Skip to main content

Google Pixel 4a, toma de contacto y primeras impresiones

Pixel 4a preview

03/08/2020 - 17:03

Llevamos unos días con el nuevo móvil de Google y estas son nuestras primeras impresiones de un Pixel 4a que llega para dar guerra no en potencia o refresco de la pantalla, sino en la calidad de su única cámara principal y en el tamaño, ya que es un móvil muy compacto con lo último de Android en su interior.

Aunque se acaba de presentar, nosotros llevamos unos días con el terminal de los de Mountain View. Sin embargo, no vamos a ir con un análisis del Pixel 4a todavía debido a que los móviles llegaron a nuestro laboratorio hace muy poco tiempo y aún necesitamos unos días más para sacar jugo a la experiencia con Android 10, a la batería y, sobre todo, seguir realizando fotografías, ya que es uno de los puntos fuertes del móvil.

Este año no tenemos un modelo compacto y un modelo XL. Google nos confesó en la presentación del producto que han elegido estas dimensiones con pantalla de 5,8" parea que sean ideales para cualquier tipo de usuario que busque un móvil pequeño. Cada vez tenemos móviles más y más grandes y, realmente, se agradece que haya compañías que vayan a por algo diferente. 

Apple lo hizo con un iPhone SE 2020 en el que apostó por un gran procesador, estabilidad de sistema y una muy buena cámara y, ahora, Google quiere repetir esa jugada sin olvidarse de una pantalla FullHD y de una batería a la altura. Antes de contaros nuestra primera opinión del Pixel 4a, os dejamos la tabla de características y una comparativa con el Pixel 4 de hace unos meses:

  Pixel 4a Pixel 4
Pantralla 5,81" | Panel OLED | Resolución de 2.340 x 1.080 píxeles | 443 píxeles por pulgada | Relación 19,5:9 | Modo Always-on Display 5,7" | Panel OLED | Resolución de 2.280 x 1.080 píxeles | 444 píxeles por pulgada | Relación 19:9 | Modo Always-on Display
Procesador Snapdragon 730 Snapdragon 855
Memoria RAM 6 GB LPDDR4X 6 GB LPDDR4X
Almacenamiento 128 GB UFS 2.1 64 GB / 128 GB UFS 2.1
Batería 3.150 mAh | Cargador de 18 W incluido en la caja 2.800 mAh | Cargador de 18 W incluido en la caja | Carga inalámbrica
Cámara principal 12,2 Mpx | Dual Pixel | Pixel de 1,4 μm | Apertura f/1.7 | OIS Principal de 12,2 Mpx | Dual Pixel | Pixel de 1,4 µm | Apertura f/1.7 | OIS // Telefoto de 16 Mpx | PDAF | Píxel de 1 | Apertura f/2.4 | OIS
Cámara frontal 8 Mpx | Enfoque fijo | Pixel de 1,12 μm | Apertura de f/2.0 8 Mpx | Enfoque fijo | Pixel de 1,22 µm | Apertura de f/2.0 | TOF 3D
Dimensiones y peso 144 x 69,4 x 8,2 mm | 143 gramos 147,1 x 68,8 x 89,2 mm | 162 gramos
Precio 389 euros en España Desde 659 euros en España

Índice de las primeras impresiones del Google Pixel 4a:

2020 es el año de los compactos

En cuanto lo sacas de la caja (diminuta, por cierto), lo primero que piensas es "esto es un Pixel". Es un diseño sobrio, sin alardes con ese color negro mate característico y fabricado en policarbonato. Es muy del estilo del Pixel 3A, pero con un cuerpo unibody de plástico, un módulo de cámara cuadrado (más por diseño que por funcionalidad) y la ausencia de marcos en pantalla.

Lo segundo que piensas es... "¡qué pequeño!" Los móviles son cada vez más y más grandes, pero parece que hay compañías que están intentando ofrecer dispositivos con un tamaño más contenido. Así, este año nos hemos encontrado el iPhone SE 2020 -aquí nuestro análisis- y el Galaxy S20, y entre medias tenemos este Pixel 4a.

