Skip to main content

Huawei Mate 20 Lite, análisis y opinión

13/10/2018 - 20:00

Sometemos a análisis el Huawei Mate 20 Lite, la nueva apuesta de Huawei por liderar la gama media con un móvil que incluye varias características premium poco habituales en este segmento por ahora. El desbloqueo facial, el Chip NFC y la cámara con IA son tres de las prestaciones de gama alta que incluye, aunque se enfrenta a una competencia feroz por parte de Xiaomi e incluso de Honor, la propia franquicia de Huawei.

Como era de esperar en la segunda mitad de 2018, Huawei ataca con los nuevos Mate. Antes del lanzamiento de su buque insignia hemos tenido la oportunidad de probar y someter a análisis el Huawei Mate 20 Lite.

Este móvil, el Huawei Mate 20 Lite, llega al mercado con la mayor parte de las características premium que se pueden esperar de un gama media a día de hoy. No es fácil diferenciarse de la competencia, pero Huawei lo intenta.

Con desbloqueo facial, chip NFC y carga rápida, estamos ante un teléfono móvil competitivo como pocos. La otra alternativa dentro del catálogo de la marca es irse a un coste mucho más elevado.

Además, incorpora como procesador el Kirin 710, un chip que ya vimos en el P Smart+ y que ha probado suficientemente que es a día de hoy uno de los mejores chips de gama media que existen. 

Esta es nuestra opinión del Huawei Mate 20 Lite tras varias semanas trabajando en esta review a fondo. Llega a un precio de lanzamiento de 399 euros, aunque hay que decir que la relación calidad-precio se mantiene en una línea bastante buena por lo que hemos podido probar.

Cuerpo de cristal, diseño conservador y un pequeño problema

Al igual que ha ocurrido con prácticamente todos los móviles de gama media en 2018, el Mate 20 Lite está hecho en cristal. Su zona trasera es completamente de este material, con todo lo bueno y lo malo que ello conlleva.

Estéticamente es una decisión acertada, pero implica una serie de inconvenientes. Para empezar, es demasiado frágil, aunque tenemos que decir que le hemos dado varios golpes fortuitos no se ha roto, aunque sí que ha sufrido varios arañazos. Eso no significa que sea irrompible ni mucho menos.

Otro punto negativo es que acumula suciedad con facilidad. Podemos dar fe de que las huellas, el polvo y la grasa tienden a acumularse más de la cuenta en su zona trasera, anulando el impacto positivo que puede tener el vidrio.

Fotografías del diseño del Huawei Mate 20 Lite

Por lo demás, hay que decir que el diseño es bastante conservador. La distribución de los botones y el diseño del frontal es idéntico a lo que hemos visto en otros móviles de la marca. Sin duda les ha funcionado y hacen bien en repetir un diseño al que no se le pueden encontrar grandes pegas, aunque alguna que otra sí que hay.

En esta review del Huawei Mate 20 Lite hemos tenido un problema bastante a menudo, y precisamente se debe a algo que no han copiado de otros móviles de la compañía: la posición de la cámara dual y el lector de huellas.

Por suerte es bastante fino, aunque no más que otros dispositivos similares. Parece que el grosor de 7,3-7,6 mm se ha estandarizado, al menos en esta gama.

Fotografías del diseño del Huawei Mate 20 Lite

En este caso Huawei ha situado el lector justo debajo de la doble lente, pero demasiado cerca. Eso hace que accidentalmente toques la lente al desbloquear el móvil, acumulando suciedad que puede estropear tus fotos si no la limpias constantemente.

No es un problema como para descartar la compra de este móvil, sobre todo porque tiene desbloqueo facial y quizás ni siquiera uses el lector, pero sí hay que tenerlo en cuenta.

  Huawei Mate 20 Lite Xiaomi Mi A2 Pocophone F1 Honor Play Samsung Galaxy A6+
Tamaño 158,3 x 75,3 x 7,6 mm 158,7 x 75,4 x 7,3 mm 155,5 x 75,3 x 7,3 mm 157,9 x 74,3 x 7,5 mm 160,2 x 75,7 x 7,9 mm
Peso 172 g 166 g  180 g 186 g 180 g
Pantalla 6,3" IPS LCD 5,99" IPS LCD 6,18" IPS LCD 6,3" IPS LCD 6" Super AMOLED
Resolución 2340x1080 2160x1080 2246x1080 2340x1080 2220 x 1080
Procesador Kirin 710 Snapdragon 660 Snapdragon 845 Kirin 970 Snapdragon 450
RAM 4 GB 3 / 4 GB 6 GB 4 / 6 GB 3 / 4 GB
Almacenamiento 64 GB 32 / 64 GB 64 / 128 / 256 GB 64 GB 32 / 64 GB
Batería 3.750 mAh 3.000 mAh 4.000 mAh 3.750 mAh 3.500 mAh
Cámara trasera 20 + 2 MP 12 + 20 MP 20 MP 16 + 2 MP 24 MP
Cámara de selfies 2 MP 20 MP 20 MP 16 MP 24 MP
Precio de lanzamiento 399 euros 249 euros 329 euros 329 euros 369 euros

Notch para una pantalla más que digna

En cuanto a la pantalla elegida para el Mate 20 Lite, hay que decir que Huawei ha acertado haciéndolo lo mejor posible. Esta expresión no es casualidad: actualmente hay poco margen de mejora tratando de mantener un precio más o menos comedido.

Están por un lado las IPS LCD habituales en la gama media y por el otro las OLED y AMOLED de la gama alta, mucho más costosas. Vender un móvil por 400 euros con estos paneles es prácticamente imposible, así que se entiende la elección.

Por otra parte, hay que añadir que en este y en otros móviles los IPS LCD rinden perfectamente. La calidad de imagen es más que aceptable tanto por color como por nitidez- 401 puntos por pulgada en este caso- y además hay otra ventaja: son eficientes energéticamente hablando.

¿Qué pantalla de móvil es mejor? ¿OLED, AMOLED, IPS u otra? Te lo explicamos

La luminosidad del panel es un punto a favor bastante notable. Lejos quedan ya las pantallas que prácticamente hacían imposible ver algo a plena luz del día. En este caso puede andar tranquilo por la calle. Hemos comprobado que incluso a pleno sol la visibilidad es perfecta.

En los Ajustes puedes modificar la temperatura y el modo del color, aunque viene bien calibrada de serie. No obstante, si prefieres un tono más frío o cálido puedes ajustarlo manualmente, al igual que puedes activar el llamado Modo Lectura, que es no más ni menos que un filtro contra la luz azul que supuestamente dificulta el sueño si miras la pantalla durante demasiado tiempo.

Otro punto a tener en cuenta es el brillo automático. Si eres de los que lo usa habitualmente, malas noticias: habitualmente le cuesta ajustar el brillo cuando pasas de entornos muy oscuros a muy luminosos o viceversa.

Pantalla Huawei Mate 20 Lite

Estos son los ángulos de visión de la pantalla del Mate 20 Lite.

Son 6,3 pulgadas que entran dentro de un cuerpo bastante compacto. Esto es gracias al nuevo formato de pantallas 19,5:9, que hace subir el ratio pantalla-cuerpo hasta un más que aceptable 81,7%.

Poca o ninguna pega se le puede poner al Huawei Mate 20 en este apartado. Quizás se podría haber estirado un poco más la resolución, más allá del Full HD+ (2340 x 1080), aunque hay que decir que la diferencia entre esta resolución y el Quad HD no se nota tanto como puede ocurrir con uno u otro procesador o con una y otra capacidad de almacenamiento.

Dentro de lo que cabe, de los componentes que podrían ser mejores o peores, se entiende que Huawei y otras marcas prefieran ceñirse al Full HD+, al menos por ahora.

Por último y como no podía ser de otra forma, el notch o ceja. Sí, este móvil cuenta con él porque es donde se oculta el escáner para el desbloqueo facial. Lo puedes ocultar si quieres mediante software desde opciones, aunque por nuestra experiencia de uso tenemos que advertirte de que en apenas un par de horas ya te habrás acostumbrado al notch. No es ni mucho menos tan traumático como parece.

