Skip to main content

JBL Bar 5.0 MultiBeam, análisis y opinión

JBL Bar 5.0 MultiBeam, análisis y opinión
R.Andrés

Lo mejor

  • Diseño compacto
  • 4K Dolby Vision Passthrough
  • Conexión sencilla
  • Compatible con Alexa y Google Home

Lo peor

  • Sin app de configuración
  • Poca personalización del sonido
  • Sin asistente por voz nativo
  • Sin conexión para subwoofer

27/02/2021 - 09:01

Probamos la barra de sonido JBL Bar 5.0 MultiBeam, un sistema de sonido compacto que trae el audio envolvente a tu salón de la forma más sencilla posible. ¿Será tan interesante como parece? Analizamos esta barra de sonido de JBL y te damos nuestra opinión.

El sonido de los televisores de gama media y alta actuales han mejorado considerablemente en los últimos años y muchos ofrecen una calidad de sonido notable. Pero, ¿y qué pasa con aquellos usuarios que cambiaron sus televisores hace algunos años, deben renunciar a un sonido de calidad?

Analizamos la JBL Bar 5.0 MultiBeam, una solución para aquellos usuarios que no quieren renunciar a un sonido de calidad aunque su televisor ya tenga algunos años a sus espaldas. Esta nueva barra de sonido que nos propone JBL sigue la misma línea compacta que ya vimos con su sistema 2.0 y puede conectarse a cualquier televisor para obtener un sonido potente y envolvente sin llenar el salón de altavoces.

¿Merecerá la pena invertir los 399,99 euros que cuesta esta barra de sonido? Te lo contamos en nuestro análisis de la barra de sonido JBL Bar 5.0 MultiBeam y te damos nuestra opinión tras haberla probado durante algunas semanas.

JBL Bar 5.0 MultiBeam
Dimensiones (Barra de sonido)70,9 x 5,8 x 10,1 mm
Peso (Barra de sonido)2,8 kg
Potencia total250 W (5 x 50 W)
Número de canales5.0
Número de altavoces5 drivers (48 x 80 mm) | 4 radiadores pasivos
Sistemas de sonidoDolby Virtual Atmos | Sonido envolvente MultiBeam | Alexa Multi-Room-Music
ConectividadHDMI eARC (entrada/salida) | Salida óptica | USB | Ethernet | Chromecast | Alexa | AirPlay 2 | Bluetooth 4.2 | WiFi 5
Conectividad inalámbricaWiFi / Bluetooth 4.2
Accesorios incluidosMando a distancia | Cable HDMI | Soporte para pared
VídeoCompatible 4K HDR
Precio399,99 euros

Resumen del análisis de JBL Bar 5.0 MultiBeam por apartados:

Compacta, discreta y diseñada para integrarse con cualquier televisor

JBL ha dado un paso más en el camino para mejorar el sonido de tu salón con un sistema de sonido compacto que quiere acercar la experiencia del cine a todos los televisores, incluso cuando estos no cuentan con la última tecnología de sonido.

JBL Bar 5.0 MultiBeam es una barra de sonido que sigue las líneas maestras que JBL ya introdujo con su barra de sonido 2.0, pero amplía el rango de altavoces para completar un sistema 5.0 capaz de emular un sonido Dolby Atmos virtual con el que se mejora la direccionalidad del sonido.

En términos de diseño y estética no encontramos grandes diferencias entre la barra 2.0 y la nueva JBL Bar 5.0 MultiBeam, salvo el añadido de las dos rejillas en la parte superior para dar cabida al sistema de altavoces superiores que emula el sonido procedente del techo.

JBL Bar 5.0 MultiBeam, análisis y opinión
R.Andrés

Se trata de una barra de sonido con un tamaño compacto mostrando una rejilla acústicamente transparente que cubre todo el frontal y los laterales bajo la que se ubican los altavoces. Es decir, a pesar de que los altavoces no son visibles desde el frontal, esta rejilla no interfiere en forma alguna con la direccionalidad y la potencia que entregan los altavoces.

La nota distintiva la dan las dos rejillas superiores ubicadas en ambos extremos en las que se encuentran los dos altavoces que proyectan el sonido hacia el techo para general una atmósfera de sonido más amplia.

JBL Bar 5.0 MultiBeam, análisis y opinión
R.Andrés

La barra también cuenta con unas rejillas en los extremos por la parte inferior para dar salida a las frecuencias bajas y ofrecer mayor amplitud al rebotar contra la base del mueble.

La JBL Bar 5.0 MultiBeam tiene un tamaño de 70,9 x 5,8 x 10,1 cm, similar al largo que ocupa un televisor de 32”, y que cabe perfectamente bajo la pantalla gracias a su perfil bajo. Además, junto a la barra se incluyen dos soportes para colgar la barra de la pared y adaptarla a la forma en la que tengas instalado tu televisor.

La barra puede controlarse desde los cuatro botones en la parte superior: dos para el volumen, uno para cambiar la fuente de audio y el botón de encendido.

JBL Bar 5.0 MultiBeam, análisis y opinión
R.Andrés

El único detalle que indica que nos encontramos ante una barra de sonido JBL es el logotipo de la marca situado bajo esta botonera. La información básica necesaria para la configuración y funcionamiento se muestra en una pequeña pantalla LCD situada en el extremo derecho del frontal.

Al carecer de subwoofer externo, la JBL Bar 5.0 MultiBeam no ocupa más espacio que el imprescindible, por lo que es una buena solución para mejorar el sonido de cualquier televisor sin ocupar un gran espacio en el mueble del salón, e incluso abre las puertas a instalarla como sistema de sonido para un ordenador y obtener un sonido 5.0 rico en bajos para juegos sin ocupar demasiado espacio en la mesa o en la habitación.

JBL Bar 5.0 MultiBeam, análisis y opinión
R.Andrés

En un plano interno mucho más técnico, la barra se compone de tres altavoces de 48 x 80 mm y 50 W cada uno situados en una posición centrada que proyectan el sonido directamente hacia el espectador.

Además, en ambos extremos de la barra encontramos dos altavoces de las mismas características que se encargan de distribuir el sonido hacia los laterales. La atmosfera de sonido se completa con 4 radiadores pasivos de 3” ubicados bajo las rejillas laterales para enriquecer la escena sonora con frecuencias bajas que llegan desde la parte alta y baja.

Con esta combinación de altavoces, que entrega una potencia total de 250 W, la JBL Bar 5.0 MultiBeam es capaz de llenar de sonido un salón de unos 25 m2.

Conectividad completa para integrarse en los hogares conectados

La conectividad de la barra de sonido es uno de los puntos más importantes para este tipo de dispositivos, ya que de ello depende su versatilidad para utilizarla como sistema de sonido para mejorar el audio del televisor a la hora de ver las series y películas e incluso conectar tu smartphone para escuchar música o tus podcast favoritos mientras haces otras tareas.

JBL ha apostado por una buena conectividad tanto en puertos físicos, como en sistemas de conexión y protocolos inalámbricos. Empezamos con un repaso por los puertos físicos que encontramos en la trasera de la JBL Bar 5.0 MultiBeam.

JBL Bar 5.0 MultiBeam, análisis y opinión
R.Andrés

Además del conector de alimentación, encontramos una toma Ethernet para conectar la barra a la red mediante un cable de red, así como un USB que en la versión europea de esta JBL Bar 5.0 MultiBeam solo se utiliza para tareas de servicio tales como actualizar el firmware de la barra, aunque en la versión que se distribuye en EE.UU. sí funciona como fuente para reproducir archivos mp3.

Si nos metemos en el ámbito de la transmisión de imagen y audio, la barra de JBL viene con un conector óptico y dos puertos HDMI, uno de entrada y otro de salida con soporte eARC (enhanced Audio Return Channel o canal de retorno de audio mejorado).

Tipos de cables HDMI y sus diferencias

Tipos de cables HDMI y sus diferencias

Hoy ya no concebimos conectar una Smart TV, un monitor o cualquier otro dispositivo multimedia con otra cosa que no sea un cable HDMI. Pero esto no siempre ha sido así. Estos son los principales tipos de cable HDMI y sus diferencias.

Este punto es muy importante ya que la barra permite transmitir contenido en 4K, Dolby Vision y Dolby Atmos al televisor desde un reproductor externo. Es decir, si estás utilizando un reproductor de BluRay o una consola y reproduces contenido en 4K, Dolby Vision y Dolby Atmos, la barra te permite llevarlo hasta el televisor sin interferencias.

La conectividad inalámbrica también queda cubierta ya que la barra cuenta con soporte para WiFi 5 (802.11 ac) de doble banda (2,4 y 5 Ghz ) y Bluetooth 4.2 para conectarse de forma inalámbrica con el propio televisor o con otros dispositivos. De ese modo, resulta mucho más sencillo enviar contenido de audio a la barra para reproducirlo desde un ordenador, smartphone o tableta.

Si utilizas el ecosistema de Apple, la JBL Bar 5.0 MultiBeam dispone de soporte para AirPlay 2, por lo que podrás enviarle contenido directamente desde tus dispositivos. También cuenta con su propio Chromecast y soporte para Alexa, lo que te permite conectar la barra al Asistente de Google y de Amazon integrándola en sus ecosistemas.

,,,

Sin embargo, esta conectividad no es directa ya que la barra de sonido no tiene integrados los asistentes, sino que tendrás que dar los comandos de voz a un Google Home, un altavoz Echo o a sendas apps instaladas en tu smartphone para aprovechar estas características.

Ampliando estas opciones de conectividad encontramos que la barra de sonido 5.0 de JBL es compatible con la reproducción multisala, de forma que agruparse con otros altavoces compatibles con esta tecnología distribuidos por tu casa y reproducir el audio de una sola fuente en todos ellos para que puedas moverte por toda la casa sin dejar de escuchar el audio.

Como vemos, la barra de JBL viene muy completa en cuanto a protocolos de conectividad. Pero no podemos decir que sea un dispositivo especialmente sencillo de configurar por haber apostado por unas opciones un tanto enrevesadas. Nos explicamos.

Junto a la barra se incluye un mando a distancia que cuenta con los botones básicos para encender la barra, cambiar entre las distintas entradas (TV, Bluetooth y HDMI) y activar o desactivar el modo de sonido Dolby Atmos.

JBL Bar 5.0 MultiBeam, análisis y opinión
R.Andrés

En la parte central destaca la presencia de una tecla de volumen alargada y, justo debajo, una tecla para silenciar el dispositivo. Estos serían unos botones más que suficientes si contáramos con una app instalada en el smartphone desde la que poder configurar otros ajustes de sonido de la barra como puede ser el nivel de bajos, el balance, el modo de sonido, etc.

Sin embargo, no contamos con nada de eso y JBL ha optado por crear una serie de combinaciones de botones desde la que acceder a esas funciones. Por ejemplo, para cambiar el nivel de bajos de la barra, tendrás que mantener pulsado la tecla TV durante 3 segundos, para luego pulsar la tecla Volumen -, y luego elegir el nivel de bajos entre 5 opciones posible pulsando los botones de Volumen + o Volumen -.

JBL Bar 5.0 MultiBeam, análisis y opinión
R.Andrés

Una operación similar será necesaria para activar o desactivar el modo de sonido Inteligente o el modo de sonido Estándar –de los que hablaremos con más detalle un poco más adelante— o el modo Noche, con los que deberás mantener pulsado el botón Mute durante 3 segundos para luego pulsar el botón Volumen +.

Nos llama la atención que JBL haya optado por una configuración tan compleja en lugar de, simplemente, añadir dos botones más en un mando que destaca por su sencillez desde los que controlar estos ajustes.

Tampoco estaría de más que JBL considerara hacer compatible esta barra con alguna de las apps que ya tiene disponibles en Google Play o Apple Store, y que hemos intentado usar para configurar la barra sin éxito alguno.

La conexión directa entre la barra de sonido, el televisor y los decodificadores de TV u otros dispositivos es muy sencilla. En nuestro caso hemos mejorado el sonido nativo de un televisor Samsung de la serie 6400 de 2011.

El televisor ha integrado perfectamente el control de volumen de la barra desde el mando del televisor como si fuera el volumen nativo gracias a la función HDMI - CEC (Consumer Electronics Control) integrada en este modelo de Samsung.

Si el televisor al que va a ir conectada no cuenta con este protocolo HDMI – CEC, la Bar 5.0 MultiBeam de JBL cuenta con un sistema de “aprendizaje” en el que la barra es capaz de captar la señal infrarroja del mando del televisor al subir o bajar volumen y las ejecuta actuando sobre el volumen de la barra.

El sonido mejora mucho, pero no llega a envolverte del todo

Tal y como mencionábamos al principio de este análisis de la JBL Bar 5.0 MultiBeam, este es un dispositivo que, por sus características, es perfecto para mejorar el sonido de un televisor sin demasiadas complicaciones.

JBL Bar 5.0 MultiBeam, análisis y opinión
R.Andrés

Nuestro escenario de pruebas ha sido precisamente ese, el de mejorar el pobre sonido que ofrecía un televisor LED de 46 pulgadas con una década a sus espaldas, pero que todavía tiene mucho de ofrecer. La mejora en la experiencia de visualización de contenidos tras conectarle esta barra de sonido 5.0 de JBL ha sido notable.

Lo primero que debe hacerse es calibrar el sonido para que el sistema MultiBeam reconozca la distancia de las paredes u otros elementos que puedan alterar la percepción del sonido. Para ello es necesario ejecutar una prueba de calibración pulsando el botón HDMI del mando durante 5 segundos.

La prueba consiste en la emisión de una serie de sonidos desde los altavoces laterales y centrales para que un micrófono integrado en la barra detecte el rebote de las ondas a modo de sonar y ajuste el balance de cada canal para mantenerlo centrado en el espectador.

JBL Bar 5.0 MultiBeam, análisis y opinión
R.Andrés

Una vez hecho este ajuste, la barra se encarga de crear una escena de sonido mucho más amplia que permite apreciar la direccionalidad de las explosiones en las escenas de acción y separan el dialogo para entregarlo de forma clara por el canal central.

Los radiadores pasivos hacen un buen trabajo estirando un poco más las frecuencias bajas para hacerlas más contundentes y, si bien es cierto que no lo hacen hasta los niveles que permitiría un subwoofer dedicado, sí consiguen separar el rango de bajos para que no enturbien el resto de frecuencias.

Debemos reconocer que este era uno de los miedos que teníamos antes de probar esta barra, que al carecer de un altavoz dedicado a gestionar los bajos se redujera el rango dinámico y todo el sonido quedara empastado. Por suerte, en JBL han afinado bien este aspecto y la experiencia sonora está más cercana a un 5.1 que a un 5.0.

Dicho esto, nos queda la espina de que JBL no haya considerado la posibilidad de que el usuario pueda añadir un subwoofer dedicado por su cuenta, de forma que la barra pueda escalar y convertirse en un sistema 5.1 si el usuario lo desea. Potencia no le falta, desde luego.

JBL Bar 5.0 MultiBeam, análisis y opinión
R.Andrés

JBL Bar 5.0 MultiBeam ofrece distintos modos de funcionamiento para adaptarse al tipo de contenido que se está viendo, variando con ellos la ecualización y la amplitud de la escena sonora. Son básicamente tres: Dolby Atmos, modo Inteligente y modo Noche.

El modo Inteligente viene activado de serie y permite ampliar el espacio de sonido de cualquier contenido de televisión, series, etc. Es la solución más sencilla para conseguir unos buenos resultados incluso con contenidos que originalmente no están codificados para reproducirse de forma “envolvente”.

JBL Bar 5.0 MultiBeam, análisis y opinión
R.Andrés

Ese “envolvente” lo ponemos entre comillas porque, obviamente, el sonido procede del frontal y solo alcanza a ampliar la escena sonora, pero no llega a envolver al espectador como los sistemas formados por varios altavoces.

Este modo también es adecuado para escuchar música, entregando un sonido amplio y lleno de detalles fruto de contar con unos altavoces con un buen margen de frecuencias y el apoyo de los radiadores pasivos que aportan cuerpo a las bases rítmicas.

El modo Noche cambia la ecualización de la barra de sonido para reducir las frecuencias más bajas y potenciar los tonos medios, de forma que los diálogos se aprecian más nítidos y se reduce la espectacularidad de los efectos especiales en las escenas de acción para no molestar.

JBL Bar 5.0 MultiBeam, análisis y opinión
R.Andrés

Por último, encontramos el modo Dolby Atmos que habla por sí mismo. En realidad no apreciamos demasiadas diferencias entre el modo Inteligente y el modo Dolby Atmos, salvo que en los contenidos compatibles con este sistema sí utilizan los ejes verticales teniendo algo más de presencia, como en la famosa escena de la pelea en el helicóptero sobre México DF de Daniel Craig en Spectre.

Al reproducir contenido en Dolby Atmos se amplía el rango dinámico y basta activarlo y desactivarlo durante la misma escena para comprobar el nivel de nitidez que aporta. Dolby Atmos es un sistema basado en objetos sonoros moviéndose en una escena de 360°. Sin embargo, al contar con un sistema de sonido frontal, la JBL Bar 5.0 MultiBeam no consigue romper esa tercera dimensión para envolver al espectador.

Eso no significa que la experiencia sea mala. En absoluto. Los 250 W de potencia de sonido consiguen llenar el salón con matices y detalles de audio, y logrando un buen posicionamiento de los efectos. En ese sentido, poco más se le puede pedir a un dispositivo tan compacto y minimalista como es esta barra de sonido de JBL.

JBL Bar 5.0 MultiBeam, análisis y opinión
R.Andrés

En todo momento hemos estado hablando de la JBL Bar 5.0 MultiBeam como un elemento integrado en el salón. Sin embargo, gracias a su tamaño compacto también hemos podido usarla como sistema de sonido para un ordenador.

En este escenario se ha convertido en nuestra mejor aliada para hacer más llevaderas las jornadas de trabajo amenizadas con algo de música y un sonido de calidad, así como compañera en el campo de batalla reproduciendo los efectos especiales de unos juegos que cada vez se acercan más a la experiencia cinematográfica.

Una solución sencilla para tener un audio 5.0 en el salón

Llega el momento de las conclusiones tras algunas semanas probando la JBL Bar 5.0 MultiBeam como un elemento más en el salón de casa que ha hecho más agradable la experiencia de visualización de contenidos.

Siendo sinceros nos ha sorprendido el rendimiento de esta barra que, a simple vista, no parece gran cosa. No podíamos estar más equivocados.

JBL Bar 5.0 MultiBeam, análisis y opinión
R.Andrés

Los ingenieros de JBL han hecho un buen trabajo compactando los 9 elementos implicados en reproducir el sonido en un chasis que evita las vibraciones y mantiene cada frecuencia en su sitio logrando que, unos bajos potenciados por necesidad al no incluir un subwoofer dedicado, puedan emborronar todo el sonido.

Acostumbro a ser receloso de los “sistemas virtuales de sonido envolvente”. La experiencia me ha enseñado que, en muchas ocasiones ese título prometedor queda en poco más que una bonita frase salida del departamento de marketing.

Si bien es cierto que no consideramos el sonido de la JBL Bar 5.0 MultiBeam como un sonido envolvente, sí podemos decir que ofrece una excelente direccionalidad de la escena sonora que se amplía considerablemente llenando todo el salón con un sonido nítido y contundente, aunque no consiga envolver totalmente al espectador.

JBL Bar 5.0 MultiBeam, análisis y opinión
R.Andrés

Conseguir una experiencia similar a la que ofrecen otras barras de sonido con más elementos desde una sola barra compacta situada a los pies de un televisor es todo un logro técnico y estamos satisfechos con los resultados en nuestras pruebas.

Ojalá los ingenieros hubieran puesto en mismo empeño en desarrollar la usabilidad de la barra, sin duda alguna uno de los puntos débiles de este dispositivo. Algo que no hubiera supuesto más que añadir un par de botones más al mando a distancia, se convierte en una suerte de gincana pulsando botones para cambiar los modos de sonido o la configuración de los graves.

También nos hubiera gustado contar con el soporte de una app de JBL que no dependa de las apps de los asistentes de Amazon o Google para configurar el funcionamiento o la conexión de la barra.

En términos generales, nuestra experiencia con la JBL Bar 5.0 MultiBeam ha sido muy satisfactoria y nos parece una muy buena opción para mejorar considerablemente el sonido de un televisor con algunos años o actual de gama baja sin complicarse demasiado llenando el salón de altavoces.

Tras nuestro análisis de la JBL Bar 5.0 MultiBeam podemos decir que, por los 399,99 euros que cuesta esta barra de sonido, obtienes un sonido potente y de calidad –aunque no envolvente en su sentido literal— y consideramos que es una opción a tener en cuenta si estás pensando en mejorar la experiencia de cine en casa sin demasiadas complicaciones.