El 'logro' del terminal de Apple fue volver al diseño del iPhone 6, un diseño precioso para su época y que sigue teniendo su encanto, pero al que se le notan los años por unos marcos exagerados. El Pixel 4a es solo unos milímetros más grande (144 mm frente a los 138 mm del iPhone), pero con una pantalla una pulgada más grande gracias a que prescinde de marcos.

Pixel 4a preview

Estamos hablando de un móvil extremadamente cómodo entre las manos y en los bolsillos gracias a un peso de solo 143 gramos y un grosor de 8,2 mm en el que tenemos una barbilla de dimensiones reducidas, no hay marco superior porque la cámara frontal va en un orificio y en el que hay espacio para un jack de 3,5 mm.

En la parte inferior tenemos un altavoz y el auricular de llamadas también se porta como altavoz para ofrecer un sonido estéreo (aunque no de muy buena calidad) y, como en los Pixel 3a, el lector de huellas está en la parte trasera. Es un sensor que funciona a la perfección y es extremadamente rápido.

Pixel 4a preview

Es muy cómodo usar el Pixel 4a con una sola mano, ya que todo está al alcance del pulgar. Los botones de subir/bajar volumen también están bien ubicados y en nuestro modelo, el de bloqueo tiene un bonito toque turquesa claro que da un puntito de color.

Pixel 4a preview

No es de esos móviles que llamen la atención por la calle, pero bueno, no hace falta tampoco.

OLED de 5,8" con orificio para la cámara y refresco de 'solo' 60 Hz

Estas son solo unas primeras impresiones del Pixel 4a y, evidentemente, tenemos que probar más el terminal y hacer test de pantalla, entre otros, pero lo que podemos avanzar es que la pantalla y su tamaño va a ser un aspecto más importante que la cámara, la autonomía o la potencia para elegir, o no, este terminal.

Y es que, para unos será muy pequeña y para otros será ideal. La diagonal es de 5,8" y el panel es OLED con una buena calibración de fábrica y una serie de modos de imagen predefinidos entre los que podemos elegir (natural, enriquecido y automático).

Pixel 4a preview

La calidad de imagen es muy buena y los negros son profundos. El panel OLED ofrece un muy buen contraste y la respuesta es perfecta. La pantalla es plana, aunque el tacto es muy agradable gracias a un cristal que se curva en los laterales, parte inferior y superior, algo que se nota cuando realizamos los gestos para 'sacar' el cajón de aplicaciones o la barra de notificaciones, así como los gestos para ir atrás.

El refresco se queda en 60 Hz... y por el precio del terminal, y viendo la competencia, nos habría gustado ver un refresco a 90 Hz, ya que esa fluidez de pantalla sería una delicia al unirse a un muy buen rendimiento gracias al Android 10 'pixel'.

Pixel 4a preview

El nivel de brillo es adecuado, pero hemos notado dos cosas. En exteriores le falta un puntito de brillo para verse mejor bajo la luz del sol y en interiores notamos que el regulador automático funciona bien, adaptándose de manera correcta a la luz ambiental, pero los niveles de brillo desde el 30% al 70% aproximadamente no se diferencian demasiado, por lo que notamos constantemente que estamos con 'poco' brillo o mucho de pronto sin casi venir a cuento.

Pixel 4a preview

Y como es costumbre en los Pixel, tenemos modo Always-on Display que sirve para notificar algunas aplicaciones, mostrar la hora, la fecha y el tiempo y elementos como nombres de canciones en Spotify o el título de algún vídeo de YouTube que estemos reproduciendo en Chromecast, por ejemplo. No es un Always-on Display muy personalizable ni llamativo, pero sirve para lo que tiene que servir: notificar elementos sin gastar mucha batería.

Snapdragon 730 para mover la experiencia más pura de Android

Hace tiempo que mirar el SoC que lleva un móvil, dejó de ser fundamental. Qualcomm ha logrado con sus diferentes familias de Snapdragon que prácticamente todos sus SoC actuales muevan casi todas las aplicaciones, incluso las más exigentes, sin problemas.

En este caso tenemos un Snapdragon 730 que sí, no es tan potente como el 855 utilizado en el Pixel 4, pero que en el día a día no os va a lastrar. Se trata de un SoC con litografía de 8 nanómetros en el que dos núcleos van a 2,2 GHz y otros seis, de menor consumo, van a 1,8 GHz. Está acompañado por la GPU Adreno 618 y por 6 GB de memoria RAM LPDDR4X.

¿Qué podemos hacer con esto? Bueno, cualquier cosa que hagamos con procesadores más potentes, ya que es una configuración con la que hemos podido disfrutar de juegos exigentes sin problemas, en el día a día es una auténtica delicia en aplicaciones de correo, internet y redes sociales y en retoque fotográfico con diferentes aplicaciones también va de maravilla.

Es cierto que se calienta cuando lo sometemos a apps y juegos pesados, pero esto puede que tenga algo que ver más con el policarbonato del cuerpo que con el propio SoC. No quema en ningún momento y el calor no se nota en la pantalla, sino en la trasera, pero está ahí y debemos decirlo.

Sin embargo, si algo nos han enseñado los Pixel es que Apple tenía razón cuando utilizaba hardware desfasado en sus iPhone e iban de maravilla igualmente (utilizamos el pasado porque los chips de la compañía de la manzana mordida de unos años a esta parte son espectaculares). El hardware es importante, sí, pero la integración con el software es lo que hace que la experiencia sea, o no, satisfactoria.

Aquí tenemos la última build de Android 10 y la promesa de tres años de actualización y soporte... y lo cierto es que no hay demasiado que contar. Es decir, esta capa 'Pixel' de Google para sus terminales no es Android stock, sino una versión algo personalizada que no pierde rendimiento ni fluidez y que se centra en la estabilidad. En estos días, el teléfono no nos ha dejado colgados ni una vez, no se han bloqueado aplicaciones... y el único problema ha sido un día al entrar en la cochera, donde me quedé sin cobertura y tuve que reiniciar el móvil porque no pillaba señal de ninguna de las maneras.

Pixel 4a preview

Tenemos, obviamente, Google Disccover, tirando de la pantalla hacia arriba tenemos el cajón de aplicaciones, tirando hacia abajo tenemos la barra de notificaciones y herramientas, tenemos Google Cast incorporado, nos deja personalizar tanto la calibración de la pantalla con tres perfiles predefinidos y modo Always-on Display, tiene muchas opciones de accesibilidad y, como decimos, la experiencia es muy, muy buena. 

Además, es un auténtico gustazo la navegación con gestos en este terminal, algo en lo que los demás fabricantes se han puesto las pilas, con menciones de honor para OnePlus y su espectacular capa OxygenOS.

Y, además de demostrar que saben crear un sistema estable y fluido, lo que  hace Google es volver a marcar músculo con el software de procesado de imágenes.

Dos cámaras que compiten de tú a tú con los pesos pesados del mercado

Vamos a hablar de la cámara del Google Pixel 4a, ya que es un apartado que se ha ganado a pulso su importancia cuando hablamos de móviles de Google. En el Pixel 4 tuvimos, por primera vez en los móviles de Google, una configuración de doble cámara que, como os contamos en nuestro análisis, nos encantó. Al sensor principal -fantástico- se le unió un telefoto que daba mucho juego.

Ahora, ese telefoto ha desaparecido, pero seguimos teniendo la misma cámara principal de 12,2 megapíxeles con un buen tamaño del píxel, apertura f/1.7, enfoque Dual Pixel y estabilización OIS y EIS. Ahondaremos en las capacidades de la cámara y en el diseño de la app en nuestro análisis, pero de momento os dejamos una galería de fotos de todo tipo tomadas con el Pixel 4a para que veáis cómo se defiende esta única cámara.

