Skip to main content

Philips PH805, análisis y opinión

Philips PH805

Lo mejor

  • Calidad de sonido
  • Autonomía
  • Construcción y diseño
  • Precio

Lo peor

  • Controles táctiles muy sensibles
  • Cancelación de ruido limitada
  • No tienen app
  • Carga por microUSB
PH805

PH805

Bluetooth 5.0, hasta 30 horas de autonomía, sistema de cancelación activa de ruido y un diseño cuidado y elegante. Los Philips PH805 son una de las opciones con mejor relación calidad precio del segmento de auriculares inalámbricos bluetooh con ANC.

16/05/2020 - 08:19

Analizamos la propuesta de Philips dentro del segmento de auriculares inalámbricos bluetooth con sistema de cancelación activa de ruido. Los Philips 805 ofrecen un equilibrio muy interesante entre funcionalidades y precio, con la calidad de sonido y la autonomía como señas de identidad.

Sistema de cancelación activa de ruido, Bluetooth 5.0, más de 20 horas de autonomía y marca reconocida, sobre el papel no suena (nunca mejor dicho) nada mal, aunque seguramente estarás pensando en lo de siempre: "Vale, pero a qué precio'".

Los auriculares Philips PH805 que hoy analizamos ofrecen todo esto, y además lo hacen con un precio realmente comedido si tenemos en cuenta sus prestaciones. Están a la venta por 160 euros.

Visto lo visto, y al menos a priori, parece que nos encontramos a un claro candidato a liderar la gama media de auriculares con sistema de cancelación de ruido. ¿Conseguirán cumplir las expectativas? Te lo contamos.

  Philips PH805
Tipo de auriculares Circumaurales
Sistema acústico Cerrado
Rango de frecuencia 7 Hz - 40.000 Hz
Impedancia 16 ohmios
Sensibilidad 90 dB
Diámetro del altavoz 40 mm de neodinio
Batería Litio
Recargable por microUSB
Autonomía Hasta 30 horas
Micrófonos 8
Cancelación de ruido Sí, sistema ANC
Controles Táctil y físico
Peso 235 gramos
Precio Desde 160 euros

Contenido del análisis de los Philips PH805:

Puntos en común con la mayoría de auriculares

A nivel de diseño los Philips PH805 no nos ofrecen grandes alardes, aunque tampoco percibidos grandes carencias en cuanto a su construcción con respecto a los referentes del segmento de auriculares circumaurales (los que cubre la oreja en su totalidad) con cancelación de ruido: Sony WH1000XM3 (279 euros) o Bose QuietComfort 35 II (255 euros). 

De hecho guardan muchas similitudes estéticas con los modelos de Sony, tanto el mencionado WH1000XM3, como con su versión más económica, los Sony WH-H910N, que tuve la ocasión de analizar hace tan solo unas semanas.

Las diferentes articulaciones, la almohadilla superior de la diadema, así como la leve inclinación los dos auriculares se parecen bastante. Aunque lo verdaderamente importante es su construcción y materiales, y en este aspecto cumplen con nota.

Se trata de unos auriculares muy robustos, fabricados en plásticos de buena calidad, en dos tonalidades muy sutiles de gris que le otorgan un carácter sobria pero a mi parecer, muy elegante. 

Las articulaciones de ambos laterales -que permiten plegar los auriculares hacia el interior para dejarlo en una formato más compacto o rotarlos hasta 90 grado-, se mueven con suavidad-, y la torsión no provoca ningún tipo de chasquido o sensación sensación debilidad, puedes retorcerlos sin ningún tipo de temor.

 

La diadema cuenta con hasta 12 posiciones de ajuste por cada lado, y una vez colocados en la cabeza resultan realmente cómodos. Gran parte del mérito reside en la almohadilla acolchada de la parte interior de la diadema, la parte que descansa sus 235 gramos de peso sobre la cabeza. Está cubierta de piel sintética muy suave y está bastante más acolchada de lo que suele ser habitual, algo que se agradece mucho.

 

Philips PH805

Algo similar ocurre con las almohadillas desmontables de los auriculares cubiertas con la el mismo cuero de imitación, son bastante mullidas, por lo que resultan muy cómodas. Los he utilizado durante horas, y el paso del tiempo no se hace notar, puede ser pronto, pero parecen bastante resistentes.

Philips PH805

En general la presión que ejercen sobre la cabeza está muy equilibrada y no resultan agobiantes ni tan siquiera tras varias horas de uso continuado, además permanecen estables sobre la cabeza incluso después de realizar movimientos bruscos, por lo que no tendría problemas si decides hacer deporte con ellos.

No me toques que te cambio de modo

Los Philips PH805 cuentan con conectividad inalámbrica Bluetooth 5.0 compatible con el sistema de transmisión de audio SBC y los perfiles A2DP, AVRCP, HFP y HSP. El proceso de emparejamiento es sencillo, y la vinculación con un dispositivo conocido muy rápida. 

Un detalle  que me ha gustado en este aspecto es que no es necesario activar la vinculación de forma manual (aunque puedes hacerlo presionando el botón de encendido de forma continuada), si los auriculares están encendidos y no tiene ya un vínculo activo, siempre se encuentran disponibles para emparejarlos por primera vez desde la búsqueda de dispositivos del bluetooth.

Incorporan una entrada jack de 2,5 mm e incluye el cable adaptador a 3,5 mm, además de ya en desuso adaptador de jack 3,5 mm a doble clavija. Gracias al cable podemos utilizar los auriculares con dispositivos que no dispongan de bluetooth, o incluso de forma pasiva si nos hemos quedado sin batería, aunque en este caso no podremos activar el sistema de cancelación de ruido ni dispondremos de ningún sistema de mejora activa de sonido.

Philips PH805

Dispone de un sistema de control híbrido, mezcla de controles físicos y táctiles. Por un lado tenemos el botón de Encendido / Apagado, si realizamos una pulsación larga, o Play / Pausa si la pulsación es breve, además este mismo control hace las veces de control deslizable para cambiar de pista moviendo arriba o abajo.

Esto se complementa con el panel táctil de auricular derecho que permite subir y bajar el volumen deslizando el dedo arriba y abajo por la superficie del panel, responde bastante bien, aunque en ocasiones la respuesta no es del todo precisa.

Si en lugar de deslizar realizamos pequeños toques alternamos entre los diferentes modos de escucha: “ANC Activado”, “ANC Desactivado” y “Sonido ambiental". 

Este último modo activa un modo transparencia que potencia ciertos sonidos a nuestro alrededor como las voces para que no quedemos tan aislados, es el modo que deberíamos seleccionar si decidimos utilizar los auriculares para caminar por la calle. Aunque un problema, más que amplificar los sonidos exteriores como hacen por ejemplo los AirPods Pro de Apple, lo que único que hacen es bajar mucho el volumen, nada más.

Si con el volumen comentaba que el sistema de control táctil podría no ser muy preciso, con las pulsaciones se pasa de sensible, el más mínimo roce hace que se cambie el modo de escucha lo que llega a resultar bastante molesto, de hecho hay que tener mucho cuidado al quitarse o ponerse los auriculares. Además, todos los cambios de modo vienen acompañados de una respuesta vocal (en inglés) lo que hace que resulte mucho más molesto si cabe.

Philips PH805

Por último, si mantenemos la presión brevemente sobre la superficie táctil invocamos, si dispone del mismo, al asistente de voz del dispositivo vinculado ya sea Google Assistant para dispositivos Android o Siri si tienes un iPhone o iPad.

Cancelación con limitaciones

Los Philips PH805 cuentan con ocho micrófonos distribuidos entre los dos auriculares, cuatro para las opciones de control de voz y manos libres, y cuatro para la cancelación de ruido.

La cancelación de ruido funciona bien, pero es menos efectiva de lo que hemos podido probar en otras propuesta, bien es cierto que más caras.

Philips PH805

Prueba de ellos es que la diferencia que se percibe entre activar o desactivar la cancelación de ruido es poco “impactante”, incluso poco evidente, aunque suficiente para mitigar en gran medida las frecuencia más monótonas y gran parte de las voces, pero se queda lejos de aportar el aislamiento necesario como para aislarnos en ambientes muy “hostiles” como el interior de un avión o un viaje en metro, aunque en entornos más tranquilos como la oficina o para eliminar la voz insoportable de Bob Esponja del televisor del salón cumplen con suficiencia.

En cuanto a la experiencia a la hora de contestar llamadas, comunicarnos con el asistente de voz o realizar videollamadas, tan en auge desgraciadamente en la actualidad, poco que comentar, la respuesta de los micrófono es correcta y la recepción muy buena, o al menos nadie se ha quejado de ello.