Pantalla Huawei Mate 20 Lite

Así brillan los distintos puntos de la pantalla del Mate 20 Lite.

Software eficaz y rápido basado en Android Oreo

Como todos los móviles Huawei -y nos Honor- la capa de personalización que equipa el Mate 20 Lite es EMUI, esta vez basada en Android 8.1 Oreo.

Es una versión de Android que ha mejorado muchísimo, sobre todo en estabilidad, rendimiento y eficiencia. No hay que olvidar que muchos móviles con especificaciones espectaculares fallan en lo más básico: el software es un desastre a la hora de poner a funcionar todos estos recursos "en bruto".

No es este el caso. A lo largo del análisis del Huawei Mate 20 Lite hemos podido corroborar que EMUI hace y muy bien su trabajo garantizando la estabilidad y fluidez del sistema. Algo tiene que ver también el hardware, pero eso lo veremos más adelante.

Entre las opciones extra que EMUI ofrece sobre la versión limpia de Android hay muchas de fabricante, es decir, aplicaciones preinstaladas en el móvil que muchos usuarios preferirían no tener. Es el llamado Bloatware, y sí, una vez más EMUI viene cargada de él.

Interfaz EMUI 9 Huawei Mate 20 Lite

Así es la interfaz de EMUI en el Huawei Mate 20 Lite.

Hasta cinco juegos distintos vienen instalados en el móvil, por no hablar de otro tipo de herramientas que ofrecen servicios que quizás al usuario no le interesan, pero que debe tener ahí porque no se pueden instalar. Hablamos de copias de seguridad en la nube, una aplicación de correo y más.

En este caso, por fortuna, este bloatware no afecta al rendimiento del dispositivo. Va sobrado de procesador y RAM para cargar con esto y más y en ningún momento tienes la sensación de estas manejando un móvil lento.

La experiencia de usuario es fluida y ligera, eso sin duda. Android 8.1 lo permite, aunque seguramente la actualización a Android 9.0 Pie esté en el horizonte para este móvil. Por ahora no ha sido oficialmente confirmado, pero con EMUI 9.0 ya en beta seguramente no tarde demasiado.

En cualquier caso Android Oreo es una versión del SO bastante buena, con características como la sincronización de contraseñas entre Chrome y Android que facilitan mucho la vida del usuario.

EMUI no tiene cajón de aplicaciones por defecto, aunque lo puedes añadir manualmente. Es un guiño para aquellos usuarios que vienen de marcas que sí lo habilitan, como por ejemplo Samsung.

Desbloqueo facial: bienvenidos a 2018

Uno de los puntos fuertes de este móvil es que incluye desbloqueo facial, y funciona. Si nunca has probado esta tecnología, quizás te cueste un poco acostumbrarte, pero pocas veces tendrás que recurrir a la huella dactilar o al PIN.

Lo hemos probado y detecta el rostro perfectamente incluso en una habitación oscura o durante la noche. Es un gustazo poder desbloquear el móvil directamente levantándolo y apuntando hacia tu cara sin tener que pulsar un botón.

Lo veremos en más móviles conforme se consolide el año que viene, pero si quieres estar a la última, tener un móvil con desbloqueo facial es un plus a la hora de elegir.

Estos son los móviles más vendidos ahora mismo en Amazon España

Kirin 710, acierto seguro

¿Cómo de potente es este móvil? Nuestra review del Huawei Mate 10 evidentemente aborda lo que es capaz de hacer este móvil por potencia pura y dura, es decir: procesador, GPU y RAM, además de almacenamiento.

Para empezar, hay que lanzar un piropo: el Kirin 710 que equipa es un procesador excelente. Ya lo probamos en el Huawei P Smart+ y nos gustó mucho, así que en este dispositivo nos vuelve a enamorar.

Sobre todo a nivel de eficiencia energética se trata probablemente del mejor procesador del mercado. No consume apenas batería en reposo y cuando utilizas redes sociales, vídeo en streaming o videojuegos online tampoco se nota un consumo demasiado elevado.