Fotos hechas con el Pixel 4a
Fotos hechas con el Pixel 4a
Fotos hechas con el Pixel 4a
Fotos hechas con el Pixel 4a
Fotos hechas con el Pixel 4a
Fotos hechas con el Pixel 4a
Fotos hechas con el Pixel 4a

Aunque no tenemos telefoto, el digital no se porta mal. A continuación tenéis un 1x, 2x, 3x, 4x y 7x: 

Fotos hechas con el Pixel 4a
Fotos hechas con el Pixel 4a
Fotos hechas con el Pixel 4a
Fotos hechas con el Pixel 4a
Fotos hechas con el Pixel 4a

Esta es un 1x y un 2x: 

Fotos hechas con el Pixel 4a
Fotos hechas con el Pixel 4a

En interiores sin usar el modo nocheon luz complicada, el móvil se porta de maravilla, con un muy buen contraste y detalle: 

Fotos hechas con el Pixel 4a
Fotos hechas con el Pixel 4a
Fotos hechas con el Pixel 4a
Fotos hechas con el Pixel 4a
Fotos hechas con el Pixel 4a
Fotos hechas con el Pixel 4a
Fotos hechas con el Pixel 4a
Fotos hechas con el Pixel 4a

Mención especial el retrato. Google se ha caracterizado por ofrecer un gran modo retrato por software, ya que no tiene un sensor dedicado a la profundidad. ¿Qué podemos decir de esto? Bueno, básicamente es de los mejores retratos del mercado tanto por el recorte como por la calidad de la imagen.

Es cierto que el desenfoque de fondo es algo agresivo, pero al final es el efecto extremo que consigues al hacer un retrato con un objetivo de 135 milímetros muy luminoso, por ejemplo.

Y sobre el modo nocturno, aún no hemos podido probar la astrofotografía, presente también en el Pixel 4, pero hemos hecho algunas fotos nocturnas que demuestran el buen hacer del sensor (gracias a la apertura y al tamaño del pixel) y del procesado. 

El modo noche es el más extremo al hacer fotos de varios segundos de exposición, pero lo cierto es que el modo automático también se porta fenomenal:

Pixel 4a noche preview
Pixel 4a noche preview
Pixel 4a noche preview

Algo que me encanta de esta cámara es el seguimiento de objetos y el reconocimiento de rostros tanto de animales como de personas. Sí, aprende, iPhone SE 2020. El enfoque del Pixel 4a es muy rápido, y funciona de tres maneras. Por un lado, tenemos enfoque fijo. Si hacemos una fotografía a un paisaje o a cualquier espacio en el que no haya una persona o animal, tenemos un enfoque infinito.

Si hay una persona en el encuadre y claramente el móvil detecta que es el sujeto principal, el enfoque se centra en el rostro de esa persona para hacer tanto un retrato con desenfoque de fondo como para ajustar los parámetros de luz en un modo de enfoque infinito, pero en el que la cara salta 'enriquecida'. Si hay una mascota (lo hemos probado con perros y gatos), el enfoque se centra en el rostro del animal no para hacer un retrato, sino para clavar el  enfoque.

Además, podemos seleccionar un punto de enfoque de manera manual. Si es algo en movimiento (una persona andando, un animal, etc.) lo va siguiendo y es complicado que lo pierda de vista. Si es un elemento fijo, permite que nos movamos buscando el mejor encuadre... pero sin tener que volver a seleccionar el punto de enfoque cada dos por tres.

Son detalles que nos facilitan la vida y que permiten que, aunque la cámara en modo automático y enfoque infinito va genial, personalicemos algo más la experiencia. ¡Ah! Por cierto, no tiene modo profesional en la app de cámara (algo que podemos suplir con apps de terceros), pero podemos elegir que al hacer una foto en JPEG se haga también en RAW. Son archivos que pesan más y que contienen más información para editarlos en un PC o en apps del teléfono, sin perder calidad. 

Carga de 18 W y autonomía para un día, aunque sin pasarse

Uno de los puntos flojos de los Pixel ha sido su batería y en esta ocasión, aunque tampoco está para regalar miliamperios, tenemos una batería que nos da para un día de uso sin problemas si no hacemos fotos o jugamos.

