Skip to main content

Xiaomi Mi 8 Pro, análisis y opinión

13/11/2018 - 13:15

Ponemos a prueba el nuevo Xiaomi Mi 8 Pro, una versión algo distinta de un móvil que ya de por sí ha cosechado muy buenas críticas. En este caso estrena dos características clave: un original diseño de su tapa trasera y sobre todo una de las novedades de 2018, el lector de huellas integrado en pantalla. Os contamos qué tal funciona y si merece la pena comprarlo.

Xiaomi ha logrado conquistar el mercado español y europeo gracias a la excelente relación calidad precio de sus móviles, sobre todo los más económicos. Sin embargo, tenemos la oportunidad de compartir con vosotros el análisis del Xiaomi Mi 8 Pro, que va un poco más allá en cuanto a características.

Junto con los Mi MIX, es el gama alta de la marca china, un móvil bastante potente y con capacidad para plantar cara a otros que cuestan mucho más. A lo largo de esta review del Xiaomi Mi 8 Pro ponemos a prueba todos los aspectos en los que destaca, y también en los que no.

Cuenta con un diseño particularmente llamativo, además de un hardware que puede mirar de tú a tú prácticamente a cualquiera, con procesador Snapdragon 845 y 8 GB de memoria RAM.

No obstante y como abordaremos más adelante, aunque hay aspectos en los que es superior a la competencia o al menos la iguala a nivel de rendimiento y también en otros aspectos.

Si quieres saber más sobre su funcionamiento, sigue leyendo.

Un diseño nunca visto

Como si fueran las dos caras de una misma moneda, el aspecto externo del Mi 8 Pro no tiene nada que ver si lo miras por delante o por detrás. Su frontal es clónico con respecto a otros modelos de esta y otras marcas: un notch bastante ancho y marcos relativamente grandes para ser un móvil "sin marcos".

El tema del notch no es menor, pues ahora hemos comenzado a ver algunas cejas de tipo "gota", lo menos intrusivas posible. En este caso es bastante bastante ancho, ocupando más de la mitad de la zona superior.

La ceja puede llegar a ser molesta al ocultar notificaciones, aunque por la naturaleza de MIUI 9 esto no ocurre, y es que simplemente no hay iconos de notificación, algo que abordaremos más adelante en esta review.

El motivo de este diseño es ni más ni menos que incluir el desbloqueo facial por infrarrojos, la tecnología más rápida y fiable de reconocer rostros.

Fotos del diseño del Xiaomi Mi 8 Pro

Si ves el móvil por detrás, todo cambia, y es que estrena un diseño particularmente llamativo y sorprendente. Hecha en cristal transparente, la tapa trasera oculta debajo un pegatina que simula el diseño interno del teléfono. Puedes ver el lugar en el que se supone que está situado el procesador, la RAM o la memoria.

El efecto es absolutamente realista. Parece que estás viendo de verdad los componentes, pero no, es un efecto óptico.

Dicen que sobre gustos no hay nada escrito. Puede que te encante esta idea de Xiaomi o que te parezca horrenda. Lo que sí es cierto es que al menos han innovado y estrenado un elemento estético muy original, algo que rompe un poco la monotonía de un año 2018 donde las líneas de diseño no se han diferenciado apenas entre las distintas marcas.

Fotos del diseño del Xiaomi Mi 8 Pro

Eso sí, pese a lo impactante que resulta a primera vista, hay que decir que a los pocos minutos de usar el móvil su tapa trasera ya se llena de huellas, grasa y suciedad. No es ni mucho menos el único móvil al que le ocurre, pero no podemos dejar de señalarlo como un punto negativo. Seguramente tengas que usar funda, algo que nunca es agradable en un móvil que tiene como punto fuerte el diseño.

Otro detalle que llama la atención es el color rojo del botón de encendido, que contrasta un poco con la sobriedad del color gris del modelo que hemos podido usar para este análisis del Xiaomi Mi 8 Pro.

