Logo Computerhoy.com

25 aniversario de Computer Hoy: Del bitcoin a las monedas digitales centralizadas (CBDC)

Foto del redactor Jesús Maturana

Webmanager en Computerhoy.com

CBDC
Foto del redactor Jesús Maturana

Webmanager en Computerhoy.com

Bitcoin es una de las revoluciones digitales más populares de los últimos años. Una moneda digital que ha hecho ganar dinero a muchos usuarios y que pretende ser una alternativa descentralizada para poder pagar por productos y servicios, alternativa a la banca tradicional. Ésta no se ha quedado de brazos cruzados y ya ha lanzado monedas digitales centralizadas. Este reportaje se engloba dentro de un serial de 25 hitos tecnológicos que han marcado la historia reciente con motivo del 25 aniversario de Computer Hoy.

Bitcoin ha traído consigo un cambio de paradigma en los establecidos métodos de pago a través de bancos centrales y valores del dinero. 

Ello ha hecho que los Bancos Centrales tengan que tomar medidas y ofrecer alternativas a lo que es una clara necesidad del mercado. Dinero virtual, que permita realizar compraventas online sin estar atados a un valor de cambios establecidos y variables.

Bitcoin ha conseguido una reacción por parte de los siete mayores bancos centrales que se han unido para crear los requisitos de un banco central de monedas digitales.

Al mismo tiempo, el Banco Central Europeo lanzó en 2021 una consulta pública para ver si era interesante o no lanzar el euro digital.

Las criptomonedas han marcado un antes y un después, hasta el punto de que los bancos han publicado un análisis conjunto, en lugar de individuales, de la situación del mercado.

Historia de las criptomonedas, 2008 el origen de bitcoin

A lo largo del tiempo han evolucionado ciertos conceptos desde la publicación de Sastoshi Nakamoto del paper de 8 páginas en el que describía un sistema de pago P2P basado en una blockchain descentralizada mediante prueba de trabajo.

Ello marcó un antes y un después ya que era una amenaza directa contra los bancos tradicionales. A partir de 2015, se vivió la llegada de muchas criptomonedas como oleada y que, en cierta manera diluyó el empuje de bitcoin o ethereum.

Una moneda es el dinero de un país o grupo de países y sirve para tres propósitos:

  • Medio de pago
  • Unidad de contabilidad
  • Sistema para almacenar valor

Antiguamente el dinero equivalía a una cantidad de oro que podrías cambiar finalmente, pero desde hace siglos, hablamos de lo que se conoce como dinero fiduciario, es decir, un dinero atado a un banco central que cuyo valor depende de la confianza que haya en los resultados de dicho banco y de la inflación.

Una criptomoneda cubre esas necesidades sin tener en cuenta a ese banco central y su valor depende de la fluctuación del mercado.

Motivaciones para crear Monedas Digitales Centralizadas (CBDC)

Está claro que los bancos centrales no quieren perder poder y, claro, criptomonedas de gran peso como ethereum o bitcoin podrían hacerles sombra. Es por ello que surge la necesidad de crear una moneda digital, centralizada, para evitar el avance de las criptomonedas como medios de pago.

Mantener el control como entidad intermedia en los siguientes pasos en los que evolucionen las formas de pago es, la principal motivación.

Qué es el euro digital, la nueva criptomoneda oficial de la UE, y cómo nos afectará

Gettyimages

Entre las motivaciones de los Bancos Centrales para crear monedas digitales se encuentran la diversificación de pagos, la economía es cada día más digital y sería necesario el uso de menos cajeros. Ahora bien, cabe la pregunta de si un CBDC sería más como dinero como un depósito que tuviera interés.

Por términos de disponibilidad y resiliencia un CBDC debería ser usable también offline aunque aquí habría problemas que solucionar para evitar fraude y falsificación.

Pruebas ya efectuadas por Bancos Centrales: luces y sombras 

Proyecto piloto inicial: Uruguay

En 2017, noviembre, el Banco Central de Uruguay fue el primero en probar una moneda digital. Fue un proyecto piloto con 20 millones de e-pesos, que reemplazaron temporalmente al dinero equivalente físico.

Más de 10.000 usuarios móviles en el país usaron la Cartera Digital durante ese periodo. Este proyecto involucró a múltiples partners y negocios ya establecidos lo que fomentó el uso.

Las especificaciones de esta prueba requerían que todos los billetes fueran únicos y se pudieran rastrear. Para evitar la posibilidad de gastarlos dos veces se requería una conexión móvil.

El Banco Central de Uruguay describió la experiencia como muy positiva y sin incidentes técnicos. La principal motivación en este caso fue la inclusión digital y la reducción de los costes de transacción en comparación con otros métodos de pago.

China lo intentó en 2020

El gigante asiático baneó las criptomonedas en 2017 incluso también el minado de las mismas, sin embargo, en octubre de 2020 inició un proyecto piloto conocido como "Digital Currency Electronic Payment" (DCEP) que tuvo lugar en Shenzen.

Este piloto tuvo una participación de 50.000 usuarios aleatorios que recibieron 200 monedas digitales con nombre Renminbi, el dinero del pueblo.

Tras el buen funcionamiento ampliaron hasta final de año con 100.000 residentes más ahora en Suzhou que recibieron otros 200 Renminbi.

Todas las compras e intercambios se hacían desde la aplicación móvil Digital Renminbi. Tras el buen funcionamiento de esas pruebas piloto el Banco Central Chino y SWIFT crearon en 2021 una joint venture para implementar esta moneda digital en el país.

Suecia, el país donde casi no se usa dinero en metálico

El país nórdico es uno de los países europeos en los que menos dinero físico se usa de manera tradicional, es por ello que tiene sentido ver si una moneda digital puede traer beneficios.

El banco Sveriges Riksbank es uno de los más avanzados y creó un marco de cooperación con negocios establecidos para implementar una moneda virtual. El Banco Central Sueco anunció que lo iba a testear pero eso sí, en un entorno simulado.

Euro Digital, estado actual y futuro

El Euro Digital sería la respuesta del Banco Central Europeo a esta demanda de CBDC dentro del marco europeo.

Un euro digital sería un medio de pago electrónico que cualquier persona podría utilizar en la zona del euro. Sería seguro y fácil de usar, al igual que el efectivo en la actualidad. 

Puesto que sería dinero de banco central emitido por el BCE, sería distinto del dinero privado, pero también podría utilizarse una tarjeta o una aplicación en el móvil para pagar con euros digitales.

Una moneda digital de banco central en Europa podría llegar para responder a la creciente demanda de pagos electrónicos seguros y fiables. Disponer de dinero digital emitido por el banco central constituiría un ancla para la estabilidad de los sistemas de pago y de los sistemas monetarios.

Euro digital timeframe

 Un euro digital también reforzaría la soberanía monetaria de la zona del euro y fomentaría la competencia y la eficiencia en el sector de pagos europeo.

Actualmente está en plena etapa de estudio sobre cómo implementarlo y según el marco de tiempos del proyecto, en octubre de 2023 deberíamos tener novedades sobre nuevas fases de este estudio y saber si veremos o no un euro digital y cómo funcionaría.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Bitcoin, Economía