Skip to main content

Royole Flexpai: esta es la realidad de un móvil con pantalla plegable

Royole Flexpai

03/03/2019 - 10:05

Estas son nuestras primeras impresiones con el Royole Flexpai, el primer móvil flexible que se ha puesto a la venta y que ha resultado ser lo que esperábamos, tanto para lo bueno como para lo malo. ¿Quieres saber si el futuro son los móviles flexibles? Sigue leyendo para tener más ganas... o para eliminarlas de un plumazo.

En el Mobile World Congress 2019 se mostraron todas las cartas de las diferentes compañías para los próximos meses, pero algo que ha sido tendencia, eclipsando lo demás: es ‘’lo de los móviles flexibles’’.

Es algo revolucionario por lo extraño que nos sigue pareciendo eso de que haya pantallas flexibles que no se rompan, cuando si nuestro móvil, si cae de la forma más tonta, se rompe en mil pedazos. Sin embargo, ahí estaban, con el Huawei Mate X en cabeza, el Galaxy Fold tras una vitrina, los prototipos de TCL y aplicaciones como la de Nubia.

Sin embargo, ninguno de esos dispositivos, a excepción del de Nubia, podían tocarse. Eso sí, escondido estaba el único teléfono flexible ‘’real’’ que existe ahora mismo, el Royole Flexpai. Y sí, tenemos las primeras impresiones del móvil flexible de Royole.

Por especificaciones, tenemos lo último en tecnología (excepto el 5G que sí monta el terminal de Huawei). Spandragon 855, que es el procesador más potente, rivalizando con el Apple A12, dos cámaras de 20 y 16 megapixeles con telefoto o una pantalla de hasta 7,8’’ con resolución de 1.920 x 1.440 píxeles.

Sin embargo, es un ejemplo de que la potencia sin control no sirve para nada, y de que llegar el primero tiene sus consecuencias, tanto positivas como negativas. A continuación, vamos con nuestras impresiones del Royole Flexpai, un teléfono flexible que ya puedes comprar… si eres extremadamente valiente y tienes 1.400 euros en el bolsillo.

Qué es el Royole Flexpai

Antes de nada, ¿qué es el Royole Flexpai? Cuando todo el mundo hablaba de LG (lógicamente, aunque al final no ha sido así con el LG V50 ThinQ) y Samsung como los que primero traerían el móvil flexible, a los que se sumó Xiaomi y Huawei, Royole se sacó de la manga el primer móvil flexible, y casi al momento de anunciarlo… lo puso a la venta.

  Royole Flexpai
Pantalla AMOLED Flexible
7,8'', 4:3
Resolución 1.920 x 1.440, 308 ppp
Procesador Snapdragon 855
Memoria RAM 6 GB / 8 GB
Almacenamiento 128 GB / 256 GB
Ampliable mediante microSD
Cámaras 16 Mpx + 20 Mpx f/1.8
Batería 3.970 mAh
Cargador de 9 V / 2 A
Dimensiones y peso 138 x 190,3 x 7,6 (sin plegar)
320 gramos
Precio Desde 1.388 euros

El Qualcomm Snapdragon 855 no necesita presentación. Es el procesador de más alta gama actualmente, un SoC que monta la versión estadounidense del Galaxy S10, el Xiaomi Mi 9 o el nuevo Mi Mix 3, entre otros. Estamos ante un ocho núcleos de hasta 2,84 GB que está acompañado por 6 u 8 GB de memoria RAM.

Royole Flexpai
Al lado de los botones laterales, tenemos el lector de huellas.

Sin embargo, lo importante es la pantalla, ya que se trata de un panel de hasta 7,8’’ AMOLED con una resolución de hasta 1.920 x 1.440. En este sentido, tenemos 308 píxeles por pulgada, que no está nada mal en ese tamaño, y que queda a la par de algunos de los móviles más avanzados en este sentido.

El formato, además, es 3:2, por lo que es un móvil que resulta cómodo para consumir contenido a pantalla partida, una de las principales características de este terminal. Al final, la flexibilidad es la principal característica de un dispositivo que permite tener una tablet en el bolsillo, aunque tiene un precio, y no económico.

Royole Flexpai
Se carga mediante un USB Tipo-C.

Los problemas del software, y del hardware, de los teléfonos flexibles

Ahora bien, tras repasar sus características principales, vamos con nuestras impresiones del Royole Flexpai. Como decíamos, se trata del primer teléfono flexible funcional que está a la venta, y eso tiene un precio. 

Llegar el primero te hace ganar notoriedad (¿alguien conocía la marca Royole?), pero también te hace cargar con una gran responsabilidad. Si el terminal es bueno, aumenta el interés. Si no, lo disminuye, perjudicando a otras marcas.

Royole Flexpai

Y, realmente, tras probar el Royole Flexpai miramos, al menos, miro, con recelo los móviles flexibles. Lo primero que destaca del Royole Flexpai es el grosor, como unos cuatro móviles unidos cuando está plegado.

Es bonito decir que tiene un grosor de 7,6 milímetros, pero realmente eso es de cada una de las dos partes del cuerpo, sin contar la bisagra y el enorme espacio que queda entre los dos ''cuerpos'' cuando se pliega. De hecho, da ''respeto'' meter el terminal en el bolsillo.

Los dispositivos más llamativos del MWC 2019

Las opciones de Samsung y Huawei (el Galaxy Fold y el Mate X) no tienen esa bisagra, dando más seguridad en este sentido, pero está claro que quien apueste por una bisagra del estilo ''libro'' como Royole, tendrá que probar su durabilidad.

Manejar con una mano el teléfono es complicado, tanto plegado como desplegado, ya que tanto por grosor en un caso como por tamaño en otro, necesitamos de las dos manos para tener la mejor experiencia.

Royole Flexpai
La pantalla nunca llega a ponerse recta en el modo ''desplegado''.

Antes de terminar con el hardware, toca detenerse en la bisagra. Se trata de una construcción que tiene un recubrimiento de goma. Es funcional, pero no da la sensación de ser premium y, desde luego, no podemos asegurar cuánto tardará dicha goma en resecarse y agrietarse.

Ahora bien, ¿y la pantalla? Royole tiene varias pantallas que se doblan, siendo una compañía especializada en este campo, y lo consigue gracias a un panel PAMOLED, o lo que es lo mismo, Plastic AMOLED.

Royole Flexpai

Se trata de un panel de plástico que no se rompe como el cristal, pero que es más fácil de rayar que el cristal, aunque resiste a los golpes, como pudimos comprobar de primera mano. Es extraño ponerle las manos encima, ya que cuando pulsamos, notamos que el dedo se hunde un poco (nada alarmante) y, además, hay brillos en la pantalla ocasionados por las ''ondas'' que produce el plástico.

Royole Flexpai
Al no haber cristal, aparecen brillos ''raros'' por todo el panel.

En este sentido, tampoco conseguimos una sensación premium, ya que el cristal, queramos o no, sea más o menos frágil, sí transmite esa sensación de robustez. ¡Ah! Además, cuando está desplegado, no hay ningún ''clic'' que nos lo indique, y la pantalla no queda totalmente recta. Y tampoco podemos decir que el software nos haya dejado buen sabor de boca.

Para controlar estas pantallas, es necesario que haya un software muy pulido que cambie sin problemas entre los diferentes modos del teléfono. El Royole Flexpai cuenta con el modo de pantalla plegada y pantalla extendida, pero también con una zona lateral (cuando está plegado) para notificaciones, como los Galaxy Edge en su día, y la opción de poner el móvil en modo ''tienda de campaña'' con información en las dos pantallas.

Royole Flexpai

Es decir, en total, y en la práctica, tenemos tres pantallas, y el software no está optimizado para ello. Es un lío plegar el terminal, ya que nunca sabemos cómo sujetarlo de primeras, ni para dónde se irá la información, y aunque hay algunas opciones de software para ajustar la experiencia, lo cierto es que se necesita un tiempo de adaptación bastante grande.

Royole Flexpai
Da igual cómo lo cojamos, la interfaz se volverá loca durante unos segundos.

No es un móvil intuitivo, no transmite una sensación premium y tenemos serias dudas sobre lo que aguantará en el bolsillo, pero... ¿todo es malo? Ni mucho menos.

No todo iba a ser malo, y hay cosas interesantes

También hay cosas que nos han gustado del Royole Flexpai. Una ya la hemos comentado, y es la resistencia del terminal ante los golpes directamente en la pantalla. Como nos contaron en el stand de la compañía, el CEO de la misma ''disfruta'' tirando el móvil al suelo para comprobar sus resistencia.

A nivel de software, queda mucho por hacer, pero está claro que hay cosas interesantes, como las diferentes formas de consumir contenido y, además, el poder llevar en un bolso (porque es muy grueso para un bolsillo) una pantalla de casi 8''.

Royole Flexpai
Hay modo de pantalla extendida, cuando está plegado, o de una única pantalla, ahorrando energía.
Royole Flexpai

El tratamiento del color es bueno y el rendimiento, también (rendimiento abriendo y moviendo aplicaciones, que no el software para gestionar el sistema). El modo de pantalla partida también es interesante, y a nivel práctico, me imagino fácilmente ''consumiendo'' las notificaciones en la pantalla del borde.

Además, la sensación de escribir es muy buena cuando la pantalla está plegada y sujetamos el terminal de forma horizontal, ya que esa pequeña inclinación debido al grosor de la bisagra, es bastante satisfactoria.

Royole Flexpai
La sensación al escribir en modo plegado es muy buena.

¿Son el futuro los teléfonos plegables? Puede, pero les queda desarrollo por delante

Como decíamos en estas impresiones del Royole Flexpai, ser el primero tiene sus cosas malas... y buenas, y está claro que la sensación es la de que ha salido al mercado antes de tiempo, solo por adelantarse a la competencia y, al final, posicionar una marca.

Por qué no decirlo, ''mola'' tener un teléfono plegable en las manos, y aunque las dos primeras veces lo cierras con cuidado, pensando que se va a romper, cuando lo tienes durante unos minutos entre manos comienzas a tratarlo con menos cuidado, en un uso más cercano al que hacemos en el día a día.

Samsung ha confirmado que no venderá el Galaxy Fold a gran escala y que será un terminal bastante exclusivo, y lo cierto es que entendemos por qué podría no haber unidades de demostración en tiendas.

Royole Flexpai
Doble cámara que funciona como cámara frontal y principal a la vez.

Las compañías deben asegurarse de que todo funciona a la perfección, ya que un fallo de software no se entiende, a nivel de usuario, como algo que puede solucionarse, sino como un ''no funciona''. Si un usuario de a pie, no un amante de la tecnología, trastea con el Royole Flexpai, en cuanto la interfaz da tres saltos para adaptarse a la posición del móvil siente que algo no va bien, causando rechazo.

Al final, las primeras impresiones del Royole Flexpai nos transmiten que, más allá del diseño (que es muy importante), lo fundamental es el software. Hemos comprobado que no se resquebrajan por doblarse, y eso está bien, pero ahora queda que no nos sintamos incómodos utilizando el teléfono.

Royole Flexpai

Eso es software, más software... y un poco más de software. Está en la mano de los diseñadores, y aunque la primera impresión y la toma de contacto con el futuro de los móviles no ha sido del todo buena, estamos seguros que gigantes como Samsung y Huawei tendrán estos fallitos bastante pulidos cuando lancen sus respectivos terminales.

Tags:

#sync, #Destacado