Skip to main content

Mejorando tu fotografía móvil: reglas de composición intermedias

Mejorando tu fotografía móvil: reglas de composición intermedias
Ilan K. Cherre -

Ilan K. Cherre

25/11/2021 - 16:30

Los teléfonos móvil están capacitados para hacer fotografías de alta calidad, pero no por tener mejores sensores las imágenes van a ser mejores. Lo mejor es conocer las normas de composición para hacer mejores fotografías.

Antes de hacer una fotografía hay que componerla y, es que, muchas veces se olvida que el encuadre es, casi, todo en una instantánea. La digitalización ha hecho que nos lancemos a hacer fotografías hasta quedarnos con la que más nos guste, pero hay que intentar crear la escena antes de pulsar el botón de capturar.

No hace falta que repasemos lo que es la composición, aunque si habéis llegado a este artículo sin haber leído el anterior os lo dejamos enlazado para que le echéis un vistazo y sentéis las bases de este apartado de la fotografía. Esta vez ya no hay introducción, vamos con reglas de composición intermedias.

Líneas guía

Mejorando tu fotografía móvil: reglas de composición intermedias
Ilan K. Cherre -

Ilan K. Cherre

Todo tiene una dirección, solo hay que saber hacia dónde se dirigen los diferentes elementos. Puede que este sea uno de los conceptos más difíciles de visualizar y, es que, una fotografía no deja de ser el retrato en dos dimensiones de un paisaje con tres dimensiones. Las líneas guía permiten identificar el camino a seguir en la fotografía.

Hay muchas formas de emplear estas líneas guía, aunque lo más fácil y rápido es conseguir que todo se dirija hacia el mismo punto. En la fotografía de ejemplo se ve a la perfección La imagen es bastante harmónica y eso es gracias a que la propia fotografía está haciendo que miremos hacia el centro.

Mejorando tu fotografía móvil: reglas de composición intermedias
Ilan K. Cherre -

Ilan K. Cherre

A la hora de poner en práctica las líneas guía en la composición lo que hay que hacer es fijarse en el paisaje o, siendo más concretos, en lo que vayamos a fotografiar. El encuadre a realizar ha de tener en cuenta los elementos naturales y sus direcciones, si tenemos líneas paralelas lo más fácil es encuadrar creando un punto de fuga en el que se “unirán”.

Lo dicho, es un concepto complicado de imaginar. Pero os instamos a ponerlo en práctica y para ello lo mejor, al menos al principio, es encontrar un escenario con un horizonte bien marcado. Los pasillos alargados de supermercados funcionan bastante bien a la hora de poner en práctica este concepto.

Dirección y movimiento

Mejorando tu fotografía móvil: reglas de composición intermedias
Ilan K. Cherre -

Ilan K. Cherre

La fotografía es capturar la instantánea de un momento, pero no por ello la imagen resultante ha de ofrecer una quietud parsimoniosa. El movimiento es un elemento más con el que hay que jugar y que puede ayudarnos a generar una fotografía mucho más llamativa, además de ofrecer una experiencia basada en una ilusión.

Y, es que, la ilusión del movimiento es algo que, como seres humanos que somos, nos afecta de primera mano. A nivel técnico las líneas que ofrecen esta sensación de movimiento son las diagonales, pues son capaces de ofrecer una información mucho más inquietante que las paralelas.

Mejorando tu fotografía móvil: reglas de composición intermedias
Ilan K. Cherre -

Ilan K. Cherre

A la hora de aplicar la dirección y movimiento a una fotografía hay que elegir muy bien el elemento al que queramos dar vida. Asemejar que algo se mueve no tiene por qué incluir movimiento en la imagen, pero ayuda y más cuando se está empezando en la fotografía. El encuadre más cómodo observará al objeto en lateral.

Observándolo desde esta posición lo que se consigue es que dicho elemento apunte en una dirección en concreto, esta dirección es la que nos interesa y la que se verá amplificada por la línea diagonal que se genera al complementarla con la línea paralela que forma el horizonte.

Marcos naturales

 

Mejorando tu fotografía móvil: reglas de composición intermedias
Ilan K. Cherre -

Ilan K. Cherre

La naturaleza está plagada de marcos. Estos marcos pueden ser cualquier cosa, desde el espacio vacío que deja una puerta o una ventana al estar abiertas hasta una formación natural como un arco de rocas o el espacio entre las ramas de un árbol. No hay una manera correcta de aprovechar este espacio.

La directriz necesaria para hacerlo es intentar encuadrar lo que hay en el interior de la mejor forma posible y, lógicamente, hacer que el marco contenga esta información. Y, es que, la única dificultad para utilizar esta regla de composición es la necesidad de tener un ojo capaz de distinguir el marco y lo que queremos fotografiar.

Y además