Skip to main content

¿Qué es y en qué consiste el Grafeno?

04/05/2019 - 10:00

Lo llaman el material milagroso por sus muchas cualidades que podrían revolucionar una gran cantidad de industrias como la tecnológica, pero ¿sabéis qué es el grafeno? Os lo contamos.

Los científicos llevan años avisando que el grafeno es el nuevo material milagroso con el que impulsar baterías, pantallas flexibles y una inmensa cantidad de productos. Sus cualidades son la clave, pero también suponen la dificultad por la cual todavía no se ha implantado en muchos dispositivos

Hace casi un siglo que se descubrió el grafeno, un material formado por una lámina de carbono puro en la que los átomos se unen como un panel de abejas. Está lámina es un millón de veces más fina que una hoja de papel. ¿Pero porqué le llaman el material milagroso?

El grafeno es extremadamente ligero; es transparente; más flexible que la fibra de carbono; impermeable; no contamina; es más duro y fuerte que el diamante y el acero y es 100 veces mejor superconductor que el silicio que usamos en los actuales procesadores.

Cómo podría ayudar el grafeno a revolucionar el coche eléctrico

Si ya te ha dejado impresionado, espera, que hay más, genera electricidad cuando recibe luz; si una lámina se daña, se autorepara; en su forma óxida es capaz de absorber residuos radiactivos y, lo mejor, es un material muy abundante en la Naturaleza, ya que proviene del grafito, como el que hay en la mina de un lápiz.

¿Entendéis ahora porque es el material milagroso? El grafeno promete revolucionar una gran variedad de industrias, entre ellas la tecnológica, con baterías y procesadores más potentes, pantallas superflexibles y resistentes, materiales de construcción, ropa… pero ¿por qué no está ya en nuestro móviles?

Sí, el grafeno es muy abundante, pero, no es fácil de fabricar. En 2010, los científicos Andre Geim y Konstantin Novoselov ganaron el Premio Nobel por descubrir un método sencillo de fabricar grafeno a temperatura ambiente. Sólo es necesario colocar una cinta adhesiva en un poco de grafito y separa las capas repetidas veces, hasta obtener una capa de una molécula de grosor.

Grafeno

Aún así, el grafeno sólo muestra sus fantásticas cualidades cuando es de máxima calidad y por el momento no tenemos la capacidad de fabricarlo a gran escala y mantener a la vez sus cualidades intactas. Por el momento, la que más se ha acercado, ha sido una empresa de la Universidad de Cambridge cuyas láminas de grafeno son de hasta ocho pulgadas de diámetro, pero aún queda mucho camino por delante.

Es cierto que ya se pueden encontrar ciertos productos fabricados con grafeno en el mercado como almohadas, auriculares, baterías, ruedas de bicicleta y bombillas entre otros, no obstante las promesas de un milagro industrial parecen haber quedado en saco roto. Hace un año os contábamos en extenso reportaje donde se han quedado esas promesas y cuales son los retos que tiene aún por delante este material.

Estas son las primeras botas de montaña hechas con grafeno

Pero, mientras el grafeno se abre camino poco a poco hacia la producción en masa, parece que le ha salido un competidor, el borofeno, que supera al grafeno en fuerza y flexibilidad y podría quitarle el título de material milagroso, pero eso os lo contamos otro día.

Tags:

#ciencia

Ver ahora: