Skip to main content

BMW se despide de los motores diésel de 400 CV con dos Ediciones Finales de sus BMW X5 M50d y BMW X7 M50d

bmw-x5-m50d-x7-m50d-final-edition

18/08/2020 - 20:32

La muerte del diésel es solo una cuestión de tiempo. BMW le dice adiós con una Final Edition de sus motores de 400 CV, que además no vas a poder comprar.

Con más o menos polémica, el diésel ha adquirido una mala fama refrendada por las leyes que penalizan su uso. Así que los principales fabricantes están abandonado los motores diésel. BMW ya lo confirmó hace meses y ahora se despide definitivamente con sus dos últimos motores diésel de 400 CV.

Se trata de los nuevos BMW X5 M50d y X7 M50d Final Edition, un tributo de BMW para despedir al famoso propulsor diésel de cuatro turbos.

Según nos cuenta nuestro compañero Aarón Pérez en Auto Bild estos dos motores se van a vender de forma muy limitada solo en Rumanía. Así que salvo que viajes al país a comprar el coche allí, no podrás hacerte con uno. Puedes verlos en detalle en esta galería.

Estas ediciones especiales apenas tienen cambios con respeto a la versión estándar, más allá de unas placas en los umbrales de las puertas con la inscripción Final Edition.

Sin embargo son atractivos para el comprador, además de por su condición de edición limitada, porque el equipamiento que antes era opcional ahora pasa a ser de serie: los faros con tecnología láser, la tecnología de conducción semiautónoma, el Head-Up Display, el sistema de sonido Harman Kardon, cristales acústicos, tapicería, etc.

Estamos ante dos motores muy potentes y, por tanto, con un consumo alto.  El motor X5 M50d homologado por el ciclo europeo WLTP alcanza los 8,3 litros a los 100 kilómetros, con unas emisiones de CO2 de 218 g/km. El X7 M50d aumenta el consumo hasta los 9 litros a los 100 kilómetros con unas emisiones de CO2 de 235 g/km.

Son los dos últimos motores turbodiésel de seis cilindros en línea y 3.0 litros dotados de cuatro turbocompresores que entregan la friolera de 400 CV de potencia y un par motor máximo de 760 Nm.

El BMW X5 M50d puede alcanzar los 100 km/h desde parado en solo los 5,2 segundos, con una velocidad máxima de 250 km/h.

El BMW X7 M50d es un SUV de mayor tamaño que reduce su capacidad de aceleración en 0,2 segundos debido a su mayor peso. Pasa de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos. La velocidad máxima también es de 250 km/h.

Son los dos últimos coches de BMW con motores diésel de 400 CV. El fin de una época.