Logo Computerhoy.com

Guía para comprar un monitor curvo para jugar o trabajar: ventajas y diferencias con los monitores planos

Guía de compra
monitor curvo

Si necesitas comprarte un monitor y has pensado en uno curvo, pero no tienes suficientes argumentos para saber cuál es mejor para ti, deberías continuar leyendo, puesto que vamos a contarte todo aquello que necesitas saber sobre estos dispositivos, para que después tomes la mejor decisión.

Tener un monitor curvo hoy en día alberga ciertas ventajas sobre los tradicionales planos que todos hemos usado siempre, pero también es cierto que hay características por las cuales puede que este tipo de dispositivo no se adapte a lo que esperas.

Hablamos de monitores que tienen particularidades, que los hacen especiales y que puede que no sean adaptables a todo tipo de público, precisamente por aquello que los hace distintos y distintivos.

Evidentemente, si buscas un monitor muy grande, este debería ser curvo, puesto que con su efecto inmersivo hace que todo se vea de una manera mucho más eficiente que si fuese completamente plano.

Está claro que ese efecto de verlo todo con curvatura realiza una labor encomiable en la imagen, especialmente en lo que juegos, películas o series.

Ventajas de un monitor curvo

Como te decíamos líneas más arriba, cuando alguien va a comprar un monitor ultrapanorámico, es decir, con una ratio de 21:9 o más, no tenemos ningún tipo de duda en que los curvos son los que debemos elegir, puesto que la ganancia es sustancial.

En el caso de que queramos un 16:9, entonces se nos puede generar la duda de si comprarlo curvo o no, puesto que en este caso las diferencias entre un tipo y otro se reducen.

Ratios monitores

Hay varias ventajas que el monitor curvo tienes frente al plano, como ya te hemos contado.

Veamos cuáles son los principales:

  • Experiencia visual: los monitores curvos imitan el campo de visión humano para que todos los detalles se encuentren dentro de él. Esto hace que nuestra visualización sea bastante mejor en todos los sentidos comparándolo con la que tenemos en un monitor plano.
  • Ángulos de visión: la curvatura permite ver la pantalla en su totalidad desde cualquier parte, evitando los ángulos visuales extremos.
  • Cansancio ocular: como estos monitores estánespacialmente diseñados como réplica del ojo humano, el cansancio ocular bajará muchos enteros, lo que provoca un cuidado de la vista prologando en el tiempo.
Angulos de visión moitor curvo

ViewSonic

  • Profundidad: la curvatura, de la que te hemos hablado, también hace que veamos todas imágenes más amplias y con una sensación mayor de profundidad.
  • Juegos: es indudable que la gran ventaja de estos monitores se da en los juegos. El campo de visión es extraordinario y mucho mejor que en cualquier plano. La curvatura más común en los monitores es 1800R o 2300R, siendo cualquiera de ellas ideales para jugar.
  • Espacio: otra de las grandes ventajas es que hablamos de monitores que ocupan menos en el escritorio a igualdad de pulgadas de pantalla. Además, suelen contar con más superficie de pantalla, lo que significará que tendremos más espacio para nuestros juegos o para trabajar.
  • Fotografía: en lo que es el retoque fotográfico o la creación de vídeo, estamos ante la misma tesitura que hemos hablado en los ejemplos anteriores, puesto que la curvatura ayuda a que todo se vea mejor, se reduce la distorsión de la luz y permiten una reproducción del color más acertada, parámetros casi imprescindibles para este menester.
Lenovo G34w-10HUAWEI MateView GT 

Desventajas de los monitores curvos

Como ocurre con todo en la vida, no todo puede ser positivo en los monitores que tienen curvatura frente a los que no tienen.

Los principales inconvenientes son:

  • Precio: este puede que sea el más evidente, puesto que hay una buena diferencia entre el precio de un monitor curvo a otro plano con similares características. La lógica dice que con el paso del tiempo los valores que tiene ahora se irán estabilizando, pero hoy en día es un hecho.
  • Mareo: este tipo de monitores deben usarse a una distancia prudente, ya que pueden provocar mareos y dolores de cabeza cuando no estamos a una distancia prudencial.
  • Montaje en la pared: montar un monitor curvo en la pared es complicado o al menos no tan sencillo como los planos, puesto que llevan soportes específicos y no son tan habituales. Además, tal y como ocurre con los propios monitores, el coste de los soportes también es más elevado que el de los normales.
  • Percepción: esto realmente no es un punto negativo, sino que es una diferenciación. Es decir, los textos e incluso la imagen se verán de manera diferente a los planos, siendo algo que notaremos cuando pasemos de un tipo de monitor a otro.
Samsung LC34G55ASUS ROG Strix XG349C

¿Qué debo tener en cuenta al comprar un monitor curvo?

monitor curvo

Una vez que ya sabes cuáles son las diferencias fundamentales de los monitores con curvatura de los que no tienen, es el momento de que conozcas en que te debes fijar para conseguir comprar el que mejor se adapte a ti y tus necesidades.

Hay varios parámetros que debemos analizar antes de la compra como son:

  • Tamaño: evidentemente el tamaño es algo que cada uno debe elegir para su escritorio. Aquellos monitores grandes con ratio de aspecto de 21:9 o 32:9, son los más espectaculares y los que mejor sensación inmersiva van a lograr, pero también son los más caros y lo que más espacio necesitan.
  • Tipo de panel: actualmente existe 4 paneles en el mercado como son TN, VA, IPS y OLED, siendo los tres primeros de tipo LCD. Los de tipo OLED son los que mejor resultado ofrecen, pero son los más caros. En el caso de los demás, los TN son mejores para el gaming, los VA son los mejores para el trabajo y los IPS son los que podemos considerar en un término medio.
  • Resolución: Este es otro aspecto que debemos tener en cuenta y en el que debemos de ser consistentes con lo que necesitamos. Es decir, si no nos importa el precio, podríamos optar por una resolución 4K u 8K (hay pocos, pero los hay), pero como normalmente esto no se cumple y tenemos un presupuesto, debemos analizar para qué queremos el monitor y a partir de ahí realizar la compra. Por ejemplo, si no vamos a jugar, un Full HD sería la elección correcta, pero si queremos dedicarlo a ver juegos, entonces (siempre que se pueda) el 4K es el ideal.
  • Ratio de aspecto: este otro punto que puede ir englobado en los dos anteriores perfectamente. Si el monitor es muy grande se deberá optar por los 21:9 o incluso los 32:9 en ciertos casos.
  • Tipo de curva: realmente este es el único aspecto que es propio de los monitores curvos, puestos que los anteriores también serian comunes a uno plano. Cuando hablamos de una curvatura de 1800R, nos referimos a que ese número marca la longitud del radio en milímetros, siendo los 1800R y 2300R los más frecuentes. La curvatura la deberías elegir según la distancia a la que vas a estar del monitor, puesto que así evitarás estar demasiado cerca. Puedes hacerte una idea con la siguiente tabla.
Tipo de curvaturaDistancia de visualización ideal
1500R1,5 metros
1800R1,8 metros
3000R3 metros
4000R4 metros
  • Otros parámetros: también debemos estar atentos a otro tipo de parámetros más técnicos como pueden ser el contraste, el brillo, la tasa de refresco (cuanta más alta mejor para el gaming), el tiempo de respuesta, el refresco adaptativo o la compatibilidad con el sistema HDR. Evidentemente, para tener en cuenta todo esto, debemos comprenderlo, algo a lo que te va a ayudar la siguiente tabla.
ParámetroCaracterísticas
ContrateDiferencia máxima entre el blanco más luminoso y el negro más apagado
BrilloLuminosidad máxima que alcanza la pantalla (nits)
Tasa de refrescoCantidad de veces que la pantalla es capaz de actualizar la imagen por segundo (Hz)
Tiempo de esperaTiempo que tarda un píxel en cambiar de color (ms)
Compatibilidad HDRTecnología con la que un monitor sea capaz de proporcionar imágenes más realistas
Refresco adaptativoTecnología que permite adaptar la velocidad de actualización de la pantalla a la tasa de fotogramas que envía la tarjeta gráfica (AMD Freesync o NVidia G-Sync)

Con todo lo que has podido leer, ya serás capaz de discernir si quieres o no un monitor plano, y si es así, podrás elegir aquel que se adapte mejor a lo que esperas, puesto que ya tiene toda la información necesaria.

Nos encantaría saber por cuál te has decidido, por lo que te ofrecemos nuestras redes sociales para que nos lo cuentes.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además