Logo Computerhoy.com

Malas noticias para los diabéticos que tenían puestas sus esperanzas en el Apple Watch

Apple Watch series 8, análisis y opinión

El importante avance del monitoreo de salud que podría llegar al Apple Watch, pero podría ser a finales de la presente década.

Son ya unos cuantos años en los que se viene rumoreando que Apple está trabajando en incluir algunos nuevos sensores de salud para un próximo Apple Watch, y en concreto el de monitoreo de glucosa en sangre es uno de los más importantes y que podría revolucionar el mercado.

Sin embargo, una inclusión de estas características requiere mucho tiempo de investigación y desarrollo, y si bien Apple aparentemente está trabajando en una tecnología de monitoreo de glucosa en sangre para un próximo Apple Watch, no llegaría a corto plazo.

Según Mark Gurman de Bloomberg, en su último boletín informativo de Power On, ha señalado que si bien Apple está trabajando en una tecnología de monitoreo de glucosa en sangre para el Apple Watch, les va a llevar de “tres a siete años” lanzarlo.

Y esto es una malísima noticia porque no veríamos un Apple Watch con esta tecnología de monitoreo de glucosa en sangre hasta finales de la actual década dado que requiere años de trabajo por delante, afirma el periodista.

Según se ha ido desvelando, Apple ha estado utilizando una tecnología de chip conocida como “fotónica de silicio y espectroscopia de absorción óptica” para crear este monitoreo de glucosa en sangre.

Este sistema estaría haciendo uso de láseres para emitir longitudes de onda de luz específicas en una zona debajo de la piel donde hay líquido intersticial que puede ser absorbido por la glucosa.

Luego este sensor reflejaría la luz para indicar la concentración de glucosa y un algoritmo determina el nivel de glucosa en sangre de esa persona.

Apple necesita más tiempo para perfeccionar la tecnología

Apple necesitaría perfeccionar los algoritmos y los sensores integrados antes de sacar esta tecnología al mercado, además tienen que buscar una forma de reducir al máximo el tamaño del módulo para que pueda entrar, evidentemente, dentro de un Apple Watch.

Así que se estima que Apple tardará un mínimo de tres y un máximo de siete años en presentar un Apple Watch con esta tecnología, así que es probable que incluso hasta el Apple Watch Series 16 no lo veamos.

Apple lleva probando esta tecnología de glucosa en sangre en cientos de personas en la última década, pero debido a su complejidad, todavía no lo han conseguido incluir en el Apple Watch.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.