No vamos a aventurarnos, ya que hacen falta más pruebas, pero hemos medido dos escenarios. El primero, un día de uso desde las 8:00 hasta las 0:17 en el que hemos utilizado, sobre todo, WhatsApp, Twitter y Spotify. En este caso llegamos a las 00 con un 6% de batería y 5 horas 37 minutos de pantalla. Al 1% de batería llegamos con 5 horas y 53 minutos de pantalla.

Pixel 4a preview

En la segunda prueba también hemos estado con redes sociales a tope desde las 8:00, pero hemos utilizado más la cámara y, sobre todo, hemos editado fotos con Photoshop Epxress y Snapseed. En este caso llegamos a ñas 21:48 con un 3% de batería y 5 horas 17 minutos de pantalla. Ahí, habría que meter una carga o no llegamos a la hora de dormir.

De la cargase encarga un cargador Tipo-C a Tipo-C de 18 W. Viene dentro de la caja y es capaz de cargar el 50% de la batería en 38 minutos. La carga completa se realiza en 102 minutos. No es la carga más rápida del mercado ni de su rango de precio (ni de lejos), por lo que es conveniente dejar cargando por la noche. 

Pixel 4a preview

Para el análisis del Pixel 4a realizaremos más pruebas y, sobre todo, el test sintético de PC Mark, que nos permite hablar con datos más objetivos sobre la autonomía aunque, eso sí, en el día a día estamos comprobando que es complicado que pasemos de esas 6 horas de pantalla con redes sociales, cámara y Spotify. Y si metemos una sesión de juego exigente, nos acercamos más a las 5 horas.

Buenas sensaciones con un móvil muy redondo que destaca en cámara, software y, sobre todo, tamaño

En unos días publicaremos nuestro análisis del Google Pixel 4a, pero como hemos ido diciendo a lo largo de estas primeras impresiones, tenemos entre manos un móvil que es bastante redondo. Estos últimos meses hemos visto terminales que destacaban en uno o dos aspectos y pinchaban de manera estrepitosa en otros, pero en el caso del terminal de Google, el mayor 'pero' que se le puede poner es el tamaño. Y claro, lo que para unos es un handicap, para otros es una bendición.

Estos días con el Pixel 4a me he sentido de lo más cómodo tanto a la hora de llevar el móvil en la mano por la calle como a la hora de ir con el terminal en el bolsillo del pantalón. Acostumbrado a otro tipo de dispositivos, este no pesa y no abulta prácticamente nada.

Pixel 4a preview

En ningún momento me he sentido lastrado por el rendimiento ni del sistema -muy estable- ni del procesador Snapdragon 730, aunque es cierto que a la hora de jugar a ciertos títulos más exigentes o a la hora de usar la cámara lenta y editar fotografías, se nota el calor que desprende el SoC a través de una carcasa de policarbonato, un material que no es buen conductor del calor, precisamente.

Puede que los materiales elegidos sean algo que achacar al Pixel 4a, sobre todo cuando ves competidores en el mismo rango de precio que son de aluminio o cristal, materiales más premium que el elegido por Google para su nuevo móvil, pero al menos el policarbonato cumple la función en lo que respecta al peso y la textura también es agradable en la mano.

Debemos hacer más pruebas del día a día tanto con la cámara como con la batería, pero las primeras impresiones son buenas. La batería nos dura un día con nuestro ritmo de uso (redes sociales, fotografía y algún juego), pero es cierto que tienes que dar una carga a media tarde para llegar sobrado a la noche... o ponerlo a cargar cada noche para empezar bien el día siguiente.

Pixel 4a preview

Respecto a la cámara, creo que las fotografías hablan por sí mismas. Bendito procesado y software 'mágico' de Google que permite unos retratos espectaculares con una sola cámara, que tiene un enfoque rapidísimo con seguimiento de objetos y una muy buena fotografía nocturna. No es una cámara versátil, pero bueno, como cámara principal Google sigue demostrando que está a la altura de los mejores gracias al software.

El Pixel 4a llegará por 389 euros a España el 1 de octubre y, como decimos, en unos días os ofreceremos nuestro análisis con nuestra valoración definitiva del terminal.