  Xiaomi Mi 8 Pro Pocophone F1 OnePlus 6T Honor Play
Tamaño 154,9 x 74,8 x 7,6 mm 155,5 x 75,3 x 8,8 mm 157,5 x 74,8 x 8,2 mm 157,9 x 74,3 x 7,5 mm
Peso 177 g 180 g 185 g 176 g
Tamaño de pantalla 6,21" 6,18" 6,41" 6,3"
Panel Super AMOLED IPS LCD Optic AMOLED IPS LCD
Resolución 2248 x 1080 2246 x 1080 2340 x 1080 2340 x 1080
Puntos por pulgada 402 403 402 409
Proporción cuerpo-pantalla 83,8% 82,2% 85,6% 83%
Procesador Snapdragon 845 Snapdragon 845 Snapdragon 845 Kirin 970
RAM 8 GB 6 GB 6 / 8 GB 4 / 6 GB
Almacenamiento 128 GB 64 / 128 GB 128 / 256 GB 64 GB
Batería 3.000 mAh 4.000 mAh 3.700 mAh 3.750 mAh
Cámara trasera 12 MP f/1.8 OIS
12 MP f/2.4 zoom óptico x2
12 MP f/1.9
5 MP f/2.0

16 MP f/1.7 (wide) + OIS
20 MP f/1.7 (wide)

16 MP f /2.2
2 MP f/2.4
Cámara de selfies 20 MP f/2.0 20 MP f/2.0 16 MP f/2.0 16 MP f/2.0
Precio de lanzamiento

599 euros

329 euros 549 euros 329 euros

Super AMOLED para una gran pantalla en todos los sentidos

La pantalla de este móvil es bastante distinta a las que estamos acostumbrados a ver en la gama media e incluso la gama alta. No es una IPS LCD, sino Super AMOLED, es decir, fabricada por Samsung, y con resolución Full HD+.

No es Xiaomi la primera marca que decide pasar por caja para equipar estos paneles. Sin ir más lejos ya hemos visto algún OnePlus con AMOLED, al igual que los iPhone equipan pantallas OLED de Samsung y LG.

Fotos del diseño del Xiaomi Mi 8 Pro

La colaboración y compraventa de componentes entre marcas no es algo infrecuente, aunque se limita a un puñado de terminales a lo largo del año, precisamente cuando marcas como Xiaomi quieren dar algún rasgo diferenciador a uno de sus teléfonos.

Los AMOLED se caracterizan por la intensidad de los colores vivos, como el azul, rojo, verde o amarillo. Hay usuarios que lo prefieren, aunque una vez más esto queda a gusto del consumidor; en cualquier caso puedes modificar la temperatura del color y el contraste desde los Ajustes.

Además permite habilitar la opción del Always On Display para ver en la pantalla de bloqueo las notificaciones pendientes y la hora sin apenas consumir batería, manteniendo apagados los píxeles negros.

Pantalla Xiaomi Mi 8 Pro

El tamaño, de 6,21 pulgadas, convierte este móvil en un dispositivo bastante grande. Eso sí, aprovechar más la pantalla suprimiendo los marcos no es tan aparatoso como lo habría sido hace algunos años, aunque es verdad que en muchas ocasiones cuesta interactuar con las esquinas con una sola mano.

Ángulos de visión Xiaomi Mi 8 Pro

Así son los ángulos de visión de la pantalla del Xiaomi Mi 8 Pro

Con un 83,8% de la zona frontal ocupada por la pantalla, queda un poco lejos de otros móviles como el Mi MIX 3 o el Oppo Find X, que superan ampliamente el 90% , aunque también es cierto que se sitúa en un rango de precios inferior y tiene la cámara en la zona frontal, no en un desplegable.

La calidad de los colores y la nitidez es bastante buena dentro de lo que cabe esperar de una pantalla con esta resolución. ¿Podría haber dado Xiaomi el salto al Quad HD? Podría, pero por algún motivo el fabricante ha decidido no hacerlo, al menos en este momento.

