Smartphones con pantalla de tinta electrónica, ¿interesan?

Smartphones y relojes inteligentes con pantalla de tinta electrónica. ¿Merecen la pena?

Dicen que la tecnología entra por los ojos. En el mundo de la telefonía y los wearables, realmente es así. Los dispositivos móviles no son sólo herramientas. También son moda y tendencia. Una carcasa elegante, moderna o con un diseño rompedor puede ayudar a vender muchas unidades. Y lo mismo se aplica a la pantalla, cuya resolución y pureza de los colores, brillo y contraste, es clave para el éxito de un smartphone.

La tinta electrónica se creó para los lectores de ebooks, y ahí cobra todo su sentido. Por eso sorprende encontrarse con móviles o smartwatches con pantalla de tinta electrónica o e-ink. Tienen menos resolución, son en blanco y negro, y se refrescan mucho más lentamente que un panel LED, así que no sirven para tareas que hoy en día se consideran vitales en un móvil, como ver vídeos o jugar a juegos.

¿Entonces, qué aporta la tinta electrónica a la telefonía y los wearables? Vamos a intentar descubrirlo en este artículo.

Smartwatch tinta electrónica

¿Qué es la tinta electrónica?

Para entender las diferencias entre una pantalla de tinta electrónica y una de cristal líquido o similar, es interesante saber cómo funciona esta tecnología.

Las pantallas de e-ink son mucho más finas que las LCD. Están formada por tres capas: una capa protectora, otra con microtransmisores eléctricos, y una tercera con un polímero líquido. Lo cierto es que el concepto de “tinta electrónica” está perfectamente elegido porque la pantalla tiene tinta en su interior que se modifica electromagnéticamente. Pero no se trata de tinta convencional como la que se usa en los bolígrafos o las impresoras, sino de un polímero especial, un gel sobre el que flotan millones de cápsulas que contienen partículas de titanio blancas y negras, cargadas eléctricamente. Cada cápsula tiene dos transmisores y en función de la carga positiva o negativa se consigue que asciendan a la superficie de la pantalla las partículas negras, las blancas, o un mezcla. Organizando las cápsulas se consiguen los píxeles que forman las letras o el dibujo.

Tinta electrónica

Este sistema, como es fácil deducir, permite crear pantallas en blanco y negro con diferentes tonos de grises, que es la configuración más común de las pantallas de tinta electrónica. Aunque existen pantallas de tinta a color, son muy caras de fabricar y la gama de coloración aún es muy limitada.

Ventajas e inconvenientes

El hecho de usar tinta de verdad ofrece una serie de ventajas muy interesantes, con respecto a una pantalla TFT o de cristal líquido.

Mejoras

Las pantallas de tinta electrónica no necesitan retroiluminación. Aún más importante, mientras muestran una imagen estática no consumen energía, pues es la propia tinta lo que estás viendo. La energía sólo es necesaria para cambiar la pantalla, o iluminarla, si la estas utilizando de noche. Por tanto, el consumo de un smartphone con pantalla e-ink es mucho menor.

Smartphone tinta electrónicoLa pantalla de tinta electrónica es la de la derecha

Los modelos que hay ahora mismo en el mercado sólo tienen que cargarse una vez a la semana, o cada quince días, incluso con un uso continuado. Es una característica muy importante si viajas mucho o pasas largas temporadas al aire libre en donde no puedes encontrar un enchufe.

Al no existir retroiluminación la pantalla se ve a la perfección a plena luz del sol, y desde todos los ángulos, porque estás observando tinta física, no un píxel que se enciende o se apaga como en un display convencional.

El hecho de que una pantalla estática no consuma energía te permite dejar un mapa “grabado” cuando vas en coche o en bici, la lista de la compra o el calendario, el tiempo que quieras, sin consumir batería. El smartphone está encendido las 24 horas del día. Puedes ver tus notificaciones sin necesidad de estar constantemente desbloqueando el terminal.

Como no tiene retroiluminación, no cansa la vista si pasas mucho tiempo observando la pantalla.

Otra ventaja es que además de un smartphone, por el mismo precio obtienes gratis un e-reader o lector de ebooks con las mismas características que puede tener un Kindle de Amazon por ejemplo, aunque con una pantalla más pequeña.

Limitaciones

La primera limitación obvia de una pantalla de tinta electrónica es que es en blanco y negro. Además su resolución no alcanza a la de una pantalla IPS u AMOLED de vanguardia. No puedes, por tanto, disfrutar al máximo de las fotografías o de apps con gran calidad gráfica.

Smartphone tinta electrónica

Del mismo modo este tipo de tecnología ofrece una baja tasa de refresco, así que no es adecuada para mostrar vídeos o gráficos en movimiento, porque deja mucho rastro.

Ya podemos, por tanto, sacar conclusiones. Un smartphone con pantalla de tinta electrónica puede resultar útil si quieres ahorrar recargas, si pasas tiempo al aire libre en zonas con pocos enchufes, o si necesitas tener la pantalla encendida las 24 horas del día. También funciona muy bien si sólo usas apps estáticas basadas en texto, como mensajería, correo, redes sociales, información, escuchar música, etc. Y, especialmente, si lees muchos ebooks, informes, o proyectos.

Por el contrario, no te resultará de mucha utilidad si estás continuamente viendo vídeos, editando fotos y jugando a videojuegos.

Smartphones

No existen muchos smartphones que usen esta tecnología, pero los que hay ofrecen funciones únicas, realmente útiles, que no se pueden encontrar en un smartphone convencional.

Onyx Midia InkPhone

Onyx tinta electrónica

El Onyx Midia InkPhone es uno de los primeros smartphones con pantalla de tinta electrónica que se lanzaron al mercado. Dispone de una pantalla de 4.3 pulgadas, en blanco y negro, con una resolución de 800x480 píxeles.

Su hardware es muy básico: utiliza un procesador Mediatek MT6515M a 1 GHz, con 512 MB de memoria RAM y 512 MB de almacenamiento, ampliable con tarjetas micro SD. Dispone de WiFi, Bluetooth, conexión 2G y 3G, y usa Android 2.3.

El Onyx Midia InlPhone incluye una capa del sistema operativo muy sencilla de usar, pensada para niños o personas mayores.

Básicamente, se vende como un lector de ebook con el que puedes realizar algunas de las cosas que haces con un smartphone, como llamar por teléfono, leer el correo, ver páginas web, escuchar música, o gestionar la agenda. Es compatible con todas las tiendas de ebooks, desde Tienda Kindle a Google Play Books, Casa del Libro, y otras muchas. Visto de otra forma, también es un smartphone especializado en mostrar texto a plena luz del día, y que apenas consume batería. Sólo tendrás que recargarlo una vez cada 15 días. Además permite hacer Tethering para convertirlo en un punto de acceso y compartir su conexión WiFi con otros dispositivos. Cuesta 149€.

YotaPhone 2, doble pantalla

YotaPhone 2Yotaphone 2, el smartphone con pantalla por ambas caras

Análisis del Yotaphone 2

La propuesta de la compañía rusa Yota Devices es tan rompedora como obvia. ¿Por qué las dos pantallas deben competir entre sí, cuando puedes tener ambas? Dicho y hecho.

Tras una primera versión casi experimental, el pasado mes de diciembre se puso a la venta en España el Yotaphone 2, un smartphone Android que sustituye la carcasa trasera por una pantalla de tinta electrónica.

Por delante posee una pantalla convencional AMOLED de 5 pulgadas con una resolución 1920x1080 píxeles. Utiliza en potente procesador Qualcomm Snapdragon 800 de cuatro núcleos a 2.2 GHz, con 2 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento.

Dispone de una cámara trasera de 8 Mpx con autofocus, flash LED y una delantera de 2 Mpx. Ofrece también conectividad 4G/LTE, WiFi, NFC y Bluetooth 4.0.

Hasta aquí, es un móvil convencional de gama alta. Pero si lo das la vuelta te encuentras con una pantalla de tinta electrónica de 4.7 pulgadas. Ambas disponen de la protección Gorilla Glass 3.

Tienes, por tanto, lo mejor de los dos mundos. Usas la pantalla estándar para ver vídeos, fotos, o apps con mucho movimiento. En la pantalla de tinta ejecutas las apps de texto, los ebooks, o recibes las notificaciones cuando no usas el móvil, porque siempre está encendida, así que no tienes que estar constantemente desbloqueándolo. Si se acaba la batería puedes llevar todas las funciones a la pantalla de tinta, que dura tres veces más. Y si te quedas sin ella y el móvil se apaga, puedes dejar en la pantalla de tinta la información que necesites, como un mapa, la agenda, o el discurso que tienes que leer en la reunión con el jefe.

El Yotaphone 2 cuesta 699€, y ya está disponible en España.

Smartwatches

Aunque los smartphones con pantalla de tinta han resultado ser muy prácticos, esta tecnología se ajusta aún mejor a los relojes inteligentes, menos potentes y con menos funciones que los móviles, y por tanto, no tan exigentes con el display.

Pebble, el pionero

Pebble

Resulta curioso descubrir que el primer smartwatch con pantalla de tinta electrónica, el simpático Pebble, fue también uno de los primeros relojes inteligentes de la historia. Su origen no es menos peculiar, pues se financió a través del crowdfunding, es decir, con las aportaciones de los propios usuarios, que pagaron su fabricación. Ha sido un gran éxito de ventas.

Pebble dispone de una pantalla e-ink en blanco y negro de 1.26 pulgadas, con una resolución de 144x168 píxeles. Ya acumula cientos de apps que te permite realizar funciones como recibir todas las notificaciones de tus smartphones iOS o Android, mensajes y correos, consultar el tiempo, o acceder a Google Maps, entre otras.

También dispone de acelerómetro 3D, brújula y sensor de luz, así que puede controlar el ejercicio que haces. Es posible sumergirlo hasta 50 metros, y su batería dura 7 días, pese a estar siempre encendido. Cuesta 129€ en su versión en plástico, aunque existe otra con carcasa de acero que sube a los 229€.

Pebble

Las 7 mejores apps para Pebble

FES Watch

Quizá la empresa Fashion Entertaiments no te suene de nada, pero si te decimos que pertenece a Sony, seguro que despierta tu interés. En un movimiento extraño, ha presentado un reloj inteligente de tinta digital en una página de crowdfunding, con la intención de buscar financiación.

El smartwatch en cuestión se llama FES Watch, y poco se sabe sobre él, pues tan sólo se han desvelado unas fotos.

Reloj tinta electrónica

Lo más llamativo es que la pantalla de tinta electrónica cubre también la correa, así que puedes personalizarlo por completo. Su batería durará 60 días.

Otras propuestas

La tinta digital no se limita sólo a los wearables, otros muchos dispositivos aprovechan sus ventajas.

¿Una máquina de escribir?

Muchos escritores profesionales y periodistas tienen problemas para escribir en un ordenador, porque es una fuente constante de distracciones que rompe su concentración, y por eso han vuelto a la máquina de escribir. Pero luego es una pesadilla pasar los textos a digital.

Hemingwrite es un híbrido de ordenador y máquina de escribir que reúne lo mejor de ambas tecnologías. Dispone de una pantalla de tinta electrónica de 6 pulgadas y 300 ppp, así que no necesitas papel.

hemingwrite

No tiene apps o funciones adicionales, para que nada te distraiga de tu escritura. Cuando terminas un texto, con un botón lo subes a Google Docs, o a Evernote, para acceder a él desde cualquier dispositivo.

¿Un teclado con tinta electrónica?

Jaasta Wireless E-Ink Keyboard es un teclado de ordenador con una idea revolucionaria: cada tecla es en realidad una pantalla de tinta electrónica. Esto significa que puede cambiar su aspecto para mostrar el teclado en cualquier idioma, o las plantillas de aplicaciones como Photoshop, Microsoft Word o Adobe Dreamweaver. Y olvídate de aprenderte las teclas de los juegos: puedes “etiquetarlas” a tu gusto en las propias letras. Cuesta 299 dólares.

Jaasta teclado de tinta electrónica

Parece claro que los smartphones y smartwatches con pantalla de tinta electrónica no van a dominar el mercado. Pero pueden resultar muy útiles para cubrir ciertas necesidades muy específicas, ofreciendo soluciones que una pantalla convencional no puede alcanzar, especialmente en aspectos como el consumo de batería o el permanecer siempre encendida.

¿Te convencen sus prestaciones?