Logo Computerhoy.com

1.000 servidores para realizar 240 millones de transacciones por segundo, China lo vigila todo

El potencial de Uber y las VTCs vs Taxi, China lanza su servicio nacional de coches compartidos

El gran hermano chino es cada vez más real. El país asiático ha puesto en marcha un ambicioso plan que pretende controlar absolutamente todo dentro del país.

La ambición de China de registrar la actividad gubernamental y comercial en una cadena de bloques tiene un nuevo motor: un clúster de 1.000 servidores en Pekín capaz de gestionar 240 millones de transacciones de contratos inteligentes por segundo.

Este proyecto es impresionante por dos razones: La primera es que utiliza tecnología propia. El clúster está vinculado a ChainMaker, una plataforma de cadena de bloques hecha en China a la que han contribuido o que ha sido adoptada por importantes empresas privadas y gubernamentales chinas.

ChainMmaker también ha afirmado haber desarrollado un chip de 96 núcleos diseñado para acelerar las transacciones de blockchain. La Academia de Blockchain y Edge Computing de Pekín, que se entiende que es la diseñadora de la instalación, ya había anunciado anteriormente que ha desarrollado sistemas de almacenamiento a escala de petabytes.

Con Estados Unidos a la cabeza de las prohibiciones a la exportación de alta tecnología a China, plataformas como esta demuestran que Pekín puede construir cosas grandes y complejas. Otra cosa es que se funcionen y que sean eficientes.

La segunda razón es que esta plataforma demuestra que el impulso de Pekín para el uso extensivo de blockchain es real y está listo para rodar.

servidor chino

Un proyecto para gobernarlos a todos, un proyecto para encontrarlos

Como explican los medios de comunicación controlados por el Gobierno chino sobre el clúster, se utilizará para asegurar y registrar las transacciones a través de 80 departamentos, 16 distritos y organizaciones en los campos del transporte, las finanzas y las telecomunicaciones.

Este estará destinado a garantizar los flujos de información de vuelta a Pekín para realizar una "coordinación eficiente del sistema de gobierno", lo cual significa lo que todos pensamos: controlarlo todo.

Cierran una fábrica de iPhone en la India con 250 intoxicados tras encontrar ratas, comida con gusanos y retretes sin agua corriente

Y a gran escala, lo que sugiere que China va a hacer de los contratos inteligentes una parte importante de su entorno empresarial.

Es justo el tipo de cosas que cabría esperar en un país donde el Estado es de partido único que ejerce un estrecho control sobre el desarrollo económico y al que le gusta vigilar el rendimiento de las organizaciones. Vamos, que hablamos de China.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.