Lo que sí incluye es el soporte para HDR, y la verdad es que se agradece teniendo en cuenta que es un móvil que cuesta 599 euros. Otros más asequibles ya lo hacen.

Estos son los tipos de pantalla que existen: ¿cuál es mejor? Te lo explicamos

Otro aspecto que hemos valorado en este análisis del Xiaomi Mi 8 Pro es el brillo, muy intenso. Este panel permite ver perfectamente todo el contenido incluso a plena luz del sol, y se agradece. A continuación adjuntamos una imagen en la que se puede ver el brillo según las distintas zonas de la pantalla.

En definitiva: no es una pantalla que vaya a pasar a la historia como la mejor del año ni mucho menos, pero por el precio que tiene este móvil resulta complicado encontrar algo mejor.

Brillo Xiaomi Mi 8 Pro

Brillo por sectores de la pantalla del Xiaomi Mi 8 Pro

MIUI 9.6: ¿por qué, Xiaomi?

Dando el salto al apartado de software, nos topamos con la versión más reciente de MIUI, la capa de personalización de Xiaomi para Android. Esta basada en Android 8.1 Oreo, así que se queda sin actualizar de serie a Android 9.0 Pie.

Partiendo de la base de que esto ya supone un inconveniente innecesario, hay que decir que además MIUI 9.6 repite todos los errores de versiones anteriores: viene muy cargado de bloatware, es decir, aplicación preinstaladas. Por muy cargado hablamos de decenas de apps que el usuario no ha pedido y que seguramente no va a usar.

Es lo habitual en móviles Xiaomi. Al menos tienes la opción de desinstalar muchas de ellas, aunque no todas.

Xiaomi Mi 8 Pro

Por otra parte, un problema de MIUI que resulta particularmente molesto, hasta frustrante: la barra de notificaciones no muestra los iconos de notificaciones. ¿Cómo? Lo que lees: en la barra superior aparece la hora, el icono de la batería, la cobertura y el WiFi, pero no el Bluetooth ni los mensajes que recibas a través de distintas apps.

Para ver si tienes mensajes de WhatsApp tienes que deslizar hacia abajo dicha barra. Entonces sí sabrás si te ha llegado un nuevo correo.

Estos son todos los móviles con Android One que puedes comprar ahora mismo

Otra forma de enterarte, al menos si tienes el móvil apagado, es el LED de notificaciones, aunque no queda más que hacer una crítica que creemos legítima a un problema de software con solución extremadamente fácil.

En los demás aspectos MIUI no se diferencia demasiado de Android stock y otras capas. Los iconos son propios y bastante agradables y puedes instalar temas desde la tienda de Xiaomi, muchos de ellos gratis.

Xiaomi Mi 8 Pro

Sí que permite algunas opciones adicionales realmente interesante, como por ejemplo crear aplicaciones duales. Esto hace posible tener dos cuentas de WhatsApp o Facebook en el mismo móvil, por citar un ejemplo. Otra característica interesante en MIUI es la opción de bloquear las aplicaciones con huella o contraseña desde el sistema, sin instalar nada.

Digamos que MIUI, con todos sus errores, ha sabido ocupar aquellos espacios que Android de stock no ha ocupado, ofreciendo algunas prestaciones adicionales que son útiles, aunque para ello el usuario tiene que pagar el precio de las aplicaciones propias del fabricante.

Al menos, al ser un móvil nuevo y con un ciclo de actualizaciones por estrenar, es de esperar que tenga una relativamente rápida actualización a Android 9.0 Pie cuando Xiaomi adapte este SO a su capa.

Fotos del diseño del Xiaomi Mi 8 Pro

Huella dactilar en pantalla: funciona, pero no aporta demasiado

Llegamos ahora al que quizás es el punto más importante dentro de este análisis y opinión del Xiaomi Mi 8 Pro: el desbloqueo por huella dactilar en pantalla. No es el primer móvil ni tampoco el único que lo equipa, pero sí uno de los pioneros.

Lo hace, evidentemente, sacrificando el lector tradicional de hardware. Ahora la zona trasera sólo se ve ocupada por la cámara, y eso permite exprimir mejor su diseño.

Esta huella dactilar funciona no gracias al propio panel táctil, sino a una cámara integrada bajo el cristal que detecta tu huella. Eso hace que no baste con poner el dedo sobre la pantalla, sino que tienes que apretar ligeramente para que la detecte. Recuerda a las antiguas pantallas resistivas, aunque en este caso el panel no cede ni se hunde al pulsar, por suerte.

Fotos del diseño del Xiaomi Mi 8 Pro

El funcionamiento es casi perfecto, bastante rápido, aunque con dos peros: no llega a ser tan rápido como el lector de huellas clásico y además la tasa de error es un poco más elevada. No tarda muchísimo más ni da errores constantes, pero sí que se nota que funciona un poco peor.

Esto hace que nos veamos obligados a lanzar una pregunta: ¿realmente es una mejora el lector de huellas en pantalla? A nivel de experiencia de usuario sí lo es cuando tienes el móvil en la mano o sobre una mesa, pero dado que falla más de lo que lo haría otro tipo de lector, es atrevido afirmar que es una mejora.

La otra opción es usar el desbloqueo facial, aunque tiene truco en este móvil, al igual que ocurría con el Pocophone F1. Por defecto, la ROM global de MIUI lo desactiva para España, aunque puedes activarlo de la siguiente forma:

  1. Ve a los Ajustes
  2. En el buscador, introduce "Región"
  3. Cambia la región del teléfono a Hong Kong
  4. Listo, ya puedes ir al menú de bloqueo y añadir datos faciales

En el siguiente vídeo se puede ver cómo hay que completar este proceso:

Cuando lo hayas hecho lo podrás usar con total normalidad. Funciona de forma increíblemente rápida, aunque con un inconveniente: para que lo haga primero tienes que activar la pantalla.

Otros móviles simplemente requieren que mires a la pantalla, incluso si ésta está apagada. En este caso debes pulsar el botón de encendido para que los sensores reconozcan el rostro, un verdadero incordio. También tienes la opción de configurar en los Ajustes el "despertar con dos toques" para hacerlo un poco más rápido.

Alto rendimiento, aunque todo tiene un precio

Fotos del diseño del Xiaomi Mi 8 Pro

Hasta el día de hoy, la competición por ver quién dispone del mejor procesador del mercado sigue abierta. Hay muchos aspectos en los que un chip puede destacar, más allá de la potencia. La calidad de su inteligencia artificial, la cámara y ante todo la eficiencia energética.

En este caso, Xiaomi ha apostado por Snapdragon 845, y eso es ir sobre seguro. Es el SoC que equipa la mayor parte de móviles de gama alta, como por ejemplo el OnePlus 6T recién presentado, quizás el dispositivo más parecido en muchos sentidos a este Mi 8 Pro.

Eso sí, la marca china ha ido un poco más allá que la competencia, y es que lanza en edición internacional este móvil con 8 GB de memoria RAM, una cantidad que si bien comienza a hacerse más común no es normal en absoluto, al menos de momento.

Fotos del diseño del Xiaomi Mi 8 Pro

¿Cómo rinde el Mi 8 Pro con este hardware? De forma excelente, sin duda, situándose cómodamente entre los móviles más potentes del año, aunque sin llegar a los niveles más alto. Está en la delgada línea en la que se hace complicado diferenciar si un móvil ofrece más potencia que otro porque es casi inapreciable.

Por ejemplo, puedes jugar a los juegos que más gráficos requieren sin problemas y con la configuración al máximo. Hablamos por ejemplo de PUBG Mobile o Asphalt Xtreme.

A continuación compartimos una tabla comparativa para hacernos una idea de cómo rinde este móvil en comparación a otros de su misma franja de precios o hardware similar. Queda claro que tiene poco que envidiar a los demás.

Fotos del diseño del Xiaomi Mi 8 Pro

Eso sí, no cuenta con ningún método de aceleración como GPU Turbo de Huawei o para desviar recursos desde unas aplicaciones a otras para lograr mejor rendimiento, como ya empiezan a incorporar algunas marcas. En este aspecto el software de Xiaomi lo limita, aunque por otra parte no es que le haga falta mejorar mucho más.

Un problema que sí tienes es que, por desgracia, no cuenta con ranura para microSD. Viene con 128 GB de almacenamiento interno y eso es todo lo que hay. Es suficiente, aunque nunca está de más tener espacio para un poco más.

  Xiaomi Mi 8 Pro Pocophone F1 OnePlus 6T Honor Play  
Procesador Snapdragon 845 Snapdragon 845 Snapdragon 845 Kirin 970  
RAM 8 GB 6 GB  6 GB 4 GB  
AnTuTu 285.403 265.723 293.554 206.626  
3D Mark (Sling Shot) 6.239 4.615 5.183 2.989  
GeekBench
Single
Multi
1.834
7.690
2.450
9.094

2.407
9.002

1.883
6.565
 
PCMark 2.0 8.242 9.560 8.487 N.D.  

La autonomía: una piedra en el zapato

Como hemos mencionado antes, el precio a pagar por toda esta potencia se traduce en una autonomía bastante reducida, al menos si lo comparamos con lo que ya empieza a estilarse en muchos dispositivos de gama media.

Durante el análisis del Xiaomi Mi 8 Pro le hemos dado distintos usos, más o menos intensivo, jugando más tiempo o menos y viendo vídeo o directamente dejándolo en reposo buena parte del día.

Los resultados no son demasiado positivos, y es que a duras penas su batería -3.000 mAh- aguanta más de 24 horas en pie. Si usas aplicaciones como Twitter, Instagram y otras que necesitan muchas horas de pantalla y además están conectadas a Internet, el problema se hace aún mayor, por no hablar de juegos.

Hablamos de unas 4-5 horas de pantalla en el mejor de los casos, incluso menos si usas el brillo al máximo.

¿Cargas bien tu móvil? Sigue estos consejos para cuidar la batería

Se puede decir que el problema viene a nivel de software, por el ajuste entre MIUI y Snapdragon 845, o más bien el desajuste. Este es un procesador que ya hemos visto en otros móviles y que es más eficiente de lo que hemos podido comprobar en este.

Esta es la parte negativa. La positiva es que la carga rápida es bastante rápida: un 100% de la batería en unos 80 minutos, llegando al 50% de la misma en media hora. No está nada mal cómo se exprime QuickCharge 3.0 aquí, la tecnología del cargador que incluye en su caja, aunque el móvil en sí es compatible con QuickCharge 4.0.

Velocidad de carga del Xiaomi Mi 8 Pro

Evolución de la carga del Xiaomi Mi 8 Pro

Este es el estándar en conectividad en la gama alta de 2018

La gama alta o media-alta se aprieta, con los dispositivos más económicos igualando en prestaciones a los más caros, al menos sobre el papel y en algunos apartados. Uno de los campos en los que han dado caza a los smartphones de más de 1.000 euros es la conectividad, donde se han visto relativamente pocos avances ahora mismo.

Eso permite que un móvil de unos escasos 400 euros como el Xiaomi Mi 8 Pro pueda decir que lo tiene todo, desde el NFC para pagos móviles hasta el WiFi AC, pasando por la carga rápida o el Bluetooth 5.0. Un momento, ¿todo? No: falta el jack de auriculares.

Xiaomi se ha sumado a la moda y ha optado por suprimirlo en este móvil. Es una ausencia importante que no debemos dejar de mencionar, aunque son cada vez más los fabricantes que prescinden de él. Si tienes unos buenos auriculares cableados, es un detalle a tener muy en cuenta, aunque los usuarios empiezan a dar el paso a los auriculares bluetooth.

Por lo demás, se le pueden poner pocas o ninguna pega a las características del Xiaomi Mi 8 Pro, que con LTE de Categoría 16 garantiza la mejor velocidad de conexión móvil a través de redes 4G+.

En cuanto al sonido, es bastante alto y todo lo nítido que se puede pedir a un smartphone ahora mismo.

Fotos del diseño del Xiaomi Mi 8 Pro

Cámara: un modo IA muy ligero y resultados sorprendentes, incluso de noche

¿Que significa que un móvil tenga cámara con IA? A priori, esta tecnología sirve para seleccionar automáticamente la escena que corresponde según lo que estés enfocando, además de ajustar el color, la saturación y el brillo de forma inteligente. Sin embargo, a la hora de la verdad hay móviles que van más allá "embelleciendo" las fotos, hasta el punto de desequilibrar el resultado luciendo colores irreales, sobresaturados y poco creíbles.

En este caso nos ha sorprendido positivamente que la IA del Mi 8 Pro selecciona la escena y poco más. No interfiere demasiado en otros valores, por suerte, y es que la cámara de este móvil no lo necesita: retrata los colores de forma muy fiel, tal y como son, incluso cuando hay poca luz.

Además puedes usar la IA y hacer fotos en 16:9, la proporción "normal", sin forzarla a 4:3 como en otros dispositivos.

Fotos del diseño del Xiaomi Mi 8 Pro

Es uno de los puntos a favor de sus dos lentes traseras, de 12 MP cada una con aperturas f/1.8 y 2.4 respectivamente. Incluso cuenta con estabilización óptica de imagen y zoom x2, que no viene nada mal sobre todo para tomar fotos de noche.

La aplicación de cámara es muy sencilla, y se agradece. Sólo tienes que deslizar para ir de un modo a otro, desde el automático hasta el manual, pasando por el retrato. Además, puedes activar o desactivar la IA con sólo pulsar su botón.

No dispone de muchos modos y en apenas un par de toques te plantas en los Ajustes.

Es precisamente de noche cuando más nos han sorprendido para bien las imágenes de la cámara del Mi 8 Pro. Son bastante nítidas, aunque si amplías se ve bastante grano, pero es algo normal. En este enlace compartimos la imágenes de la anterior galería sin comprimir, en resolución original para que puedas verlas con más calidad.

Además no falsean colores, sino que los muestran tal y como son. No ilumina artificialmente la imagen para que luzca mejor, sino que toma la imagen y respeta la escena. En la siguiente foto se aprecia mejor: el cielo tiene el color real, el original. En otros móviles habría aparecido bastante lavado, sobreiluminado para compensar la falta de luz.

Fotos cámara Xiaomi Mi 8 Pro

Durante el día la nitidez de la imagen mejora y el color sigue siendo increíblemente bueno. Además las texturas quedan representadas con un buen nivel de detalle, quizás no tanto como lo hacen las mejores cámaras del mercado móvil pero definitivamente de forma muy solvente para un móvil de 400 euros.

En la siguiente imagen se ve mejor: el detalle de los pelos y las baldosas es muy bueno y respetando al máximo la tonalidad original. Hay que tener en cuenta que al ser mínima la incidencia de la IA, realmente hay poca diferencia entre hacer fotos con o sin ella.

Fotos cámara Xiaomi Mi 8 Pro

Para ilustrar mejor la calidad de este móvil a la hora de plasmar los detalles, tanto de texturas como de iluminación y reflejos, aquí va otra imagen en la que se puede apreciar quizás mejor que en la anterior.

Como se puede ver, el color verde de la planta es bueno, sin ningún ajuste ni cambio, original.

Fotos cámara Xiaomi Mi 8 Pro

A contraluz también arroja buenos resultados, especialmente con HDR. Sin embargo, el contraste entre la misma imagen con y sin HDR no es realmente decisivo. Una vez más, casi es recomendable usar la cámara en modo automático con IA y dejar que haga su trabajo, salvo que prefieras el modo manual.

Aquí una imagen comparativa. Como se puede ver, apenas hay diferencia. Las zonas oscuras del tronco y los laterales muestran más rango dinámico con el HDR, pero cuesta trabajo apreciarlo.

HDR Mi 8 Pro

Arriba: imagen sin HDR | Abajo: imagen con HDR

Modo retrato: bien en selfies y de noche, aunque con ciertos problemas menores

Vamos ahora con otro de los aspectos que más interés despierta a la hora de valorar la cámara de un móvil: su modo retrato. Es evidente que está de moda, como lo es el hecho de que no todos los móviles sacan fotos con la misma calidad en este modo.

Lo más habitual, sobre todo en la gama media, es que el desenfoque tenga problemas a la hora de resolver contornos como pueden ser por ejemplo las gafas, el pelo y los brazos. No enfocan del todo bien los objetos en primer plano, y aunque los resultados son dignos, no tienen mucho que ver con lo que vemos en móviles realmente buenos en este aspecto.

¿Dónde queda aquí el Mi 8 Pro? Sobra decir que hemos hecho fotos en todo tipo de situaciones, con modo retrato de noche y de día, a contraluz, con la cámara de selfies (20 MP con f/2.0) y con sus dos cámaras traseras.

Antes de continuar con resultados, un inciso: a veces es una experiencia tediosa usar el modo retrato con está cámara, que constantemente solicita que te sitúes a 2,5 metros del objeto a fotografiar. Y son 2,5 metros, ni un centímetro más ni menos. Si te mueves, volverá a reajustar toda la imagen desde cero y te volverá a pedir que te sitúes a la distancia recomendada.

En la anterior galería podéis ver los resultados, aunque para apreciarlo mejor volvemos a compartir el enlace a las fotos en resolución original. Se puede apreciar que las fotos son buenas, sobre todo cuando hay buena luz, aunque también de noche define bien los objetos.

De forma nada sorprendente, el desenfoque es mejor cuando se hace con las cámaras traseras, dos lentes de más calidad que la de selfies. En la siguiente foto se puede ver como incluso con poca luz y un objeto oscuro sobre fondo oscuro, el desenfoque es excelente.

Fotos Mi 8 en Modo Retrato
Fotos Mi 8 en Modo Retrato

Sin embargo, no siempre es así, y aquí vienen los problemas. En otras fotos con un poco más de luz los resultados no han sido tan buenos. A veces su cámara desenfoca parte del objeto que está cerca, un problema bastante habitual en la mayor parte de móviles que hemos podido probar en 2018.

En esta foto se puede apreciar como parte del semáforo está desenfocado en zonas en las que no debería estarlo, aunque hay que decir que la zona interior, la que queda dentro del cuerpo del objeto, sí se desenfoca. Es una zona complicada de resolver en la que tropiezan casi todos los móviles y que aquí el Mi 8 Pro resuelve perfectamente, para nuestra sorpresa.

Además, también se puede ver en esta foto del semáforo que la luz no es la mejor, y sin embargo las texturas y el color son bastante dignas. Digamos que las ventajas compensan a las desventajas, sin que haya un gran desequilibrio entre ambas, al menos en esta escena concreta.

De día los resultados mejoran en cuanto a desenfoque, con los contornos mejor definido y unos colores más reales, aunque no son resultados libres de problemas. En la imagen que acompaña a este párrafo en la zona izquierda podemos apreciar que las texturas no son del todo buenas, sobre todo en el pelo y algunos otros detalles.

La sensación que transmite es la de un efecto "suavizar" o "belleza" sin que hayamos aplicado ningún filtro, un problema de software que sería fácil de solventar y con el que nos hemos topado en varias ocasiones.

Fotos Mi 8 en Modo Retrato

No queda más que calificar de "irregulares" los resultados del Xiaomi Mi 8 Pro en modo retrato, y no hablamos de malos resultados, sino de fotos buenas en ocasiones y no tan buenas en otras, sin duda como resultado de un procesado bastante mejorable.

No obstante, hay que aclarar que está un poco por encima de lo que ofrecen otros dispositivos de un precio similar.

Quizás en el futuro esto se solucione, aunque no parece probable ya que es un problema que hemos visto en otros móviles Xiaomi de esta misma gama y segmento de precios. Es la diferencia entre una buena cámara y una excelente.

Eso sí, para cerrar este apartado hay que afirmar que los selfies con retrato quedan mucho mejor que en el resto de situaciones, incluso a contraluz. Una vez más destaca la calidad del color, quizás lo mejor de la cámara de este móvil.

No cabe duda de que no te decepcionarán tus fotos en con este smartphone, aunque también está fuera de discusión que si prefieres tener las mejores fotos, vas a tener que aumentar un poco tu presupuesto.

El procesado de imagen de gama alta se paga caro, y por eso sólo está al alcance de marcas como Google, Samsung o Apple, al menos de momento.

Fotos Mi 8 en Modo Retrato

Xiaomi ha mejorado y se acerca a la gama alta de otros fabricantes, pero aún le queda bastante por recorrer en el apartado fotográfico, quizás el que más inversión, tiempo y dedicación requiere para destacar realmente en el mercado.

Habrá que esperar novedades a lo largo de 2019, aunque los avances de la compañía a lo largo de este año son bastante prometedores. Hemos visto varios smartphones que han realizado progresos en 2018, aunque a paso lento.

La fotografía móvil es quizás el campo donde más se ha avanzado de forma reciente, en una época en la que Xiaomi ha estado inmersa en su expansión internacional. Ya veremos si el próximo año presentan un móvil de gama alta que sorprenda a todos por sus cámaras. Por ahora lo siguen intentando.

Conclusión: un buen móvil que se queda en tierra de nadie

Llegamos al final, al apartado de la review del Xiaomi Mi 8 Pro donde debemos decidir si merece la pena comprarlo o no. Esto siempre es muy complicado, pero más aún con los móviles calificados como gama media-premium, aquellos que por precio se sitúan por encima de la gama media pero no llegan a las prestaciones de la gama realmente alta, los Galaxy Note 9 o iPhone XS.

Este es precisamente el problema que encontramos con este móvil: se queda en tierra de nadie, y no es el único. Hay otros móviles más asequibles que ofrecen la suficiente potencia y fluidez para los usuarios menos exigentes, así que está claro que el Mi 8 Pro va a por los que demandan un poco más. Sin embargo, tiene problemas que difícilmente ignorará este usuario: la autonomía, la ausencia del jack de auriculares y los problemas puntuales del modo retrato de su cámara.

Cierto es que para tener Snapdragon 845, 8 GB de RAM y muy buena conectividad, es un móvil con un relativamente precio bajo, de 599 euros en su lanzamiento. Sin embargo, sigue siendo más alto que el Pocophone F1, por poner un ejemplo de la casa.

No cabe duda de que es un móvil que no decepciona si te lo compras, pero que es difícil recomendar sin ponerle peros. Xiaomi mejora, pero aún no alcanza a la competencia más feroz, la de Huawei, Apple y Samsung. Sigue sin tener un móvil verderamente premium, que plante cara en apartados como la cámara, aunque no cabe duda de que está en buen camino para conseguirlo.

Fotos del diseño del Xiaomi Mi 8 Pro

Lo mejor

  • Lector de huellas en pantalla
  • Diseño de la tapa trasera muy original
  • Carga rápida Quick Charge 4+
  • Excelente rendimiento

Lo peor

  • MIUI no muestra iconos de notificación
  • Sin jack de auriculares
  • Almacenamiento no ampliable
  • La autonomía de batería es muy mejorable

Nuestra valoración

Diseño

9/10

Pantalla

9/10

Hardware

9/10

Software

7/10

Cámara

8/10

Batería

7/10

Conectividad

7/10

Sonido

7/10

Nota técnica

80

Relación calidad/precio

Tags:

#Xiaomi

Ver ahora: