Skip to main content

BlackView BV9000 Pro, análisis y opinión

BlackView BV9000 Pro

12/02/2018 - 16:05

La compañía china BlackView apuesta con el smartphone BV9000 Pro por el segmento de público que busca un móvil resistente, con buena autonomía y gran pantalla. Este modelo es una evolución de la generación anterior y llega con tendencias de diseño actuales como son pantalla 18:9 y doble cámara.

Puesta al día en la línea de diseño de 2018

El nuevo BV9000 Pro es claramente la evolución del modelo BV8000 Pro en cuestión de diseño. Añade en la parte trasera un lector de huellas y sistema de doble cámara y suaviza en parte las aristas.

Estamos ante un móvil grande, 162 x 81 x 13.4mm y pesado ya que por poco pasa el cuarto de kilo: 254 gramos. Su pantalla es de 5,7 pulgadas en formato 18:9 y tiene un acabado gomoso, tan típico de los móviles resistentes o ruggerizados.

El BlackView BV9000 Pro tiene una estructura metálica que se deja entrever en los laterales mientras que las parte trasera, inferior y superior está cubierta por esa goma que protege ante el agua y caídas. Este móvil tiene certificación IP68 por lo que podrá aguantar cualquier caída accidental en agua, profundidad de hasta 1,5 metros durante 30 minutos.

Unas tapas que cubren el conector USB-C que hace, también, las veces de salida de audio con un adaptador que se incluye en la caja. Aquí hacemos notar que el conector USB-C de este smartphone está ligeramente más dentro que otros y necesitaremos el cable que viene en la caja para cargarlo, que tiene la parte metálica del conector más larga de lo habitual. Nos hemos encontrado con cables que aunque parecen conectar, no cargan.

La otra tapa cubre la bandeja para la tarjeta microSD y la tarjeta SIM. Es una bandeja que permite utilizar o bien dos SIMs o bien una tarjeta SIM y una tarjeta microSD.

Como se puede ver en la parte frontal la pantalla cubre la zona donde hasta ahora veíamos los botones capacitivos Android. En este modelo se suplen con botones software, lo que resta en algunas aplicaciones espacio de pantalla.

Los botones del volumen y encendido se sitúan en el lateral derecho del terminal. También tenemos un botón personalizable al que podemos asignar distintas funciones o apertura de aplicaciones con una pulsación simple, doble o bien manteniéndolo pulsado.

En la parte trasera vemos un diseño de cámara y lector de huella que recuerda en situación al Mate 9 de Huawei. Dos cámaras situadas en vertical y bajo ellas el lector. También cabe destacar que este modelo incluyte conectividad NFC.

La sensación general en cuanto a diseño y cuando lo tenemos en manos es esa: un modelo muy pesado y algo tosco, preparado para un día a día duro, sí, pero no pasará desapercibido por sus dimensiones y peso.

Sumándose a la moda 18:9, pero a resolución contenida

Este modelo da un paso atrás en cuanto a resolución frente al modelo BV8000 Pro y es que se queda en la versión 18:9 de 720p, es decir, resolución HD+ (1.440 x 720px). Ello implica que en una diagonal de 5,7 pulgadas la densidad de píxeles baja a 282 ppp frente los 440 ppp de la generación anterior.

¿Qué significa eso? Que, por una parte, tendremos una menor nitidez y definición en pantalla mientras que, por otra parte, tendremos menos resolución que renderizar lo que ayuda a la GPU en juegos y aplicaciones gráficamente exigentes.

La pantalla es en formato 18:9, más larga que el tradicional formato 16:9 y está cubierta por una protección Gorilla Glass 5 encastrada en este cuerpo gomoso y es, sin duda, la parte más débil del diseño.

Los mejores móviles de 2017

Los ángulos de visión son correctos y el nivel de brillo en este terminal nos ha sorprendido. Es suficientemente alto para poder utilizarlo en la calle a plena luz del sol. 

La calibración de la pantalla tiene un mínimo tinte frío pero es algo que podremos personalizar desde los ajustes de pantalla con Miravision.

El punto flojo de la pantalla es claramente su resolución y la falta de soporte HDR, algo que en 2018 seguirá siendo tendencia en móviles. Si bien, esta última característica podría estar enfocada a terminales de gama top, la resolución sí es un punto que se queda algo corto en este terminal.

Rendimiento digno de la gama media, sin florituras

Este smartphone monta un chip Mediatek Helio P25 (MT6757CD) que es un chip que octa-core de 8 núcleos Cortex A53. Están divididos en dos bloques de 4 núcleos que funcionan a frecuencia máxima de 1,69 GHz y a 2,39 GHz.

El último modelo de BlackBiew integra 6 GB de RAM, más que suficientes para hoy día y seguramente para cubrir sin problemas los dos próximos años. Además de ello, tenemos 128 GB de memoria interna, un espacio muy amplio que hará casi innecesario el uso de tarjeta microSD, aunque disponemos de esa opción.

La GPU Mali T880 MP2 es capaz de mover de manera bastante eficiente juegos exigentes en esta pantalla con resolucion 720p extendida, aunque hay que destacar que este móvil no está enfocado precisamente a esta tarea, no defraudará a jugones casuales.

El BV9000 Pro tiene un modo Sports que debemos activar en el apartado de Ajustes -> Batería en el que el chip Helio P25 funcionará a tope de rendimiento ya que por defecto llega con un modo enfocado al ahorro de batería.

Las pruebas de rendimiento muestran un comportamiento habitual de este chip que se sitúa en lo que venía siendo la gama media o media premium de 2017. No son cifras destacables pero es más que suficiente para tener una experiencia de uso fluida.

Android 7.1.1 con cierta personalización

Si hay algo que suele molestar habitualmente de los smartphones de ciertas marcas chinas son las capa de personalización realmente intrusivas y la cantidad de bloatware que traen de serie. En este caso no es así.

El BV9000 Pro funciona sobre Android 7.1.1, que si bien no es Oreo, es de las más modernas del momento. Tenemos un escritorio con cajón de aplicaciones y un par de apps extra preinstaladas, la brújula y un optimizador del sistema.

La barra de herramientas deja ver cierta personalización en los iconos y es algo que en el apartado de ajustes se retoma. Es, sin duda, el apartado que más se aleja de Android stock y donde encontramos funciones adicionales tan variopintas como son el ajuste de pantalla dividida, gestos o escaneo QR, entre otros.

El rendimiento durante nuestras pruebas ha sido fluido sin cierres forzados y con una gran estabilidad a la hora de saltar entre aplicaciones abiertas, gracias en gran medida a esos 6 GB de RAM.

Como decimos, no es Android Stock ni tampoco la última versión de Android, pero no hay mucha personalización y el rendimiento general es bastante fluido.

Doble cámara trasera sí, pero mal efecto bokeh

Este smartphone fue anunciado como un móvil que integra una doble cámara trasera y que ofrece el tan popular efecto de desenfoque o bokeh en fotos. Monta una combinación trasera de un sensor de 13 MPx y 5 Mpx como auxiliar. El flash que monta es doble y bastante potente.

El software que utiliza este móvil de BlackView es bastante completo, con la estética habitual de móviles chino en la que tenmos varios modos de foto deslizando en la pantalla principal y pudiendo tocar la pantalla para enfocar y variar la exposición de la toma.

El modo de bokeh o desenfoque de fondo has sido bautizado como modo Estéreo y permite la edición del desenfoque antes y después de la captura pudiendo incluso llegara a enfocar toda la toma a posteriori, o reenfocar otra zona.

No llega a la altura de otros sistemas como el que monta Huawei en sus últimos terminales pero sí que es un paso a mejor frente a otras alternativas chinas que hacen un desenfoque radial sin tener en cuenta otros elementos en la escena.

El BV9000 Pro tiene un modo fotográfico HDR que tenemos que activar a propósito para conseguir una toma con una pequeña mejora en rango dinámico aunque en ocasiones la mezcla de las dos capturas que hace nos ha generado algún artefacto.

La grabación de vídeo queda relegada a grabación FullHD y no tenemos estabilización óptica así que tendremos que hacer gala de buen pulso para conseguir tomas sin temblores o trepidaciones.

No es un sistema de cámara de gama top pero conseguimos un buen resultado en general en situaciones de buena iluminación, resultado que baja notablemente cuando empieza a escasear esa buena luz.

Autonomía rozando los dos días de uso normal

Este terminal de BlackView nos ha sorprendido ya que hemos conseguido estirarlo durante dos días de uso normal. Es cierto que tiene hardware enfocado a la frugalidad en consumo y que, unido a una batería de 4.180 mAh, ya apuntaba maneras. Durante nuestras pruebas lo ha cumplido sin problemas.

Dentro de este apartado tenemos que comentar que este móvil tiene un sistema de carga rápida con su cargador capaz de ofrecer hasta 24W, 12V 2A, con los que el teimpo de carga se reduce notablemente frente al uso de un cargador tradicional. En algo más de 2 horas tienes cargado el terminal y está listo para darte otros dos días de uso.

En caso de hacer uso del modo Sport y pasar más tiempo del habitual con juegos seguramente lo pongamos a cargar por la noche para no quedarnos tirados al día siguiente, pero lo que está claro es que siempre llegaremos con batería al finalizar el día.

Conclusiones: smartphone resistente preparado para 2018

Si nos paramos a pensar sobre este móvil durante nuestro periodo de pruebas solo podemos concluir que, salvo por el precio y la resolución de la pantalla, estamos ante uno de los smartphones resistentes más interesantes del momento.

El BV9000 Pro es un smartphone que ya monta una pantalla 18:9, gran tendencia del 2018, por lo que podremos aprovechar las futurible tendencia de contenidos multimedia en este formato así como también el uso de una multitarea mucho más eficiente al poder disfrutar de más espacio vertical para ambas aplicaciones.

Eso sí, no es un móvil para todo el mundo, esos 369 euros le sitúan en un rango de precios donde hay alternativas con mejor rendimiento, pantalla y cámara. También es cierto que se puede comprar por 254 euros desde China, y ese es otro cantar.

Los 7 mejores móviles resistentes de 2017

Si quieres un smartphone resistente con el que no preocuparte, o al menos preocuparte menos, ante eventuales caidas o golpes, este BlackView es una buena alternativa.

Lo mejor

  • Resistencia IP68
  • Espacio interno 128GB
  • Gorilla Glass 5
  • Autonomía
  • Carga rápida

Lo peor

  • Tamaño
  • Peso
  • Sin minijack
  • Resolución de pantalla
  • Resultados de cámara inconsistentes

Nuestra valoración

Diseño

7/10

Pantalla

6/10

Hardware

7/10

Software

7/10

Cámara

7/10

Batería

9/10

Conectividad

9/10

Sonido

7/10

Nota técnica

73

Relación calidad/precio

Ver ahora:

Te recomendamos