor, el Kirin 980 que estamos deseando poder probar para ver si finalmente adelanta o no al Snapdragon 845. Sin embargo no todo son los chips para smartphones top y es ahí donde Qualcomm parecía haber ganado la batalla con su Snapdragon 660 y el venidero Snapdragon 710, sin embargo el Kirin 710 de Huawei va a dar mucha guerra.

Evolución esperada y necesaria frente al Kirin 659

Huawei Kirin

Este año Huawei sí que ha llevado a cabo una evolución en diseño y arquitectura frente a la que llevaba años evolucionando ligeramente con la familia Kirin 659. De hecho, finalmente han dado el salto a la fabricación de 10nm y lo hacen por la puerta grande con un rendimiento CPU/GPU más que mejorado frente a la generación anterior e incluso superando al Snapdragon 660 y preparado para dar guerra al Snapdragon 710.

SoCs HiSilicon Kirin 659 Kirin 710
CPU 4 x Cortex A53 2,39GHz
4 x Cortex A53 1,7 GHz
4 x Cortex A73 2,2 GHz
4 x Cortex A53 1,7 GHz
GPU Mali T830 MP2 Mali G51 MP4
Litografía 16nm 12 nm

La compañía Huawei ha mejorado el diseño que venía arrastrando desde hace 3 años para los smartphones de gama media y que, en resumen, solo conseguía mejorar en rendimiento a base de aumentar la frecuencia de reloj de los componentes. En esta ocasión vemos como el Kirin 710 es un chip con una arquitectura mejorada, con una configuración big.LITTLE con dos bloques de proceso diferenciado con núcleos A73 de alto rendimiento el mismo pack Cortex A53 de bajo rendimiento que generaciones anteriores.

Uno de los puntos flojos de Huawei suele ser el terreno de la GPU y con el Kirin 710 el rendimiento frente a la generación anterior también ve un notable aumento. El procesador Kirin 710 llega integrado en el móvil P Smart+ y su rendimiento es muy superior a smartphones como el Mate 10 Lite, P20 Lite, Honor 9 Lite y prácticamente toda la gama no top del año pasado de la compañía.

La diferencia de rendimiento en los distintos benchmarks es más que notable como os dejamos en la siguiente tabla y gráfica (los resultados de Antutu han sido ajustados en los gráficos escala 1:100):

Benchmarks P Smart+ Mate 20 Lite Honor 9 Lite
Procesador Kirin 710 Kirin 659 Kirin 659
GeekBench Single: 1.601
Multi:  5.545
938
3.710
933
3.703
PCMark 6.879 4.773 5.023
3DMark OpenGL 947
Vulkan 1.136
240
363
328
355
Antutu Total: 139.151
GPU: 22.199
CPU: 66.647
Memoria: 12.658
UX: 37.647
87.796
12.988
41.262
9.522
24.023
87.846
12.812
41.549
9.232
24.253
AIMark 130 122 121

Como vemos las mejoras son más que notables en la mayoría de pruebas. La evolución en CPU y GPU queda patente y los resultados reflejan esa mejora de rendimiento. El único punto donde vemos que la mejora es marginal es en el rendimiento IA, ya que este chip no tiene ninguna aceleración adicional específica en este campo y realiza la tarea con el hardware disponible.

Mirando de tú a tú al Snapdragon 660, en todo menos en IA

Está claro visto el rendimiento que el Kirin 710 es una mejora frente a la generación anterior de chips, ahora bien, ¿cómo queda en comparación al resto del mercado? Para verlo, hemos comparado el rendimiento con móviles como la última generación de móviles G6 con Snapdrangon 450 y 630 y móviles que integran Snapdragon 636, Snapdragon 660 y un Helio 6750 que hemos visto en el LG Q7.

Kirin 980 Huawei

Sorprende ver lo bien que rinde este chip y el gran salto en rendimiento que hemos visto. De hecho, hasta la llegada al mercado de móviles con Snapdragon 710, Huawei tiene una ventana de tiempo para competir de tú a tú con el Snapdragon 660. Le supera en algunas pruebas y se mantiene a poca distancia en la mayoría de ellas a excepción, eso sí, del rendimiento en computación IA donde Qualcomm gana por goleada.

Como podemos ver finalmente Huawei se pone a la altura de Qualcomm en términos de rendimiento CPU. La lectura que hacemos de las pruebas de rendimiento es que sigue la tónica de que las GPU integradas en los últimos chips Snapdragon son más potentes que la del Kirin 710 y es algo que se hace notar también en el terreno de rendimiento de computación visual y pruebas que hacen uso de Inteligencia artificial.

Estos chips no tienen un DSP dedicado a ello pero tienen soporte de la AI Framework y pueden realizar las tareas en modo computación GPGPU.

Cazando al Snapdragon 660 y a la zaga del Snapdragon 710

Está claro que el gran grueso de ventas del mercado no son smartphones top sino que la gama media es, en volumen, la más popular del mercado. Huawei llevaba varios años ofreciendo terminales que ofrecían muchas características interesantes y cojeaban siempre de lo mismo. El rendimiento GPU y CPU, notablemente por detrás de Qualcomm.

Con este Kirin 710 se coloca a la altura del Snapdragon 660 en términos de CPU pura, tanto en rendimiento monohilo como multihilo. El terreno gráfico aún sigue por detrás pero es un salto cualitativo frente a la GPU que integraba su predecesor permitiendo jugar a juegos de última generación sin llegar a niveles de calidad ni tasas de imágenes de la gama alta.

Otro punto que también cae por detrás es la incipiente y cada vez más usada IA. Este punto es, quizá, donde la diferencia se hace más patente entre este chip y los Snapdragon 660 / 710. Es sorprendente que Huawei, quien lleva dominando esta categoría desde el lanzamiento del Kirin 970, no haya hecho un uso de ello en este chip. También es cierto, que en el día a día no notaremos diferencias pero, claro, haciendo uso de benchmarks que implementan el AI Framework queda patente que no dispone de una arquitectura eficiente para este tipo de tareas como son reconocimiento de imágenes o funciones que hagan uso de redes neuronales.

En resumidas cuentas, un chip que podríamos decir que debería haber sido el Kirin 659 de este 2017 y habría dado un buen golpe sobre la mesa aunque, como dice el refrán, más vale tarde que nunca. Si siguen evolucionando así es muy probable que el año que viene Qualcomm encuentre una competencia más feroz en esta gama de SoCs.

Ver ahora: