Coolpad Torino S, análisis y opinión

analisis coolpad, coolpad torino, review coolpad torino

Lo mejor

  • Diseño bonito y elegante.
  • La fluidez de CoolUI.
  • Cámara sorprendentemente buena.
  • Lector de huellas en la parte trasera.

Lo peor

  • Marco demasiado grande.
  • Poca duración de la batería.
  • Escasa riqueza de los colores.
Coolpad Torino S

Torino SCoolpad

Nota de análisis

70
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 5.1
    Tamaño 4.7 pulgadas
    Resolución 1280x720
    Cámaras 8.0/5.0 mpx
    Capacidad 1800 mAh
    Memoria Interna 16 GB
Un smartphone que te gustará enseñar

El aterrizaje de Coolpad en España ha sido como se esperaba, con una decidida apuesta por smartphones económicos de gama media. Al igual que otras firmas asiáticas, viene con una versión propia de Android muy optimizada y visual.

Al igual que el Coolpad Modena, el Coolpad Torino S viene con nombre de ciudad italiana. No es lo único en lo que se parecen: su diseño es altamente atractivo, más si cabe que el de su hermano pequeño.

La primera impresión que causa este terminal no puede ser mejor. Se asemeja ligeramente a algunos modelos Nexus, lo que supone una garantía de calidad, al menos en cuanto al diseño.

Este teléfono móvil se mueve más en la gama media o media-alta. Sus especificaciones se pueden considerar superiores a la media, por lo que satisfarán tanto a los usuarios menos exigentes como a los que quieren disponer de un móvil potente a un buen precio. Para colmo, hablamos de un móvil con Dual SIM, algo habitual en móviles chinos.

No obstante, no todo es un camino de rosas, y en el análisis del Coolpad Torino S nos hemos topado con algunos inconvenientes que es difícil pasar por alto. Habrá que ponerlos en una balanza junto con las ventajas de este terminal para decidir si tiene buena relación calidad-precio o no.

Aspecto estéticamente impecable

Pese a tener una cobertura totalmente plástica, el Coolpad Torino S no transmite en absoluto la sensación de ser un móvil económico, más bien al contrario. Su relativamente reducido tamaño y el diseño redondeado le dan un aspecto muy armonioso.

Galería de fotosGalería de imágenes del Coolpad Torino Sver las 12 fotos

Como es habitual, el conector de los auriculares se encuentra en la zona superior, mientras que el del cargador lo hace en la superior. Ninguno de los dos sobresale, como tampoco lo hace la bandeja extraíble en la que se insertan las tarjetas Micro SIM y MicroSD.

Para la extracción de las bandejas, el Coolpad Torino S trae un alfiler específico. Es realmente fácil manejarlas, algo que no se puede decir de todos los teléfonos Dual SIM que incorporan este sistema.

El ensamblaje de los botones de volumen y encendido/apagado es lo suficientemente bueno como para que no bailen al presionarlos. Responden bien a la presión y, como todo el teléfono, tienen un tacto muy agradable.

La vuelta a las 4,7 pulgadas

El primer fiasco de esta review del Coolpad Torino S nos lo llevamos al encender la pantalla. De 4,7 pulgadas y con un panel IPS LCD, debería ser más que suficiente, separándose ligeramente de la tendencia actual del mercado y del Coolpad Modena, que sí contaba con un panel de mayor tamaño.

Sin embargo, aunque las medidas de la pantalla son suficientes, la sensación que transmite es engañosa. Apagada, parece ser más grande de lo que es, pero al encenderla se aprecia un exagerado marco negro en torno a ella que afea notablemente el aspecto del Coolpad Torino S.

Del cuerpo de móvil, sólo un 64% está ocupado por la pantalla. La resolución es de 720p, suficiente si no exiges la mejor calidad para disfrutar de contenido audiovisual. O debería serlo, ya que este dato sumado al poco brillo del panel hace que la pantalla parezca peor de lo que realmente es.

312 píxeles por pulgada no suponen un nuevo récord, ni mucho menos, pero están dentro del margen que se considera dentro de la gama media.

Xiaomi Redmi 3, el smartphone de gama media más rompedor

La calidad del color es otro aspecto negativo, probablemente el único que no puede ser pasado por alto. Incluso con el brillo al máximo, colores que deberían destacar no lo hacen. Parecen ligeramente apagados y desteñidos, haciendo que la experiencia de usuario se vea lastrada.

Comparada con la de otros móviles de características parecidas, la pantalla del Coolpad Torino S deja bastante que desear. Unas características aceptables quedan empañadas por dos detalles que podrían haber sido limados de antemano.

Buen rendimiento sin alardes

La potencia del Coolpad Torino S no es extraordinaria. Aunque cuenta con 2 GB de RAM, dato destacable, el procesador es un Snapdragon 410 de cuatro núcleos a 1.2GHz. Este chip cumple con creces cuando se ejecutan tareas normales con el teléfono móvil, pero sufre a la hora de hacer funcionar gráficos 3D.

Sin duda es achacable a su procesador, de potencia limitada. Pese a lo reducido de su capacidad para procesar gráficos complejos, sí podrás jugar a muchos de los juegos disponibles en Play Store. Sonic Dash, Real Football 2016 o Asphalt 8, por ejemplo, tres de los que hemos probado para realizar este análisis del Coolpad Torino S.

Quizás encuentres problemas a la hora de cargar estos juegos, así como otras apps que requieren de una capacidad elevada, pero sólo será durante la carga cuando notes lag en el teléfono. Inmediatamente su rendimiento se recupera.

Su GPU es una Adreno 306, y en el apartado de memoria interna cuenta con 16 GB, ampliables en unos discretos 32 GB, muy poca capacidad si piensas almacenar vídeos y fotos en alta resolución.

Los test de rendimiento del Coolpad Torino S realizados con AnTuTu Benchmark muestran los resultados esperados. No se sitúa ni tan siquiera cerca de móviles de gama media-alta como el Meizu M3. Queda rezagado en una posición bastante baja, probando la escasa potencia de su procesador y hardware.

Los peores resultados los obtiene en el apartado de los gráficos 3D, el aspecto que más le cuesta. Sin embargo, a la hora de valorar el rendimiento del Coolpad Torino S hay que tener en cuenta otros aspectos, además de la capacidad de su procesador o la RAM. La optimización tambiéntiene mucho que ver con la fluidez.

CoolUI da el do de pecho

El firmware del Coolpad Torino S es una versión propia de Android basada en Lollipop 5.1. Se llama CoolUI y funciona bastante bien. Garantiza la estabilidad del sistema y lo convierte en un móvil que funciona rápido y fluido, respondiendo al instante a la hora de ejecutar acciones y abrir apps.

Además, CoolUI es altamente personalizable. Se pueden instalar temas desde una app que viene preinstalada con el dispositivo, aunque el tema que trae de serie ya es estéticamente atractivo de por sí.

El Torino S no tiene cajón de aplicaciones. Como los Huawei o los Xiaomi, tiene varios escritorios en los que se van acumulando aplicaciones. Fácilmente podrás ocultar las que no quieras ver en una sola carpeta para descargar de iconos la pantalla.

Los botones ocupan una pequeña franja en la parte inferior de la pantalla, lo que junto con la barra de estado y notificaciones reduce aún más su tamaño. Por ello, el Coolpad permite que ocultes los tres botones cuando quieras. Sólo tienes que desplazarlos hacia abajo o hacia arriba con el dedo.

Entre las varias apps y servicios que trae preinstalados, destaca la opción de programar el apagado y encendido, por si quieres ahorrar batería por las noches. La pantalla se puede despertar con un par de toques, aunque la sensibilidad de la misma cuando está en reposo deja bastante que desear.

Coolpad Módena, análisis y opinión

Otra característica del terminal es el teclado Touchpal, ligeramente distinto a los que nos tienen acostumbrados Android y otros fabricantes de móviles. Cuenta con acceso directo a los emoticonos. El tamaño y la altura de puede cambiar, por si te parece demasiado pequeño.

En general, la estética de CoolUI recuerda a la de MIUI, pero también a la de iOS. Especialmente los ajustes recuerdan sospechosamente a los de los dispositivos de Apple.

Uno de los problemas que más se han repetido durante el análisis del Coolpad Torino S es la dificultad ocasional para desbloquear el móvil con el lector de huellas. Si no lo consigues con el primer intento, en los sucesivos será más complicado, por lo que tendrás que recurrir a la contraseña o el PIN para desbloquearlo.

Una batería para no abusar

1.800mAh de batería no prometían resultados demasiado destacados. A estas alturas de 2016, contando con el uso que se le da a los smartphones, es una cantidad realmente reducida de batería, por lo que la autonomía del Coolpad Torino S se ve seriamente mermada.

La batería sufre especialmente cuando se usan aplicaciones que requieren de conexión a Internet. Las redes sociales y servicios como Youtube drenan la batería a pasos agigantados, por lo que será mejor que no te alejes demasiado del enchufe.

El contrapunto a este aspecto negativo es el buen comportamiento de la batería en reposo. Apenas consume energía con la pantalla apagada, algo que cambia inmediatamente cuando lo enciendes y abres varias aplicaciones. En reproducción de vídeo online la caída de batería es exponencial, aunque no más pronunciada de lo que se esperaba de ella.

Con un uso normal de apps de mensajería instantánea y redes sociales, tendrás suerte si la batería llega al final del día. No digamos ya en reproducción de vídeo. Hora y media de pantalla encendida consume casi el 30% de batería

Buena cámara con modo manual y GIF

El Coolpad Torino S cuenta con una cámara de 8MP en la parte trasera y 5MP en la frontal. No son dos datos destacables. Sí lo es la capacidad del software de exprimir esas especificaciones, especialmente en el modo Pro.

Se trata de un modo que permite modificar manualmente los parámetros de la cámara para manipular brillo, contraste, exposición e incluso tiempo de exposición. Si eres buen fotógrafo o te gusta sacar fotos distintas, con el Torino S podrás hacerlo.

Además, aunque la calidad del color y las texturas en pantalla no son las mejores, su cámara sí que capta bien la temperatura y la viveza de colores como el rojo o el amarillo, aunque para disfrutarlo de forma completa tendrás que visualizar las fotografías en el ordenador.

Galería de fotosFotografías realizadas con el Coolpad Torino Sver las 20 fotos

Aunque las instantáneas no podrán ampliarse mucho sin que se pixelen, las texturas se aprecian a la perfección, especialmente en superficies rugosas o planos muy sobrecargados de detalles. La cámara del Coolpad Torino S es buena, especialmente si tenemos en cuenta lo discreto de sus especificaciones.

El modo HDR, sin embargo, no es el mejor posible. Apenas se nota la diferencia con respecto al modo automático, como se puede ver en la siguiente comparación.

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver las diferencias

La grabación de vídeo se realiza en Full HD 1080p, aunque al igual que las fotos, habrá que ver los vídeos en otro dispositivo para sacarle todo el rendimiento que merecen.

La app de cámara te proporciona la opción de grabar en 720 y 480p. Mucho cuidado a la hora de grabar vídeos en Full HD, pues la capacidad de la memoria -incluso con MicroSD- sólo llega a 32 GB, por lo que puedes pasar apuros de espacio si grabas vídeos muy largos.

Otras dos funcionalidades de la cámara del Torino S son el modo belleza y el modo GIF. El primero suaviza las texturas para que las imperfecciones en el rostro sean menos llamativas cuando tomas un selfie. El segundo permite grabar un vídeo corto y transformarlo automáticamente al formato GIF de imagen en movimiento.

Máxima velocidad de descarga en 4G

Sorprendentemente, el Coolpad Torino S no tiene sensor de brújula. Es extraño porque por lo demás, la conectividad es sobresaliente. El GPS localiza el móvil con exactitud y rapidez, sin apenas margen de error.

Hablamos de un smartphone 4G, algo que ya se da prácticamente por hecho en cualquier móvil que salga al mercado de 2016 en adelante. La velocidad de subida y descarga es óptima, tanto cuando se conecta a la red móvil como cuando lo hace al WiFi. No oscila y no tiene pérdidas de señal.

Las llamadas son de una calidad que, si bien no es extrema, está en el umbral de lo que se considera como indiferenciable. No hay diferencias significativas con respecto a la mayoría de smartphones del mercado. Lo que sí es desaconsejable es usar en exceso el altavoz en conversación, pues la calidad del audio sí es bastante mala.

La radio FM y el bluetooth 4.1 pueden compensar la ausencia de brújula, una característica clave para algunos usuarios.

Un smartphone con luces y sombras

Sin duda con el Coolpad Torino S el fabricante chino ha querido dar un salto, tanto cualitativo como cuantitativo. Es un terminal que se aproxima peligrosamente a la gama media más acomodada por un precio de sólo 199€.

Por especificaciones, no tiene en absoluto mala pinta, sensación que se confirma con la experiencia de usuario que proporciona. La fluidez de su funcionamiento y su estética sencilla consiguen tapar los defectos que hayamos podido encontrar en el análisis del Coolpad Torino S.

A nivel de software, es un teléfono sobresaliente, que además incluye lector de huellas dactilares en la parte trasera, una característica a la que es difícil renunciar cuando te acostumbras.

Por el precio que tiene en España, se trata de un smartphone chino bastante bueno, quizás una opción ideal para alguien que no trabaja demasiado con el móvil y sólo lo usa para hacer fotos e interactuar en redes sociales.

En cambio, es importante valorar el análisis del Coolpad Torino S, pues su funcionamiento acumula muchas luces, pero también sombras. Puede que alguno de sus aspectos no te termine de convencer. He ahí la importancia de probarlo primero.

Nuestra valoración

  • Diseño88/10
  • Pantalla66/10
  • Hardware77/10
  • Software88/10
  • Cámara77/10
  • Batería66/10
  • Conectividad88/10
  • Calidad/precio77/10