Además, controla bastante bien la temperatura del procesador. Es algo difícil en un móvil hecho en cristal, material que tiene facilidad para subir su temperatura y transmitirlo al usuario.

Fotografías del diseño del Huawei Mate 20 Lite

El rendimiento y la fluidez son perfectas. No hay lag en ningún momento ni tarda en abrir aplicaciones. La respuesta es instantánea incluso si has abierto diez aplicaciones, y eso es algo muy difícil de lograr, un avance que se nota nada más usar el móvil durante unas horas.

Hay que decir que también ayudan los 4 GB de RAM que equipa. En este caso la marca ha apostado de nuevo por una cantidad que a estas alturas es la necesaria. Más no siempre es mejor.

Por último, para ser un móvil de gama media con un procesador que no trata de acercarse a la gama alta, hay que decir que el rendimiento en juegos es bastante bueno. Juegues a lo que juegues no verás saltos en frames, aunque eso sí, mejor que no fuerces el SoC jugando a calidad máxima. Kirin 710 y su GPU Mali G51 también tienen sus limitaciones.

Fotografías del diseño del Huawei Mate 20 Lite

A continuación adjuntamos una tabla con la puntuación de este móvil en varias pruebas de rendimiento. Como se puede ver, se mueve un poco por encima del Mi A2, con Snapdragon 660, pero por debajo de móviles que han sido concebidos como una gama media-alta como el Pocophone F1 o el Honor Play.

Queda claro que aquí buena parte de la diferencia se debe a la GPU. El Pocophone y el Honor Play vienen preparados para ejecutar sin despeinarse gráficos en 3D, pero no es este el objetivo principal ni del Kirin 710 ni del Snapdragon 660, más modestos en el apartado gráfico aunque lo suficientemente potentes para el resto de usos.

  Huawei Mate 20 Lite Xiaomi Mi A2 Pocophone F1 Honor Play Samsung Galaxy A6+
Procesador Kirin 710 Snapdragon 660 Snapdragon 845 Kirin 970 Snapdragon 450
RAM 4 GB 3 GB  6 GB 6 GB 3 GB
AnTuTu 137.128 131.224 265.331 206.626 69.889
3D Mark (Sling Shot) 1.441 1.284 3.941 2.989 438
GeekBench
Single
Multi
1.265
4.409
1.641
4.767
2.450
9.054
1.883
6.565
752
3.901
PCMark 2.0 6.551 5.942 4.983 7.362 4.492
AIMark 1.2 135 848 1.215 1.340 130

Una cámara un peldaño por debajo del resto de prestaciones

Las fotos hechas con el Huawei Mate 20 Lite dejan claro una cosa: son buenas, aceptables al menos, pero están un poco por debajo de lo que hemos visto en el resto de apartados. Bastante lejos de la gama alta, su cámara sufre un poco en ciertas circunstancias como por ejemplo de noche.

Las fotos nocturnas tiene una falta de nitidez preocupante, además de una iluminación bastante escasa, algo que por otra parte es normal en la gama media. Una cámara que haga buenas fotos nocturnas es costosa y requiere componentes que disparan el precio del teléfono.

En este caso hablamos de una cámara principal dual con 20 + 2 MP y una apertura f/1.8. La de selfies es también dual, con 24 + 20 MP. No está mal, aunque de las especificaciones a la realidad siempre puede haber desajustes que hagan que el resultado no sea el esperado.

A continuación compartimos una galería de fotos, aunque al haber sido comprimidas para mostrarlas en formato web no se pueden ver en calidad original. Para eso puedes ir a esta carpeta y verlas tal y como son tomadas por la cámara del móvil.

Probando suerte con la IA, por ahora sin éxito

El principal punto fuerte a priori es el Modo IA, que teóricamente mejora las fotos seleccionando la escena correcta entre cientos de ajustes posibles. A la hora de la verdad, el resultado es siempre el mismo: imágenes con colores sobresaturados en exceso, algo que ya hemos sufrido en otros móviles Huawei.

