Skip to main content

OnePlus 8 Pro, análisis y opinión

Análisis OnePlus 8 Pro

Lo mejor

  • Pantalla QHD+ a 120 Hz
  • Software OxygenOS
  • Rendimiento
  • Diseño y acabados

Lo peor

  • Procesado de retratos
  • Zoom no muy nítido
  • Sin jack de auriculares
  • Cámara color filter

14/04/2020 - 18:00

Es uno de los móviles más esperados de este comienzo de 2020, y no es para menos. Ya tenemos el análisis del OnePlus 8 Pro, un terminal que se suma a la gama de los móviles de 1.000 euros, pero que tiene armas de sobra para plantar cara a cualquiera en ese segmento. Lo analizamos a fondo.

Era un día esperado tanto por la fiel comunidad de OnePlus como por los usuarios que tenían curiosidad por ver qué avances propone una compañía que ha estado haciendo las cosas muy bien, y durante años, en lo que a pantalla, rendimiento y calidad/precio se refiere.

Ya están aquí los nuevos OnePlus y, aunque se acaban de presentar, nosotros llevamos unos cuantos días utilizando los dos nuevos terminales como móviles principales. Ya os hemos contado nuestra opinión del OnePlus 8, y ahora vamos a hacer lo propio en el análisis del OnePlus 8 Pro. Y sí, como apuntaban los rumores, la compañía ya ha llegado a la barrera de los 1.000 euros, acercándose con el modelo de 8 GB... y sobrepasándola con el analizado de 12 GB de RAM.

La pregunta no es si el OnePlus 8 Pro merece la pena (por ese precio, se presupone que sí), sino qué argumentos tiene para entrar en esa batalla por los móviles que cuestan 1.000 euros.

  OnePlus 8 Pro
Pantalla Panel Fluid AMOLED de 6,78”
Resolución de 3.168 x 1.440 píxeles
513 píxeles por pulgada
Relación de aspecto 19,8:9
DCI-P3, sRGB
HDR10+
Refresco de 120 Hz
Touch-sensing de 240 Hz
Procesador Snapdragon 865
Memoria RAM 12 GB LPDDR5
GPU Adreno 650
Almacenamiento 256 GB UFS 3.0
Batería 4.510 mAh
Carga rápida 30 W
Carga inalámbrica rápida de 30 W
Carga inalámbrica inversa
Cámaras principales Principal - 48 Mpx f1.78 OIS
Telefoto 3x - 8 Mpx f2.44 OIS
Color Filter - 5 Mpx f2.2
Gran angular - 48 Mpx f2.2
Cámara frontal 16 Mpx f2.45
Dimensiones y peso 165,3 x 74,35 x 8,5 mm
199 gramos
Sistema operativo Android 10 + OxygenOS
Conectividad USB Tipo-C 3.1
Wi-Fi 6
Compatible con redes 5G
NFC para pagos móviles
Bluetooth 5.1
Precio 909 euros el modelo con 8 GB de RAM
1.009 euros el modelo con 12 GB de RAM

Análisis del OnePlus 8 Pro por apartados:

Diseño premium con cristal mate y pantalla alargada

Arrancamos el análisis del OnePlus 8 Pro hablando de lo primero que llama la atención cuando sacamos un móvil nuevo de la caja: el diseño. Para entrar en las grandes ligas, no solo hace falta potencia, sino no recortar en ningún apartado, y uno de los más importantes para dar esa sensación de terminal premium es el diseño.

El OnePlus 8 Pro cumple de sobra en esto y contamos con un móvil que se ajusta perfectamente a la mano. No hay cantos afilados (suele ser el puerto USB Tipo-C) que rocen los dedos, el tacto es agradable, el acabado mate le sienta de maravilla y la armonía entre el cristal de la pantalla, los laterales y la parte trasera es... total.

Análisis OnePlus 8 Pro

Vamos a empezar por el frontal. El terminal cuenta con una pantalla con formato 19,8:9. Esto significa que es algo más estrecho que los móviles 19,5:9, lo que se traduce en una diagonal de pantalla similar o incluso mayor a la de móviles con el mismo tamaño, pero reduciendo el ancho del terminal, facilitando el agarre con una sola mano. Es cierto que pesa casi 200 gramos, pero la sensación en la mano es de que pesa menos de lo que parece a simple vista. Dicho esto, es un móvil grandote, eso es innegable.

Análisis OnePlus 8 Pro

La pantalla del OnePlus 8 Pro ocupa prácticamente toda la parte frontal. No hay bordes laterales, ya que tiene ese efecto cascada tan característico de los últimos topes de gama y, además, tanto la barbilla como el marco superior tienen unas dimensiones muy reducidas. Contando el marco de aluminio, cuatro 4 milímetros arriba y abajo y casi dos mm en los laterales.

Análisis OnePlus 8 Pro

Cada vez más, los fabricantes se acercan a ese ansiado móvil todo pantalla. La cámara frontal está situada en un orificio en la parte superior izquierda y no llega a los 4 milímetros de diámetro, siendo de los más pequeños del mercado. Buena noticia para los usuarios de OnePlus, ya que es una mejor solución que la cámara pop-up de los modelos Pro de 2019, sobre todo en términos de sellado.

Análisis OnePlus 8 Pro

En este aspecto, el OnePlus 8 Pro no cuenta con certificación IP68, pero pasaría todos los test de dicha certificación sin problema. Cuenta con protección de la doble SIM, una cámara estanca y sellado en los altavoces, micrófonos y USB.

Análisis OnePlus 8 Pro

Ya que estamos hablando de los laterales, nos gustaría destacar que son de aluminio, pero no aluminio cromado, sino mate. Esto permite que brillen menos, pero también que tengan una textura característica que resulta de lo más agradable.

En la parte inferior tenemos un micrófono, la ranura de doble SIM, el puerto USB y un altavoz. En la parte superior, solo tenemos las antenas y un micrófono para la cancelación de ruido durante llamadas. Además, esta parte tiene una curiosa hendidura en la parte central No sirve para nada, pero es un detallito de diseño.

Análisis OnePlus 8 Pro
Análisis OnePlus 8 Pro

En el lateral izquierdo tenemos los controles de volumen y, en el derecho, el botón de bloqueo... y un switch con acabado rugoso para cambiar de estado (vibración, sonido, silencio) que suele introducir la marca y que nos gusta mucho, ya que resulta de lo más útil.

Análisis OnePlus 8 Pro

Nos vamos a la trasera, y lo primero que debemos decir es que tenemos un ligero cambio. Ni acabado de cristal brillante ni módulo de cámara alargado en un lateral. La trasera, de hecho, se parece muchísimo a la del OnePlus 7T Pro, pero con cristal en acabado mate (y una textura muy agradable y extremadamente resbaladiza) y un módulo de cámara que añade un sensor. El módulo de cámara cuenta con un delgadísimo borde de aluminio que protege el cristal de las cámaras.

Análisis OnePlus 8 Pro

Este módulo sobresale casi dos milímetros del cuerpo, pero al estar en la parte central, el móvil no "baila" al estar apoyado en una superficie.

Análisis OnePlus 8 Pro

Tenemos el logo de la marca en la parte central y "OnePlus" en la inferior, con un acabado brillante y elegante. Nuestro color "verde" representa que tenemos el OnePlus 8 Pro tope de gama.

Análisis OnePlus 8 Pro

Poco más en términos de diseño, solo recordar que no tenemos jack de 3,5 mm para auriculares y que OnePlus incluye una funda de silicona, aunque como es tradicional, tenemos disponibles otras fundas para comprar, una con tacto arenoso verde y la "clásica" con acabado a lo fibra de carbono.

Análisis OnePlus 8 Pro

Tanto la incluida como las que compramos aparte, suplen lo que sobresalen las cámaras para proteger el sensor.

El punto fuerte: panel QHD+ Fluid Display a 120 Hz y 1.300 nits de brillo

La pantalla es parte crucial de la experiencia, y es algo que la marca china ha mimado sobremanera desde el primero de la familia. El OnePlus 8 Pro está, por méritos propios, en el podio de las mejores pantallas en un smartphone tanto por números como por opciones y tecnología.

Análisis OnePlus 8 Pro

Lo primero, los números. Tenemos una pantalla Fluid AMOLED de 6,78" (con el panel curvo "extendido", si no contamos los laterales es de 6,55") con una resolución QHD+ que se traduce en 3.168 x 1.440 píxeles. Podemos cambiar la resolución a FullHD+ o poner un modo de cambio automático, dos opciones para que la vida de la batería se extienda algo más.

Es una pantalla con una brutal concentración de píxeles (513 ppp), y es algo que salta a la vista. Bueno, al revés, ya que no somos capaces de distinguir píxeles, aunque nos fijemos mucho. El brillo, además, es de 1.300 nits como máximo, lo que se nota al consumir contenido HDR y, sobre todo, a la hora de ver contenido a plena luz solar. El selector de brillo automático se porta bien, midiendo de manera bastante efectiva la luz ambiental para ajustar el brillo.

Análisis OnePlus 8 Pro

Relacionado con el brillo, OnePlus asegura que el terminal cuenta con 4.096 zonas de brillo diferentes para que éste sea equilibrado por todo el panel. Lo cierto es que es un brillo homogéneo, pero un dato difícil de medir sin las herramientas que tenemos en la oficina (y tal y como está la situación, no hemos podido acceder a ellas). Para cuidar nuestros ojos, el panel cuenta con un filtro que elimina el 40% de la emisión de luz azul.

Además de la resolución, otro punto fuerte es el refresco del panel. Si eres gama alta, debes salir con más de 60 Hz de refresco. Es algo que estamos viendo en los últimos Samsung S20, Huawei P40 o Xiaomi Mi 10 Pro, y que precisamente OnePlus ya hizo en su generación anterior.

Análisis OnePlus 8 Pro

Ahora, de 90 Hz, subimos a 120 Hz de refresco con un muestreo de 240 Hz. Esto se traduce en una sensación de fluidez indescriptible al hacer scroll en aplicaciones, pero también al jugar a títulos compatibles. Todo el sistema va muy fluido (gracias a esos 120 Hz, el Snapdragon 865 y las animaciones de OxygenOS, claro), y la experiencia de usuario es fantástica. 

Igual que podemos cambiar la resolución para ahorrar batería, podemos bajar de 120 Hz a 60 Hz, aunque curiosamente no podemos cambiar a 90 Hz. Sería una solución intermedia entre fluidez y autonomía, pero OnePlus no ha considerado necesaria esta opción. Veremos si con alguna actualización futura la incluyen...

Análisis OnePlus 8 Pro

Hablando de fluidez, OnePlus ha introducido un modo llamado "Suavizado de gráficos en movimiento". Lo que hace es reducir el efecto de movimiento desenfocado en vídeo (el motion blur) para mejorar la nitidez del contenido. Es el típico true motion que vemos en muchos televisores y que, básicamente, interpola fotogramas de manera artificial para crear una mayor sensación de fluidez en vídeos.

Esto no lo hace con todas las aplicaciones y, de hecho, en nuestro terminal solo está soportado por la galería (para nuestros vídeos), Netflix, YouTube y Prime Video. No es algo que dependa de OnePlus, sino de la colaboración entre la aplicación y la compañía china y, además, el terminal tiene un chip que se dedica exclusivamente a esto, liberando de la carga al procesador.

En términos de ángulos de visión y color, no tenemos más que buenas palabras. Los ángulos de visionado son generosos, pero si llegamos a ciertos límites (más de 70º), nuestro panel coge un tono verdoso. No es nada exagerado ni molesta, pero ahí está. 

Análisis OnePlus 8 Pro

La calibración de color es excelente, y ahí OnePlus nos ofrece muchas opciones para configurar la experiencia. Tenemos los clásicos modos "Intenso" y "Natural", pero también un modo "Avanzado" que nos permite elegir entre la amplia gama de colores AMOLED, sRGB o DCI-P3., pudiendo ajustar el tono de cualquiera de estos tres modos.

Además, el chip del que os hablábamos antes encargado de interpolar píxeles, se encarga de otro modo llamado "Efecto de color intenso profesional" que maximiza la paleta de colores y el contraste para aumentar la intensidad del color. Si me preguntáis, voy con el móvil en 120 Hz, QHD+, modo DCI-P3 y con el color intenso profesional activado. Y sí, esto repercute en la autonomía, como vemos más adelante, pero la experiencia de ver contenido en el móvil es fabulosa.

Análisis OnePlus 8 Pro
Análisis OnePlus 8 Pro
Análisis OnePlus 8 Pro

Un detalle que me ha gustado es la curvatura de la pantalla. Tengo una relación de amor-odio con esto porque sí, es muy bonito a la vista, pero no es práctico. Como os contamos en el análisis del Mi 10 Pro, había veces que, jugando o haciendo fotos, realizaba pulsaciones involuntarias.

Análisis OnePlus 8 Pro

Esta curvatura es más una "cascada", ya que es muy pronunciada, pero OnePlus lo ha tenido en cuenta y no nos va a dar pulsaciones involuntarias. De hecho, en estos días de prueba con el OnePlus 8 Pro, no he tenido ninguna queja al respecto.

Análisis OnePlus 8 Pro

Eso sí, no me ha gustado demasiado que no podamos esconder el orificio de la cámara de una manera eficiente. Xiaomi nos da la opción de dejar el orificio al aire, ocultarlo en una barra negra o pintar una barra negra con notificaciones. OnePlus solo nos deja dejarlo al aire... o pintar una banda negra en la que no se muestran notificaciones. Es como si tuviéramos un marco superior enorme.

Sobre la experiencia al "tacto", lo cierto es que la pantalla responde a la perfección en todo momento y en todos los modos. Jugando es una delicia y, además, contamos con modo Always-on Display, doble toque para activar o levantar para despertar. 

Análisis OnePlus 8 Pro

En pocas palabras, la pantalla del OnePlus 8 Pro está armada hasta los dientes y tanto su panel como la tecnología que esconde y las opciones de configuración, es de lo mejor que vamos a encontrar este año.

Potencia de sobra con memoria de última generación y Snapdragon 865

Y la misma tónica la siguen las tripas gracias al chip Snapdragon 865. Es cierto que es uno de los principales culpables del aumento de precio del OnePlus 8 Pro debido a que Qualcomm obliga a "comprar" el chip X55 para la comunicación 4G y 5G , pero también es verdad que el rendimiento que ofrece es incontestable.

A continuación, os dejamos una comparativa de los benchmarks del OnePlus 8 Pro con otros terminales tope de gama este año y una comparativa con el predecesor:

Benchmarks OnePlus 8 Pro
QHD+ 120 Hz
OnePlus 8 Pro
FHD+
60 Hz
Xiaomi Mi 10 Pro
SD 865
OnePlus 8 Galaxy S20 Ultra
Exynos 990
Mate 30 Pro
Modo Rendimiento
Kirin 990
OnePlus 7T Pro
SD855+
GeekBench 4 Single 4.233 4.227 4.229 4.262 5.024 3.927 3.573
GeekBench 4 Multi 12.930 13.288 13.208 13.272 11.966 12.343 11.079
GeekBench 5 Single 896 802 899 915 926 785 760
GeekBench 5 Multi 3.145 3.332 3.284 3.358 2.818 3.085 2.679
Antutu 8 581.761 568.583 600.659 582.288 519.317 461.141 447.243
PCMark 11.495 10.107 10.692 10.023 10.772 10.429 10.598
3DMark OpenGL 6.998 7.099 7.133 7.269 6.875 6.042 6.154
3DMark Vulkan 6.349 6.527 6.547 6.738 6.480 5.564 5.330

Siempre decimos que lo más importante es la sensación con el móvil en las manos, si todo va fluido y los juegos van sin limitaciones, pero ver estos números es algo que ayuda a que nos hagamos una idea de lo que tenemos entre manos.

Igual que con el Mi 10 Pro, tenemos un móvil que se desenvuelve de maravilla en las tareas multinúcleo y que, precisamente, a nivel de procesamiento es el más avanzado que ha pasado por nuestro banco de análisis. Esos más de 11.000 puntos en PCMark 2.0 suenan de maravilla.

Análisis OnePlus 8 Pro

Es cierto que la Adreno 650 no llega a las incontestables cifras en Antutu del Mi 10 Pro, pero sigue estando a una generación de distancia tanto del Kirin 990 como del Snapdragon 855+, así como más avanzado que el último Exynos de Samsung. Por otra parte, en las pruebas de 3DMark, que también "tiran" de GPU, tenemos unos resultados muy similares a los del móvil de Xiaomi.

Antes de ver, precisamente, cómo se porta en juegos y apps pesadas, vamos con una comparativa de la memoria. Una de las bazas de OnePlus en 2019 fue la utilización del estándar UFS 3.0 para la memoria. Esto permitía unos tiempos de acceso a memoria con muy poca latencia y a mucha velocidad, y es algo que se repite tanto en los OnePlus 8 como en otros móviles tope de gama de 2020.

Análisis OnePlus 8 Pro

En este caso, tenemos unos resultados extremadamente similares (calcados, prácticamente) a los del Mi 10 Pro de Xiaomi. Tenemos 12 GB de memoria LPDDR5 (la última generación creada por Samsung) y el estándar UFS 3.0 en 256 GB. Esta es la comparativa:

  OnePlus 8 Pro
UFS 3.0 + LPDDR5
Xiaomi Mi 10 Pro
UFS 3.0 + LPDDR5
OnePlus 8
UFS 3.0 + LPDDR4X
Samsung Galaxy S20 Ultra
UFS 3.0 + LPDDR5
Huawei Mate 30 Pro
UFS 3.0 + LPDDR4X
OnePlus7T Pro
UFS 3.0 + LPDDR4X
Escritura secuencial 485,75 MB/s 488,26 MB/s 508,36  MB/s 197,37 MB/s 213,63 MB/s 223,95 MB/s
Lectura secuencial 1,03 GB/s 1,02 GB/s 1,14  GB/s 710 MB/s 1,14 GB/s 753,72 MB/s
Escritura aleatoria 31,18 MB/s 32,15 MB/s 37,60  MB/s 19,72 MB/s 38,09 MB/s 13,13 MB/s
Lectura aleatoria 20,34 MB/s 20,20 MB/s 18, 92  MB/s 15,31 MB/s 23,63 MB/s 13,13 MB/s
Velocidad de copia en memoria 9,99 GB/s 10,39 GB/s 8,33  GB/s 10,83 GB/s 11,78 GB/s 10,08 GB/s

Ahora bien, ¿en qué se traducen todos estos números? Como decimos, tanto la potencia de GPU + CPU como la cantidad de RAM, velocidad de la misma y velocidad del almacenamiento, así como la fluidez del sistema operativo y el refresco de la pantalla, contribuyen a crear una de las mejores experiencias de usuario que podemos experimentar en un móvil en la actualidad.

Análisis OnePlus 8 Pro

He utilizado estos días el OnePlus 8 Pro con aplicaciones como Photoshop y Lightroom Mobile, así como Snapseed para editar imágenes. Snapseed nop, pero la suite de Adobe Mobile necesita una gran potencia, y todo ha ido como la seda. También se nota en el procesado de imágenes de la cámara (que es prácticamente instantáneo) y en la experiencia con juegos.

He disfrutado de Fortnite, CoD Online o PUBG en su configuración de gráficos al máximo sin problema alguno de rendimiento o temperatura. Es una delicia jugar a estos títulos, o Asphalt, sin que haya tirones y disfrutando de una velocidad de cuadros por segundo muy elevada, algo que nos permiten juegos como, por ejemplo, FZ9 Timeshift.

Análisis OnePlus 8 Pro

En general, el rendimiento del móvil es brutal, pero en el apartado de juegos y la tasa de refresco de 120 Hz, hay que hacer un inciso. Y es que, que la pantalla se refresque 120 veces por minuto, no significa que el juego que pongamos vaya, automáticamente, a esa tasa de fps.

La pantalla cuenta con ese refresco, pero es un máximo que se adapta de manera... "adaptativa" al contenido que se reproduce. Juegos como CoD Online no van a más de 60 fps, y cuando "pillamos" juegos adaptados a esa tasa de refresco, se nota (y se agradece) muchísimo.

Estaría bien una app que nos dijera qué juegos con compatibles, pero como no la hay, os dejamos una muestra en este enlace. Tiene un "modo juego" que desactiva lo superfluo para derivar recursos al juego y el modo Fnatic que restringe comunicación, pero con un móvil tan enfocado a consumir contenido y juegos, se habría agradecido una app de juegos más madura.

Análisis OnePlus 8 Pro

 

Para redondear el interior del terminal, el OnePlus 8 Pro cuenta con un motor de vibración háptico. Es un tipo de vibración que, afortunadamente, se está imponiendo y permite reconocer estados del móvil solo con el tipo de vibración que produce. Es más eficiente a nivel energético y más placentero, ya que no es una "descarga" como la vibración del pasado, sino más como "toquecitos". 

OxygenOS sigue demostrando por qué es una de las mejores capas de Android 10

Desde su aparición, OnePlus ha destacado por dos cosas. La primera, sin duda, por ser móviles con una gran relación calidad/precio. Eran los flagship killers, los móviles que daban lo mismo que otros de gama alta, pero por la mitad de dinero. Eso ya ha desaparecido con la actual generación debido a que están a la altura de los móviles más premium en lo que a precio y características se refiere.

La segunda característica es la del sistema operativo. Primero con Cyanogen y, a partir del OnePlus 5, con OxygenOS, la experiencia de usuario siempre ha sido una prioridad de OnePlus. Afortunadamente, eso no solo se mantiene de manera invariable, sino que es más cierto que nunca.

En el OnePlus 8 Pro, contamos con OxygenOS corriendo sobre Android 10. Por tanto, tenemos todos los parches de seguridad de Android y sí, podemos bajar apps de la Play Store porque el terminal cuenta con los GMS.

Análisis OnePlus 8 Pro
Análisis OnePlus 8 Pro

A nivel visual, el sistema se muestra prácticamente igual que la versión del año pasado sobre Android 9, y eso es bueno, ya que es una capa con una personalización muy ligera que retoca animaciones, y ciertos elementos en el menú de configuración, pero que para un usuario que venga de versiones Android casi stock, es perfectamente reconocible.

Análisis OnePlus 8 Pro

Hablando de animaciones, todo va muy fluido y, de hecho, OnePlus tiene un curioso sistema de animación de apertura y cierre de aplicaciones que hace que la sensación al abrirlas, cerrarlas o cambiar entre ellas en multitarea sea de una rapidez total.

Tenemos cajón de aplicaciones y una de las cosas que más me gustan del sistema es que las carpetas de apps no se abren en mitad de la pantalla, como en casi todas las capas de personalización, sino en la parte inferior. De esta forma, quedan al alcance del pulgar.

Si queréis "toquetear" el sistema, tenéis muchas opciones. Ya os hemos hablado de las de pantalla y más adelante hablaremos de la personalización de las apps para optimizar la autonomía, pero al margen tenemos la personalización de la pantalla ambiente, de las notificaciones y de elementos estéticos como el tema, el estilo del reloj, la animación de la huella digital (que, por cierto, funciona realmente bien, así como el desbloqueo facial 2D de Android), el paquete de iconos del sistema y de apps, así como los colores de diferentes botones del sistema.

Análisis OnePlus 8 Pro
Análisis OnePlus 8 Pro

Es una de las capas de personalización favoritas de los usuarios, y no es para menos. Es rápido, estable, no hemos sufrido ningún cuelgue, es personalizable y, además, OnePlus se caracteriza por dar soporte a terminales con años a sus espaldas, por lo que el OnePlus 8 Pro es un móvil para durar tanto por hardware... como por el software que tiene.

Además, la compañía tiene en mente los gustos de su base de usuarios, y eso se nota en un Modo Oscuro 2.0 que se extiende a más aplicaciones y a una serie de gestos para "llamar" aplicaciones. Por ejemplo, con la pantalla bloqueada podemos dibujar formas en pantalla para activar la cámara, sin ir más lejos.

Ah! Algo bueno es que tiene poco bloatware y solo encontramos las apps de OnePlus, la galería propia... y Netflix o Facebook. ¿Por qué Netflix? Básicamente, porque es una de las que se beneficia del sistema true motion de la pantalla. 

Unas cámaras que se desmarcan de la carrera por el zoom y los megapíxeles

Esa simplicidad y buen hacer del software del terminal se lleva a la app de cámara. Estamos ante una aplicación que tiene las principales opciones en un carrusel en la parte inferior, donde nos encontramos con el modo normal, el retrato, vídeo, cámara lenta, lapso de tiempo, panorama, modo nocturno y un modo pro que nos permite modificar todos los parámetros de la captura, así como tomar fotos en RAW.

Análisis OnePlus 8 Pro

Es una aplicación que responde perfectamente, que no se nos ha colgado y en la que no hay que "trastear" por los menús para encontrar opciones básicas, algo que se agradece. Hay dos formas de acceder a estos modos, tanto en el carrusel como en un menú deslizable si "tiramos" de la pantalla hacia arriba.

Si queremos opciones más avanzadas, como activar la IA, cambiar la relación de aspecto o activar el modo UltraShot HDR (toma varias fotografías que combina para crear un conjunto óptimo de manera más avanzada que el modo HDR "normal"), sí tenemos que entrar en el menú de configuración, pero no hay demasiadas opciones, por lo que no es complicado. Además, tenemos Google Lens integrado en un botón en la app.

Análisis OnePlus 8 Pro

En software, sigue la línea del resto del terminal, pero... ¿qué tal el software? OnePlus ha dotado al 8 Pro de cuatro cámaras en la parte trasera, así como de un sistema de enfoque PDAF, LAF y CAF que, básicamente, es un autofocus cuya respuesta es precisa y rápida tanto en modo manual seleccionando el punto de enfoque como en vídeo, donde ha respondido muy bien.

En cuanto a los sensores, os dejamos las características de los mismos a continuación:

OnePlus 8 Pro Sensor Apertura Tamaño del pixel
(Más grande, mejor)
Principal Sony IMX 689 de 48 Mpx estabilización OIS f/1.78 1,12 µm a 48 Mpx / 2,24 µm a 12 Mpx
Gran angular Sony IMX 586 48 Mpx estabilización EIS f/2.2 0,8μm a 48 Mpx / 1,6 μm a 12 Mpx
Telefoto 3x híbrido 8 Mpx estabilización OIS f/2.44 1,0 µm
Filtro de color 5 Mpx estabilización EIS f/2.2 -
Cámara frontal Sony IMX471 de 16 Mpx estabilización EIS f/2.45 1,0 µm

Ya avanzamos que tenemos dos sensores por encima del resto, y son el principal y el gran angular.

Cámara principal de 48 Mpx

El sensor principal es el nuevo Sony IMX689 de 48 megapíxeles que tiene un sorprendente tamaño del pixel de 1,12 micras. Podemos disparar a 48 megapíxeles, y aunque el ruido en tomas complicadas está ahí, el rango dinámico mantiene muy bien el tipo.

Si queremos, podemos disparar a 12 megapíxeles, y es la opción más recomendada debido a que se juntan cuatro píxeles en uno para formar un "superpixel" de 2,24 micras. El resultado con esta cámara tanto con buenas condiciones como con condiciones muy complicadas (de noche con el modo auto, pero sin recurrir al modo noche) es muy, muy bueno. 

Modo noche OnePlus 8 Pro
Modo foto "normal"
Modo noche OnePlus 8 Pro
Modo noche

Fotos nítidas, buen detalle, poco ruido, un obturador más rápido que el de la generación anterior y un rango dinámico bien calculado. Os dejamos unos ejemplos a continuación:

Fotos OnePlus 8 Pro
Fotos OnePlus 8 Pro
Fotos OnePlus 8 Pro
Fotos OnePlus 8 Pro
Fotos OnePlus 8 Pro
Gran angular
Fotos OnePlus 8 Pro
Principal
Fotos OnePlus 8 Pro
3x

Gran angular de 48 Mpx

El gran angular es el otro objetivo a mencionar. Y es que, básicamente, se trata del objetivo principal del OnePlus 8... pero con un conjunto de lentes que permite que tenga una cobertura de 119,7º. Como os hemos contado en el análisis del modelo estándar, el rendimiento es muy bueno, y eso se mantiene aquí, siendo uno de los mejores gran angulares que hemos probado.

El contraste, el cálculo de las altas luces y la calidad de imagen es espectacular y, además, nos permite hacer pixel binning. Es cierto que el tamaño del pixel es menor en este objetivo, pero siendo el gran angular un objetivo para ciertas ocasiones, no podemos pedir más de lo que tenemos.

Gran angular OnePlus 8 Pro
Gran angular OnePlus 8 Pro
Gran angular OnePlus 8 Pro

Para foto de paisaje y arquitectura, tanto por el gran angular como por el angular, el OnePlus 8 Pro es ideal.

Retrato y modo macro

A diferencia de su hermano menor, este terminal no cuenta con un sensor macro, y viendo los resultados que tenemos... tampoco lo echamos de menos. Tanto el gran angular como el sensor principal permiten enfocar a una distancia muy corta y eso, unido a un modo "supermacro" que activamos mediante un botón, nos permite utilizar el móvil como cámara macro.

Análisis OnePlus 8 Pro
Análisis OnePlus 8 Pro

El resultado son fotos con una buenísima calidad de imagen cuando las condiciones de luz acompañan, aunque tampoco se defiende mal en interiores.

Fotos macro OnePlus 8 Pro
Fotos macro OnePlus 8 Pro
Fotos macro OnePlus 8 Pro
Fotos macro OnePlus 8 Pro
Fotos macro OnePlus 8 Pro
Fotos macro OnePlus 8 Pro

Eso sí, nos ha sorprendido que, siendo los mismos sensores los que se encargan de este macro por software, cambie el color. En modo macro son colores más saturados, algo que se nota con claridad en los siguientes ejemplos:

Fotos macro OnePlus 8 Pro
Con el modo normal
Fotos macro OnePlus 8 Pro
Con el modo macro

Ahora bien, vamos con el modo estrella hace unos años, el retrato. No tenemos un objetivo indicado para retratos en este terminal, ya que no contamos con un 50 mm como tal. Cuando activamos el modo retrato, el terminal hace una ampliación 2x para crear un 50 mm virtual que, evidentemente, es menos nítido que un sensor con esa distancia focal nativa.

Podemos hacer fotos así... o con un modo "angular" que, básicamente, se va a los 26 mm nativos del sensor. Los resultados son buenos, con un desenfoque muy natural, aunque nos habría gustado que OnePlus nos permitiera elegir el punto de enfoque a posteriori, como hacen otras compañías, así como cerrar o abrir el diafragma para conseguir un modo retrato deseado.

Retrato OnePlus 8 Pro
Retrato OnePlus 8 Pro
Retrato OnePlus 8 Pro
Retrato OnePlus 8 Pro
Retrato OnePlus 8 Pro

Es un retrato muy básico que no funciona mal, en absoluto, pero hay móviles mucho más preparados para hacer este tipo de fotografía. Además, se ven algunas costuras debido a que se produce un excesivo procesado de la foto. Parece, y esto es opinión explicada de forma simple, que procesa la imagen en cuatro pasos: sujeto a recortar, fondo que sobresatura, aplicar desenfoque de fondo, recortar el sujeto y "pegar" sobre el fondo. El resultado es un desenfoque natural, como decíamos, pero que se ve extraño.

Para terminar con el retrato, tenemos la cámara frontal. Cuando la activamos, un circulito rodea el sensor para indicar el punto al que debemos mirar.

Los resultados son... los esperados. El sensor IMX471 es el que OnePlus y otras compañías llevan generaciones usando y es un sensor que tiene foco fijo y permite retrato por software. Para selfies casuales... no está mal.

Retrato frontal OnePlus 8 Pro
Retrato frontal OnePlus 8 Pro
Sin modo retrato
Retrato frontal OnePlus 8 Pro
Retrato frontal OnePlus 8 Pro
Sin modo retrato

Telefoto 3x híbrido

La joya de la corona de otros terminales es el zoom, pero aquí... no. Tenemos un zoom híbrido 3x (puede llegar de manera digital hasta los 30x) que cuenta con un tamaño de pixel pequeño y 8 megapíxeles. Sí, los megapíxeles no son lo más importante, pero cuando se junta que la apertura no es muy generosa, que el pixel no es muy grande y que tenemos pocos... podemos avanzar que los resultados no serán destacables. Y así es.

Telefoto OnePlus 8 Pro
Telefoto OnePlus 8 Pro
Telefoto OnePlus 8 Pro
Telefoto OnePlus 8 Pro
Telefoto 3x
Telefoto OnePlus 8 Pro
Telefoto 10x

En nuestras pruebas, este telefoto se comporta de manera esperada, permitiendo un zoom puntual para determinadas fotografías, pero sin ser un candidato a convertirse en nuestro favorito. Con la luz óptima, los resultados no son malos, pero aun así podemos advertir ruido y poca nitidez en la imagen. Si estas fotos no van a salir de Instagram, no está mal, pero no vale para mucho más.

Filtro de color, la rareza del OnePlus 8 Pro

La cuarta cámara, la que está situada justo en la parte inferior del módulo, es un filtro de color de 5 megapíxeles. La falta de megapíxeles es evidente en la imagen, y realmente... no entiendo muy bien por qué tenemos este sensor. 

Análisis OnePlus 8 Pro

En el menú de la cámara, tenemos el acceso a varios filtros de color (más saturados, apagados o blanco y negro). Esos modos se calculan por software, pero a la derecha de todos (de manera bastante rara teniendo en cuenta que hay un sensor dedicado), tenemos el "fotocromo". 

Es un modo que transforma los verdes en un amarillo apagado y que, directamente, se come los rojos. La mejor manera de verlo es en mi despacho, con una pared roja y varios elementos con este color:

Además, os dejamos algunos ejemplos:

Fotos fotocromo OnePlus 8 Pro
Fotos fotocromo OnePlus 8 Pro

Vídeo del OnePlus 8 Pro

Si pasamos de las sorpresas y nos vamos al vídeo, vuelven las buenas noticias. Tenemos un sistema de estabilización, ahora sí, óptico para el vídeo que nos permite grabar a 1.080p y 4K tanto en 30 como en 60 fps, pero que además también nos permite resolución 4K en formato 21:9. Es el formato cinematográfico, y si somos unos manitas con el vídeo... es de lo más útil.

La estabilización es muy buena, nos ha gustado el color que ofrece y el enfoque, y os dejamos unos ejemplos:

Por otra parte, tenemos la cámara lenta (720p480 o 1.080p240), así como un modo Super Stable, aunque en este modo, solo podemos grabar a 30 fps tanto en 4K como en 1.080p.

Sonido estéreo Dolby Atmos y conectividad preparada para el futuro

El sonido es uno de los apartados más importantes en un móvil para cierto tipo de usuario. Ya sea mediante auriculares (Bluetooth en este caso, ya que no contamos con jack de 3,5 mm) o con los altavoces estéreo del terminal, contar con un buen sistema nos permite meternos de lleno en la experiencia en videojuegos, series o películas.

Con una pantalla tan brillante (en el sentido figurado y literal) como la del OnePlus 8 Pro, esperamos un sistema de sonido a la altura, y la marca china no ha defraudado. Para empezar, me gusta la colocación de los altavoces ya que al girar el móvil no tapo ninguno con la mano, dejando el orificio de la cámara en la parte inferior izquierda con la pantalla en horizontal.

Lo importante es el sonido, y aquí también tenemos buenas noticias: los altavoces del OnePlus 8 Pro tienen pegada gracias a unos bajos y medios rotundos y unos agudos que no rechinan cuando subimos el volumen. Eso sí, nos habría gustado contar con un volumen algo más elevado, ya que notamos que hay un "saltito" entre el 60% y el 70% que debería ser gradual... y no lo es. 

Si nos fijamos en la tecnología de sonido, contamos con Dolby Atmos tanto con auriculares como sin ellos, así como un apartado especial para configurar los auriculares que conectemos.

Ahora bien, antes de pasar a hablar de la batería, vamos a hablar de la conectividad. Y es que, es otro de esos detalles que puede que muchos usuarios no tengan en cuenta a la hora de gastarse más de 1.000 euros en un móvil, pero que tienen su importancia.

Análisis OnePlus 8 Pro

Tenemos NFC para realizar pagos con el móvil, así como Bluetooth 5.1 que tiene menos latencia (para mejorar el sonido con auriculares inalámbricos) y consume menos batería. La guinda la pone la tecnología de comunicación y conexión a la red gracias a la compatibilidad tanto con 5G como con Wi-Fi 6.

El 5G ni el Wi-Fi 6 están lejos de ser un estándar, pero son una apuesta de futuro. No puedes montar un móvil con Snapdragon 865 sin montar el módem x55 con 5G, por lo que era un movimiento lógico. Ahora bien, la apuesta por el Wi-Fi 6, más allá del marketing, tiene su sentido.

Análisis OnePlus 8 Pro

OnePlus hace móviles para durar y se espera que pronto el Wi-Fi 6 esté en centros comerciales, aeropuertos y otros espacios públicos. Al margen de la velocidad de transferencia de datos, lo que permite esta tecnología es "desaturar" la red ofreciendo más ancho de banda por usuario que la actual tecnología.

Es algo que no vamos a notar hasta quién sabe cuándo, sobre todo en España, pero si no sentís la necesidad de cambiar de móvil cada año, que sepáis que los nuevos OnePlus 8 (los dos) cuentan con estas tecnologías que miran al futuro a corto plazo.

Una batería que hay que mimar para que dure... y que tiene carga inalámbrica

Cuando Samsung presentó el S20 Ultra con pantalla QHD+ y 120 Hz, nos dijo que no permitían utilizar los 120 Hz a la vez que la resolución QHD+, que teníamos que elegir entre las dos características, para aumentar la autonomía. Tiene todo el sentido del mundo, pero al final eso recae en la decisión del usuario.

OnePlus piensa así, ya que nos deja utilizar la máxima resolución y refresco a la vez, pero evidentemente Samsung también tenía su parte de razón: con todo activado, puedes ver cómo la batería se drena. 

Batería OnePlus 8 Pro

Soy de los que piensa que, si compras un teléfono por su potencia o pantalla, de nada vale recortar mediante software. A no ser que un día concreto necesite autonomía máxima, voy siempre con "todo activado" para disfrutar del terminal que tengo entre manos, pese a que la autonomía, evidentemente, se resienta.

Para el análisis del OnePlus 8 Pro, hemos probado el móvil en dos situaciones. Una con 60 Hz de refresco, brillo al 50%, el motor "true motion" desactivado y resolución adaptativa. La otra, resolución QHD+, 120 Hz, brillo automático, colores y suavizado de imagen en todo su esplendor. El resultado es que ganamos unas dos horas de pantalla recortando funciones del terminal.

Mi opinión es que, si no estáis de viaje y necesitáis toda la autonomía posible por lo que pueda pasar, no recortéis, pero estamos hablando de pasar de unas 7 horas de pantalla con todo al máximo... a unas 8:30-9 horas recortando.

Análisis OnePlus 8 Pro

La batería de 4.510 mAh da para lo que da, y está claro que este móvil cuenta con elementos que "tiran" mucho de ella. La pantalla es un ejemplo, asi como el Snapdragon 865 cuando jugamos, pero lo que ganamos a nivel de rendimiento, calidad de imagen y fluidez... "compensa".

Además, tenemos buenas noticias en lo que a carga se refiere. El móvil viene con el cargador Warp Charge de 30 W y, aunque no es tan rápido como otros que hemos probado recientemente, consigue una carga completa en 1 hora 5 minutos, con el 50% en 22 minutos. No está mal, pero la tecnología data del OnePlus 6T... y la cosa ha avanzado bastante en este ámbito.

Carga OnePlus  8 Pro

Por otro lado, y por fin, OnePlus se suma a las compañías que ofrecen carga inalámbrica. El terminal es compatible con cualquier cargador Qi hasta 10 W, pero si queremos la carga inalámbrica rápida, debemos contar con el nuevo Warp Charge 30 Wireless. La carga del 50% se alcanza en unos 30 minutos.

Análisis OnePlus 8 Pro

Es un cargador que se tiene que comprar aparte por 70 euros y que cuenta con un diseño elegante y práctico (con un ventilador que impide que el terminal se caliente demasiado y que se pierda energía en ese calor). De hecho, según nuestras herramientas, hasta el 50% es cuando la carga rápida mete el "chute" de energía, calentando la batería por encima de los 38º. Una vez llega a ese tope, la velocidad empieza a descender a partir del 70% de carga, así como la temperatura, estancándose en el 90%.

Análisis OnePlus 8 Pro

Como pega, el cable es algo corto. Hablando de carga inalámbrica, podemos cargar dispositivos de manera inalámbrica activando la opción y colocando el dispositivo deseado en la parte trasera del OnePlus 8 Pro.

Análisis OnePlus 8 Pro

Como vemos, no es el que más rápido carga ni el que más mima la autonomía debido a sus componentes, pero si queremos alargar un poco más la batería, OnePlus nos da algunas opciones a nivel de software que, la verdad, funcionan muy bien.

Se trata de un limitador de consumo de batería para aplicaciones que podemos poner en automático o en manual y que, básicamente, se encarga de limitar el consumo de las aplicaciones que están en segundo plano.

Por otra parte, tenemos un modo de carga optimizada que llena la batería hasta el 80% y, después, va rellenando poco a poco hasta el 10%. Esto se hace para que la batería no sufra más de la cuenta, sobre todo si dejamos el terminal cargando por las noches. 

Análisis OnePlus 8 Pro

La inteligencia artificial del sistema "sabe" (debido a nuestra rutina y horario del despertador) cuándo nos vamos a despertar. Así, llena en una hora el 80% de la batería cuando lo ponemos a cargar de noche, rellenando lo restante a una velocidad muy baja un tiempo antes de que suene la alarma.

Algo similar pasa con el cargador inalámbrico, que podemos programar desde el teléfono y hasta anular el ventilador para que no emita ruido. La carga será más lenta para reducir el calor y hacer que no necesite el ventilador para refrigerar.

Análisis OnePlus 8 Pro

Son opciones que demuestran que OnePlus va lento, pero seguro con sus baterías para limitar las desgracias que pueden pasar, aunque es cierto que viendo otros móviles que cargan a 65 W... nos da algo de "envidia" poder cargar el terminal en apenas media hora.

Es un móvil premium que no compite por tener la mejor cámara, sino por todo lo demás

Llegamos al final del análisis del OnePlus 8 Pro con la sensación de haber estado durante estos últimos días con un móvil que no recorta en prácticamente ningún apartado, mereciendo ese hueco en el "salón de la fama" de los gama premium.

El OnePlus 8 Pro sube de precio respecto a la generación pasada y se mete de lleno en esa pelea entre los smartphones de 1.000 euros. En mi opinión, esto no es una sorpresa, ya que la pregunta no era si OnePlus saltaría a este rango, sino cuándo lo haría... y con qué propuesta.

Análisis OnePlus 8 Pro

Pues bien, ya está aquí y, además, me alegra que no hayan apostado el salto de calidad a la cámara. Está claro que la cámara, los propios fabricantes lo reconocen, es el motivo principal para cambiar de móvil cada año, pero no todos los usuarios quieren lo mismo y, desde luego, no necesitan un zoom para ver la Luna o más megapíxeles de los que pueden contar.

Eso está genial para cierto perfil. Otros simplemente quieren un móvil estable o con buenas prestaciones para el día a día... y para consumir contenido. A ese grupo es al que ataca OnePlus con una propuesta incontestable.

Análisis OnePlus 8 Pro

Me atrevo a decir que la pantalla es la mejor que he tenido entre manos tanto por el brillo máximo como por la consistencia del mismo, la resolución, los modos de imagen, la personalización y los 120 Hz. Mi preferida hasta ahora era la del Xperia 1 con su resolución 4K y calibración profesional, pero he de reconocer que esta está a la altura y en un formato más cómodo para el día a día.

Es una pantalla impresionante que está acompañada por un hardware para mover todo tipo de aplicaciones durante varios años sin problema. Además, el software es otra garantía. OnePlus ha demostrado que mima sus sistemas operativos y sus terminales, actualizando modelos con años a sus espaldas a la última versión.

Análisis OnePlus 8 Pro

OxygenOS funciona de maravilla, es estable, es muy, muy fluido y nos garantiza eso, que tenemos un móvil que se quedará viejo por otros apartados que no son la estabilidad y la experiencia de usuario. Esa apuesta se consolida al ver las redes 5G y Wi-Fi 6 con las que es compatible el terminal.

Sobre las cámaras, el gran angular y el sensor principal nos han dejado un gran sabor de boca. Son dos objetivos nítidos que permiten tomar fotos en cualquier situación y que, realmente, están a la altura del precio. Sin embargo, no todo es bueno y el telefoto 3x híbrido peca de nitidez en cuanto la cosa se complica, así como de unos colores algo apagados. El sensor de filtro de color está ahí como una propuesta artística, pero es algo que no termino de ver.

Análisis OnePlus 8 Pro
Análisis OnePlus 8 Pro

Hay móviles que son recomendables, con los ojos cerrados, por el rendimiento fotográfico. Otros, los gaming, por el desempeño en videojuegos tanto a nivel de software como de hardware. El OnePlus 8 Pro es recomendable en conjunto, pero sobre todo si queréis una de las mejores pantallas montadas nunca en un teléfono y un rendimiento, sencillamente, incontestable.