Philips PH805

Si echamos de menos algún tipo de aplicación que nos permitiera realizar ciertos ajustes, como el nivel del sistema de cancelación de ruido o aplicar patrones de ecualización personalizados para cada tipo de música. Algo parecido a lo que ofrece Sony con su app Headphones

Solo por esto ya merecen la pena

Visto lo visto no parece que la cancelación de ruido no es el punto fuerte de estos Philips PH805, al menos no su funcionalidad más destacada, no te preocupes, lo bueno llega ahora. Y es que hacía tiempo que no tenía la ocasión de analizar unos auriculares tan equilibrados como estos PH805 de Philips.

Para reproducción incorpora dos drives de neodionimo de 40 mm con un rango de frecuencias de 7 - 40 000 Hz y una impedancia de 90 dB dentro de un sistem acústico cerrado.

Philips PH805

El resultado son unos graves contundentes y profundos, justo en el margen de la de distorsión sin perder por ello intensidad y cuerpo, además permanecen muy separados de las frecuencia medias, lo que permite percibir perfectamente las voces e instrumentos que suenan claros e intensos. En cuanto a los agudos se perciben brillantes pero tal vez un punto por debajo de los graves y medios, tal vez un poco estridentes, pero sin resultar molesto.

El conjunto es notable, sobresaliente si tenemos en cuenta su precio. Solo por su calidad de sonido ya merecen ser tenidos en cuenta como opción de compra. He recorrido Tidal durante semanas, saltando de género en género, y han conseguido superar con nota cada desafío, poco más que decir.

Philips PH805

El único pero que puedo ponerles es su imitado nivel de volumen máximo, supongo que para evitar problemas de distorsión. En mi opinión se quedan algo cortos, me gusta escuchar la música alta y en ocasiones he echado de menos un poco más. Aunque lo peor, una vez más, es la insistente advertencia verbal “Volume Max” cada vez que llegas al volumen máximo.

Muchas horas de diversión

Si el apartado de calidad de sonido los Philips PH805 ha logrado dar la talla no se quedan atrás en lo que autonomía se refiere. Incorporan una batería recargable de litio que permite una autonomía de hasta 30 horas en modo normal y 25 horas con el sistema de cancelación de ruido activo.

Philips PH805

En nuestras pruebas estos ratios se han cumplido con bastante precisión, bien es cierto que las pruebas de autonomía de auriculares son complicadas, ya que son muchos lo factores a tener en cuenta. Dependiendo del ciclo he sobrepasado o me he quedado por debajo de estas cifras, pero siempre muy cerca, llegando a pasar hasta 5 días sin necesidad de pasar por el cargador.

El puerto de carga es de tipo microUSB, a estas alturas ya sorprende no encontrarse con un USB-C aunque suponemos que ha sido una de esos sacrificios para conseguir un precio final más ajustado. 

Carga Philips PH805

Pese a todo el tiempo para una carga completa no se dilata mucho más de dos horas, que no está mal, y cuenta con dos tramos de carga rápida (según nuestras pruebas): una hora y media de autonomía tras 5 minutos de carga, y algo más de 5 horas de autonomía tras 15 minutos en el cargador.

Conclusiones: sonido, autonomía y precio, apuesta segura 

Tengo que admitir que empecé de forma bastante dubitativa este análisis de los auriculares Philips PH805, mi sensación es que eran una opción más, pero por suerte estaba equivocado. 

Es cierto que no aportan gran cosa en términos de diseño o funcionalidad, incluso aspectos como el control táctil son bastante mejorables. Son robustos y en general bastante cómodos, pero sin llegar a ser un elemento diferenciador frente a otras propuesta, y su sistema de cancelación activa de ruido no resulta deslumbrante.

Philips PH805

Para valorar en su justa medida estos auriculares debemos centrarnos en tres aspectos: calidad de sonido, autonomía y precio, y con esto la nota sube hasta el notable. Tienen sus carencias, que no defectos, ya lo hemos visto, pero personalmente se ven compensados con creces.

Los Philips PH805 pueden adquirirse en Amazon en una horquilla que va desde los 130 a los 170 euros, lo que los sitúa como una opción muy atractiva para aquellos que buscan unos auriculares inalámbricos con cancelación de ruido de calidad sin tener que desembolsar un alto precio por ello.

PH805

PH805

Bluetooth 5.0, hasta 30 horas de autonomía, sistema de cancelación activa de ruido y un diseño cuidado y elegante. Los Philips PH805 son una de las opciones con mejor relación calidad precio del segmento de auriculares inalámbricos bluetooh con ANC.