Por ahora la marca no ha dado con la clave para que el Modo IA sea verdaderamente útil, para que pueda ajustar la iluminación y la escena sin hacer que los colores acaban quemando las retinas prácticamente. Quizás en una futura actualización de software lo solucionen, pero por ahora el Modo IA es bastante poco útil, ya que además no permite hacer fotos en 16:9.

El problema aquí es que incluso en Modo IA activado, los colores no son completamente reales. Son más intensos de lo que deberían, un clarísimo problema de procesado que Huawei repite una y otra vez desde hace algún tiempo en móviles de gama media y de entrada y que tira por la borda cualquier esfuerzo para equipar hardware de calidad en la cámara.

Comparativa modo IA Huawei Mate 20 Lite

Arriba: Foto sin Modo IA | Abajo: Foto con Modo IA

Modo retrato aceptable por delante y por detrás

En la parte positiva, hay que mencionar algunas cosas que sí están bien y son de agradecer. Para empezar, el modo retrato está disponible tanto cuando usas la cámara frontal como cuando usas la trasera, al igual que la IA. No siempre es así y la verdad es que es molesto no poder hacer tú a otra persona una foto con modo retrato, o que te la hagan. En este caso no hay problemas.

Los resultados son aceptablemente buenos, sobre todo cuando utilizas las dos cámaras traseras. Los selfies con modo retrato, sin embargo, presentan ciertas carencias. No resuelve bien algunas zonas del pelo y las gafas -si las tienes- desenfocando en algunas ocasiones zonas que deberían estar desenfocadas.

Es algo que hemos visto en otros teléfonos de este segmento. El modo retrato es una tecnología relativamente nueva, así que hay que darle paciencia. En este caso los resultados al menos son pasables.

Fotografías realizadas con la cámara del Huawei Mate 20 Lite

Un par de extras interesantes

Otra cosa que nos ha gustado es la posibilidad de modificar la iluminación de los selfies vía software, directamente desde la cámara. Seleccionas el tipo de luz que quieres que se muestre y se aplica de una forma sorprendentemente buena. Es una característica de la aplicación de cámara de la marca que seguramente veremos en muchos móviles a partir de ahora.

Por último, está la posibilidad de modificar la profundidad de campo a posteriori, algo que los iPhone XS han estrenado y que ya se podía hacer en dispositivos Huawei desde hace algunos años.

Fotografías del diseño del Huawei Mate 20 Lite

Huawei vuelve a repetir éxito en autonomía

La comparación entre el Mate 20 Lite y el P Smart+ es inevitable. Ambos equipan en mismo procesador y la misma GPU, la misma cantidad de RAM y además la misma versión de EMUI. Por lo tanto, en rendimiento, fluidez y autonomía se deben parecer mucho, y lo hacen.

Es por este motivo por el que esperábamos un buen resultado antes de realizar el análisis del Huawei Mate 20 Lite, especialmente en el apartado de autonomía. La realidad es que incluso pese a nuestras altas expectativas, ha habido sorpresa.

La autonomía de este móvil es incluso mejor que la de su mellizo. Un día y medio de batería sin absolutamente ningún problema, con el brillo de la pantalla al máximo y sin escatimar a la hora de consultar redes sociales, aplicación de mensajería e incluso vídeo en streaming.

Fotografías del diseño del Huawei Mate 20 Lite

Si eres ahorrador, puedes irte perfectamente a los dos días. A estas alturas de 2018 sigue siendo una cifra mayúscula que sólo se explica por el buen trabajo de la marca optimizando el uso de los recursos fde un móvil cuya capacidad de batería es de 3.750 mAh, una cifra buena pero no impresionante.

Además, la carga rápida viene incluida, eso sí, con su cargador de serie. Hemos medido la velocidad de carga para plasmarla en una gráfica, la que compartimos a continuación. El resultado es bastante bueno porque en unos 45 minutos puedes cargar el 50% de batería, buen dato si tienes que salir de emergencia.

La carga completa se toma 1:45 horas, cifra que se corresponde con el estándar QuickCharge de Huawei, un peldaño por debajo del TurboCharge que equipan los chips Kirin +900.

Batería Huawei Mate 20 Lite.

Esta es la evolución de la carga rápida del Huawei Mate 20 Lite.

Un todoterreno en conectividad

A diferencia de las casi inagotables opciones que ofrecen otros apartados, como por ejemplo la cámara. La conectividad de un móvil es algo más limitada: hay una serie de prestaciones que puedes tener o no, y en este caso la verdad es que hay poco que reprochar a Huawei.

El Mate 20 Lite lo tiene todo en conectividad, o casi todo. Quizás el único tropiezo, por decir algo, es que no cuenta con Bluetooth 4.2, aunque son pocos los smartphones que han dado el salto a este estándar ahora mismo.

En el resto de los apartados, tiene prácticamente todo lo que se puede pedir: WiFi AC de doble banda, Radio FM, USB de Tipo C y hasta chip NFC. En este último caso hemos podido comprobar que funciona a la perfección en todos los establecimientos en los que lo hemos probado en España.

Fotografías del diseño del Huawei Mate 20 Lite

La versión que se vende en nuestro país sí viene con todos estos extras, aunque es posible que en otros países no sea así. Depende de la variante que compres, aunque si lo haces a través de los canales oficiales de venta no deberías tener problema alguno.

El WiFi AC detecta sin problemas las redes de 5 GHz y proporciona la cobertura normal, algo que también ocurre en exteriores con el LTE de Categoría 12, con el que no hemos tenido problema alguno al usar el 4G.

Quizás hay que hacer un pequeño inciso en audio, en concreto al referirnos al sonido de su altavoz. No es el mejor del mercado, aunque supera a otros que tienen un precio mayor.

Conclusión: uno de los mejores gama media de 2018

Tras la prueba del Huawei Mate 20 Lite, no queda más remedio que afirmar que estamos ante uno de los mejores gama media del año. Su rendimiento es excelente en todas las circunstancias, aunque sin llegar a ofrecer la potencia gráfica que puede tener un Honor Play o cualquier móvil con Snapdragon 845.

Es estable y rápido, y el software hace su trabajo a la perfección. Además, estas virtudes vienen acompañadas de una autonomía de batería sobresaliente, algo por lo que quizás merece la pena sacrificar un poco de rendimiento a la hora de jugar.

Kirin 710 es un procesador que supone todo un hito para la marca. Un chip que rinde bien y no sufre sobrecalentamiento ni flaquea a la hora de ofrecer siempre el 100% y que además es compatible con varias de las tecnologías que son ya imprescindibles, como la carga rápida.

Fotografías del diseño del Huawei Mate 20 Lite

Quizás podría exprimir un poco más su cámara, sobre todo a la hora de aplicar el Modo IA, cuya utilidad sigue siendo por ahora cuestionable en muchos casos.Es un smartphone equilibrado, aunque para lograr todo esto Huawei ha tenido que elevar su precio hasta los 399 euros. Sigue siendo una muy buena relación-calidad precio, pero se enfrenta al mismo problema que todos los demás: la competencia es feroz, sobre todo ahora que la línea de lo que es barato y caro la marca el Pocophone F1.

Sin embargo, el usuario no debe dejarse llevar. Pagar 399 euros por un móvil que ofrece una fluidez sin fisuras y día y medio de autonomía, chip NFC, carga rápida y WiFi AC es un buen precio, independientemente de lo que digan los demás.

Si decides comprarlo, no te arrepentirás porque es un móvil para varios años. No se va a quedar obsoleto de aquí a 12 meses porque casi todo lo que se puede pedir a un móvil en pleno 2018.

Lo mejor

  • Buena autonomía
  • El procesador Kirin 710 es eficiente y estable
  • Todo lo necesario en conectividad
  • El desbloqueo facial funciona a la perfección

Lo peor

  • El Modo IA sobresatura las fotos
  • Se ensucia con facilidad
  • El sonido del altavoz es mejorable
  • Precio por encima de algunos competidores directos

Nuestra valoración

Diseño

8/10

Pantalla

8/10

Hardware

8/10

Software

8/10

Cámara

7/10

Batería

9/10

Conectividad

9/10

Sonido

7/10

Nota técnica

80

Relación calidad/precio

Tags:

#Destacado, #sync

Ver ahora: