Skip to main content

Xiaomi 11T, análisis y opinión

Xiaomi 11T 5G, análisis y opinión
R.Andrés

Lo mejor

  • Pantalla
  • Rendimiento
  • Batería y carga rápida
  • Fotografía

Lo peor

  • Dimensiones y peso
  • Acabado muy sucio
  • Sin jack de auriculares
  • Sin IP68

01/11/2021 - 12:00

Xiaomi 11T vuelve a la esencia de Xiaomi ofreciendo unas prestaciones de gama alta con un precio de gama media. Analizamos el Xiaomi 11T y te damos nuestra opinión.

El Xiaomi 11T ha perdido el sufijo Mi que acompañaba a los móviles de la marca desde sus inicios, pero mantiene la esencia de matagigantes que tradicionalmente ha ido a asociada a los móviles de la marca por ofrecer prestaciones de gama alta a un precio de gama media.

Una buena pantalla, autonomía y carga rápida más que solvente y toda la potencia que le pidas son algunas de las señas de identidad de este modelo que llega a estas alturas del año a ponerle las cosas muy complicadas a sus rivales.

Por 499,99 euros el Xiaomi 11T se posiciona en el rango por debajo de los 500 euros que cuenta con rivales tan completos como los realme GT o el superventas Poco F3. ¿Merecerá la pena este modelo o es mejor apostar por su hermano mayor el Xiaomi 11T Proaquí—? Lo analizamos y te contamos todos los detalles.

Xiaomi 11T
PantallaDotDisplay AMOLED 6,67 pulgadas | Formato 20:9 (2.400 x 1.080 píxeles) | 120 Hz | HDR10+ | 800 nits
ProcesadorDimensity 120-Ultra | Mali-G77 MC9
Memoria RAM y almacenamiento8 GB LPDDR5 | 128 y 256 GB | UFS 3.1
Cámaras traserasPrincipal: 108 Mpx | Gran angular: 8 Mpx 120° | Macro (telemacro): 5 Mpx
Cámara Frontal16 Mpx | f/2.45
Batería5.000 mAh | carga rápida 67 W
Sistema operativoAndroid 11 con MIUI 12.5
Conectividad5G | WiFi 6 (802.11 ax) | Bluetooth 5.2 | NFC | USB-C
Dimensiones y peso164,1 x 76,9 x 8,8 mm | 204 gr
Precio499,99 euros

Análisis de Xiaomi 11T por apartados:

Un diseño poco arriesgado que contrasta con su buen equipamiento

Los móviles de la serie 11 de Xiaomi han apostado por una línea de diseño muy particular, en la que únicamente se han cambiado pequeños detalles aquí y allí cada vez que se lanzaba un nuevo modelo.

Esto, a estas alturas del año y ya con varios móviles de esta saga en el mercado, hace que este diseño ya no tenga la frescura de los primeros modelos y vaya pidiendo un cambio.

,,

Con unas dimensiones de 164,1 x 76,9 mm y un grosor de 8,8 mm, no podemos decir que el Xiaomi 11T sea un smartphone especialmente fácil de manejar en el día a día. Sobre todo, teniendo en cuenta que llega con un peso de 204 gramos que se dejan notar en la mano.

El 11T que hemos estado probando tiene el acabado Gris meteorito, que imita el acabado de metal cepillado, recubierto por una lámina de cristal Corning Gorilla Glass. También está disponible en Blanco medianoche y Azul celestial.

Si bien es cierto que este acabado es bastante bonito, en el uso diario resulta bastante incómodo ya que atrapa las huellas con mucha facilidad obligando a estar limpiándolo constantemente.

El módulo de cámaras se ha convertido en el componente clave para diferenciar a los móviles de la serie 11 entre sí. En el caso de este Xiaomi 11T encontramos un módulo con un tamaño notable que se alza en dos alturas sobre la trasera en una base rectangular con esquinas redondeadas en el tercio superior izquierdo.

El tamaño de las dos imponentes lentes atrapa las miradas con la misma facilidad que las huellas, pero quedan protegidas por una carcasa de TPU transparente que Xiaomi ha incluido junto al smartphone.

Xiaomi 11T 5G
R.Andrés

La trasera dibuja una suave curva en todo el perímetro para facilitar el agarre de un smartphone tan voluminoso hasta engarzarse en el chasis de aluminio sobre el que se construye el Xiaomi 11T.

En el lateral derecho encontramos los botones de volumen situados sobre el botón de encendido que, aunque no lo parezca por su tamaño y por no contar con la típica hendidura en el chasis, también aloja el sensor de huellas dactilares curvo.

Toda la conectividad se concentra en la parte inferior, donde se ubica la bandeja para dos tarjetas nanoSIM con soporte para 5G, el puerto USB de tipo C y los orificios para la salida de audio del altavoz inferior, que replican los que encontramos en la parte superior. No encontramos ni rastro del jack de 3,5 mm para auriculares.

Xiaomi 11T 5G
R.Andrés

En este Xiaomi 11T tampoco falta la conectividad NFC, la ultima versión del estándar Bluetooth 5.2 y soporte para redes WiFi 6 que mejoran la estabilidad y optimizan las conexiones inalámbricas. Además, incluye posicionamiento GPS, Galileo, GLONASS, Beidou y QZSS.

Xiaomi afirma que el 11T cuenta con protección IP53, que se suma a la protección contra impactos que aporta el cristal Corning Gorilla Glass Victus que protege la pantalla.

Una pantalla de gama alta que no se olvida de la importancia del sonido

Personalmente debo reconocer mi preferencia por móviles más compactos de lo que es este Xiaomi 11T, pero una de las contrapartidas que ofrece apostar por un smartphone de estas dimensiones es disfrutar de una pantalla grande.

Xiaomi ha decidido montar el mismo panel que encontrábamos en el Xiaomi 11T Pro. Hablamos de una pantalla AMOLED de Samsung con una diagonal de 6,67 pulgadas con resolución Full HD+ (2.400 x 1080 píxeles) y una tasa de refresco variable entre los 60 Hz y los 120 Hz.

Xiaomi 11T 5G
R.Andrés

La pantalla ofrece soporte para espacios de color ampliado con perfiles de color establecidos y cuenta con un sensor de luz ambiental que no solo permite ajustar el brillo de la pantalla, sino que también ajusta su temperatura de color.

Sin activar este sensor, la pantalla nos ha parecido algo fría mostrando una cierta tendencia al azul e incluso al verde. Al activarlo se ha corregido esa tendencia haciéndola más agradable a la vista.

Xiaomi 11T, análisis y opinión

En términos de brillo encontramos una pantalla con unos valores similares a los que medíamos en el Xiaomi 11T Pro, con una media de 665,2 luxes y picos de 1.009,3 luxes a pleno sol.  Este buen nivel de brillo permite al 11T sacar músculo al reproducir contenidos compatibles con HDR10+.

Apoyando la experiencia multimedia, Xiaomi ha montado una pareja de altavoces estéreo con soporte para Dolby Atmos y un sonido bastante potente con un bajo nivel de distorsión en todo el recorrido del volumen, proyectando el audio hacia los lados dando mayor direccionalidad al sonido de series y películas.

Olvídate del precio, es un gama alta con todas las letras

El rendimiento es, sin duda alguna, uno de los puntos fuertes de este terminal que puede que se ubique en la gama media Premium por exigencias de catálogo de Xiaomi, pero por potencia se mete de lleno en la contienda de la gama alta por méritos propios.

A diferencia del Xiaomi 11T Pro, el 11T monta un procesador MediaTEK Dimensity 1200-Ultra de ocho núcleos con una litografía de 6 nm que, a modo de referencia, se sitúa en un lugar intermedio entre el Snapdragon 778G y los Snapdragon 870, por lo que estaría llamando a las puertas de la gama alta.

Xiaomi 11T 5G
R.Andrés

Las sensaciones que transmite este procesador son realmente buenas, con un rendimiento brillante al iniciar todo tipo de aplicaciones sin titubear incluso ejecutándolas en multitarea en esa pantalla tan generosa.

Los test sintéticos ponen negro sobre blanco el rendimiento de este procesador y sus resultados superan en la mayoría de los supuestos al Dimensity 1200-IA del OnePlus Nord 2, mucho más enfocado en la inteligencia artificial que en el rendimiento bruto.

Xiaomi 11TOnePlus Nord 2 5GPOCO F3
ProcesadorDimensity 1200- UltraDimensity 1200-IASD 870
Geekbench 4 Single4.3104.2604.548
Geekbench 4 Multi13.55412.51913.151
Geekbench 5 Single815806984
Geekbench 5 Multi2.9542.6543.363
3D Mark Wild Life4.1874.195 | 25,1 fps4.236 | 25,4 fps
AnTuTu605.807612.342674.543
PC Mark12.1998.29212.187

La GPU Mali-G77 MC9 integrada se muestra contundente al ejecutar aplicaciones de edición fotográfica exigente o juegos desenvolviéndose sin problemas en juegos como Genshin Impact, Call of Duty o Asphalt 9 con un ajuste gráfico en alto.

De poco sirve un procesador potente si no cuenta con el respaldo de un buen sistema de refrigeración que mantenga a raya las temperaturas mientras el procesador se pone al limite ante la exigencia de potencia de los juegos.

Xiaomi ha hecho muy buen trabajo con la disipación del Dimensity 1200-Ultra que apenas acusa una ligera subida en la temperatura de la zona cercana a la cámara tras un buen rato jugando al Genshin Impact.

La memoria RAM también acompaña y los 8 GB LPDRR4X que monta el 11T, junto a los 128 GB con tecnología UFS 3.1 aportan un extra de velocidad para que la información se transmita con mayor rapidez, haciendo que todo se sienta tan fluido como la mantequilla deslizándose sobre una tostada caliente.

Xiaomi 11TOnePlus Nord 2 5GPOCO F3
Escritura secuencial618,49 MB/s462 MB/s418,03 MB/s
Lectura secuencial1,17 GB/s869,45 MB/s880,28 MB/s
Escritura aleatoria21,79 MB/s28,25 MB/s32,96 MB/s
Lectura aleatoria20 MB/s17,83 MB/s15,89 MB/s
Velocidad de copia en memoria9,42 GB/s10,64 GB/s10,93 GB/s

No negaré que antes de comenzar este análisis sentía cierta inquietud por ver cómo respondía MIUI 12 trabajando junto al nuevo Dimensity 1200-Ultra tras la falta de optimización del sistema que nos encontramos en los análisis del Mi 11 -análisis- o en el Poco F3 -análisis-.

En Xiaomi parecen haberse puesto las pilas y la experiencia de uso con MIUI 12.5 ha sido mejor de lo esperado mostrando un sistema operativo sólido y con mucha capacidad de personalización. 

El 11T cuenta con dos sistemas de desbloqueo biométrico: el reconocimiento facial mediante la cámara frontal, y el sensor de huella dactilar del lateral.

Tal vez más condicionado por la costumbre de usar los sensores de huella en pantalla que por facilidad de uso, la experiencia de usar el sensor de huellas del 11T ha sido algo extraña. Algo a lo que se ha sumado el hecho de que el sensor está integrado en un botón que sobresale del marco y no está hundido en una hendidura como es habitual en los sensores laterales.

Xiaomi 11T 5G
R.Andrés

Esto hace que en, ocasiones, no se acierte del todo con la posición del lector y se dude donde poner el dedo.

Por todo lo demás, es un sensor que reacciona bastante rápido, al igual que el reconocimiento facial, que si bien es cierto que tiene un mayor índice de errores, cuando se le pilla el punto, resulta mucho más cómodo de usar.

Buena calidad fotográfica, aunque con algunas limitaciones en vídeo

Una de las mejores noticias para este modelo ha sido la decisión de mantener el mismo conjunto de cámaras que encontrábamos en el Xiaomi 11T Pro.

Nos preocupaba que le cambio de procesador tuviera un impacto negativo en la calidad final de las fotos, pero lo cierto es que sus resultados nos han sorprendido para bien.

La app de cámara no presenta grandes novedades con respecto a lo que encontrábamos en otros modelos de la marca china y se mantiene idéntica a la que integra el 11T Pro. Es una app sencilla de usar y que no ha presentado problemas durante su uso.

Desde este enlace puedes descargar las muestras originales tal cual los entrega el móvil para que puedas valorar su calidad.

CámarasApertura y estabilización
TraserasSamsung ISOCELL HM2 | 108 Mpx | Sensor de 1/1.52" | 0,7 μmf/1.75 (lente 7 elementos) | EIS
Ultra gran angular: Sony IMX355 |
8 Mpx | 120º | Sensor de 1/4" | 1,12 µmf/2.2
Telemacro: 5 Mpx | Sensor de 1/5" | 1,12 µmf/2.4

Empezamos el análisis de las cámaras del Xiaomi 11T por la cámara principal de 108 Mpx, una cámara que, sin llegar a los niveles de la gama alta, pero ofrece muy buena calidad y un procesado de fotos muy acertado.

Contar con un sensor con tanta resolución permite un nivel de detalle muy bueno tanto en el modo estándar que aplica un Pixel Binning que entrega un archivo procesado de 12 Mpx, como en el modo de alta resolución que utiliza los 108 Mpx del sensor.

El color en estas imágenes está bien equilibrado, siendo lo suficientemente saturados como para darle vistosidad a las fotos, pero sin caer en el falseo de colores.

Este buen comportamiento en el procesado también lo vemos en el tratamiento del HDR, donde se aplica de forma discreta pero eficiente.

Contar con un sensor tan generoso permite aplicar un cierto recorte a las imágenes en forma de zoom digital sin que se aprecie una caída significativa en su calidad.

El sensor permite una ampliación directa desde la app de Cámara de 2x con unos resultados realmente buenos, que mantiene incluso hasta el 5X. No recomendamos forzar el zoom digital hasta los 10x que permite la cámara porque la calidad en este punto brilla por su ausencia.

Las muestras tomadas con la cámara gran angular tampoco están nada mal a nivel de color, mostrando un procesado de color coherente en todo el conjunto.

Sin embargo, el recorte en la resolución del sensor pasa factura y las imágenes caen ligeramente en nitidez en escenas a pleno sol y dramáticamente cuando decae la luz.  

Una de las cámaras que más juego puede llegar a dar por sus curiosos resultados es la lente telemacro de 5 Mpx que permite tomar fotos con un telefoto desde una distancia de entre 3 y 7 cm, permitiendo enfocar objetos y detalles muy pequeños.

El resultado, más allá de obtener unas fotos curiosas, requiere una cierta práctica con el enfoque y los 5 Mpx tampoco dan para muchas alegrías y pierde detalle en las texturas.

El modo Noche supone una mejora evidente frente al modo Automático asistido por el reconocimiento de escenas, permitiendo equilibrar las luces manteniendo una buena calidad en las texturas, y un bajo nivel de ruido. 

Otra de las cosas que nos ha gustado del modo Noche es que mantiene unos cielos nocturnos negros, no los azulea o aclara como sucede en otros modelos, aportando mayor realismo y fidelidad a las tomas nocturnas.

Xiaomi 11T, análisis y opinión
R.Andrés

El modo Retrato aprueba con nota ofreciendo un desenfoque progresivo y bien definido que permite reajustar el nivel de desenfoque del fondo una vez se ha tomado la foto desde la galería.

Si nos vamos a la cámara frontal la calidad decae ligeramente y las condiciones de luz ambiental definirán el nivel de detalle de las pieles.

De día no habrá mayores problemas con los selfies ofreciendo un buen nivel de detalle en las texturas unos tonos de piel realistas, pero mostrando una tendencia muy notable a la sobrexposición de las luces de fondo incluso aunque no estés a contraluz.

De noche el nivel de calidad baja, pero no tanto como cabría esperar. Sí, se pierde bastante nitidez en los detalles, pero se mantiene un procesado de color bastante contrastado que hace que las fotos sean muy llamativas.

En el apartado de vídeo la resolución queda limitada a 4K y 30 fps aplicando una estabilización bastante leve que deja rastros de efecto gelatina intentando corregir el movimiento.

Lo más recomendable es activar el modo estabilizado que baja la resolución a 1080p y 30 fps pero se obtienen mejores resultados con vídeos mucho más estables y fluidos. También puede aplicarse la inteligencia artificial recortando la resolución hasta los 720p y aplicando distintos filtros y efectos de vídeo cuanto menos curiosos.

5.000 mAh dan para completar el día con la ayuda de una carga rápida de 67 W

Otro de los puntos clave en este análisis del Xiaomi 11T es la autonomía de la batería. En el apartado de rendimiento hablábamos de un procesador que llamaba a las puertas de la gama alta en términos de potencia. ¿Significará eso que la batería se drena al mismo ritmo que suben los fps de los juegos?

Pues por suerte para los usuarios, el Dimensity 1200-Ultra no es un procesador que destaque por su elevado consumo, por lo que los 5.000 mAh de batería dan para todo un día de uso sin demasiados sacrificios.

Xiaomi 11T 5G
R.Andrés

Tras algunas actualizaciones de software con las que se ha mejorado el consumo energético, la batería nos ha dado para unas 7 horas y media de pantalla con un uso intermedio en el que hemos usado apps poco exigentes como redes sociales, correo o apps de mensajería.

En días más intensos con mayor proporción de fotos, vídeos y juegos, el tiempo de pantalla cae hasta tiempos más cercanos a las 6 horas de pantalla con el brillo en automático y la frecuencia de refresco siempre establecida en 120 Hz.

Por lo tanto, unos tiempos de uso dentro de la media razonable que se espera en un smartphone de estas características.

Xiaomi 11T, análisis y opinión

Cuando llega el momento de recuperar la energía perdida, Xiaomi se ha mostrado más contenida e implementa una carga rápida de 67 W que hace muy buen trabajo consiguiendo cargar el 50% de su capacidad en solo 16 minutos y completa el 100% en 43 minutos.

Si lo comparamos con los tiempos de carga del Xiaomi 11T Pro y su carga de 120 W, hay una diferencia significativa, pero es una opción que te permite recuperar la carga rápidamente en caso de necesitar una carga a media jornada para llegar hasta el final del día.

Prestaciones similares al 11T Pro pero con un precio mucho más interesante

Ponemos punto y final al análisis del Xiaomi 11T con muy buenas sensaciones. Xiaomi lo ha hecho realmente bien con este modelo y no nos cabe duda de que será uno de los móviles superventas de esta recta final del año y principios de 2022.

Si bien es cierto que el 11T recorta sus prestaciones con respecto al 11T Pro, estos recortes no son tan significativos como cabría esperar y no impactan de forma decisiva en el uso diario.

Xiaomi 11T 5G
R.Andrés

El recorte más importante viene de la mano del procesador, pero el Dimensity 1200-Ultra ha mostrado un comportamiento brillante en todos los escenarios de uso. No es tan potente como el Snapdragon 888, pero permite ajustar el precio a la baja sin renunciar a disfrutar de los juegos más exigentes de la tienda de Google.

Xiaomi ha mantenido las mismas cámaras en ambos modelos y ha aplicado un procesado de imagen muy acertado que sitúan a este móvil entre los que mejor calidad fotográfica ofrece en su rango de precio.

El Xiaomi 11T lleva muy poco tiempo a la venta y todavía tiene su precio de lanzamiento fijado en 499,99 euros. Esto no juega a su favor ya que tendrá enfrente a rivales tan potentes como el Poco F3, con un hardware similar y más tiempo en el mercado, por 359 euros; o con impresionante el realme GT equipado con un Snapdragon 888 por 443 euros.

De cualquier forma, ya se ha iniciado la cuenta atrás para el Black Friday y la campaña de Navidad, y estas son ocasiones que Xiaomi aprovechará para jugar la baza del precio para hacerlo más competitivo. Ahí es donde las preferencias del usuario serán las que inclinen la balanza. Argumentos de peso no le faltan a este Xiaomi 11T.

Nuestra valoración

Diseño

8/10

Pantalla

9/10

Hardware

9/10

Software

9/10

Cámara

9/10

Batería

9/10

Conectividad

9/10

Sonido

9/10

Nota técnica

89

Relación calidad/precio

Etiquetas:

#Tecnología, #Móviles

Y además