Logo Computerhoy.com

Ni Optimus ni Atlas: estos son los robots que ya están entre nosotros (aunque a veces se olvide)

Ni Optimus ni Atlas: estos son los robots que ya están entre nosotros (aunque a veces se olvide)

A veces se comete el error de pensar que para que un robot sea considerado tal cosa, es necesario que tenga apariencia de persona y cierto aire a las criaturas de Star Wars. Pero lo cierto es que ya existen muchos robots, y que estos se utilizan a diario. 

Cuando uno piensa en robots, parece casi imposible distinguir entre verdad y ciencia ficción. Hablar de revolución robótica parece sugerir que el clásico Yo, robot de Isaac Asimov vaya a convertirse en realidad. 

Más aún, cuando gurús tecnológicos como Elon Musk están convencidos de que en pocos años todas las familias tendrán un robot en casa. Uno humanoide. 

Pero se cumpla o no esta visión propia de Los Supersónicos, la realidad es que los robots ya existen, ya están entre nosotros y ya resultan relativamente autónomos e inteligentes. Es algo parecido a la inteligencia artificial: mucha gente la ha conocido ahora, pero lleva décadas operando en distintos elementos del día a día. Pues con la robótica sucede lo mismo. 

Robots de exploración espacial

Una de las demostraciones más evidentes de que la robótica lleva años resultando importante son los distintos robots que se utilizan para la exploración espacial. Suele decirse que la NASA va unos años por delante que el resto de la gente a nivel tecnológico, y es cierto. 

Pero, hasta el momento, sus robots tienen poco que ver con los Optimus que sueña Elon Musk, y que sí recuerdan a las películas de ciencia ficción, sobre todo por su apariencia estética, claro. 

Robots quirúrgicos

Aunque se habla de robots realizando muchos trabajos, y del peligro que eso puede suponer para los trabajadores, es algo que de nuevo tiene bastante poco. Hace años que, por ejemplo, se utilizan robots en el campo de la medicina, y para mejorar los servicios, no para cambiarlos. 

Estos robots quirúrgicos se emplean habitualmente en operaciones mínimamente invasivas. Aunque están manejados por cirujanos humanos, permiten llevar a cabo movimientos precisos y estables, reduciendo así los riesgos en muchas cirugías porque al doctor le tiemble el pulso o estornude, por así decirlo. 

5 mejores películas clásicas de robots para temer de verdad a la inteligencia artificial

Robots autónomos

Aunque el término de robots autónomos suene un poco a robots que van por libre, en realidad no es algo tan sorprendente. Simplemente, son aquellos que funcionan sin necesidad de que sea una persona quien los maneja. 

Por ejemplo, los coches que no llevan conductor o los sensores y cámaras de seguridad pueden considerarse robots autónomos, aunque no tengan piernas ni brazos. 

Robots industriales

Son, probablemente, los robots más conocidos y que se utilizan con más frecuencia hoy en día. Como la mayoría de la gente sabe, se utilizan en entornos de fabricación para realizar tareas repetitivas y peligrosas, como soldadura, ensamblaje, pintura y manejo de materiales. Por ejemplo, todos los hemos visto en el montaje de vehículos

Los robots industriales se usan por una razón muy sencilla de entender: aumentan la eficiencia y la precisión en la producción, reduciendo al mismo tiempo el riesgo de accidentes laborales.

Así que, no, no es necesario acudir a escenarios futuristas para imaginar un mundo en el que los robots sirven de ayuda al ser humano. Es algo que lleva mucho tiempo produciéndose ya. Otra cosa es que estos robots no sean tan llamativos como el modelo Optimus de Elon Musk, aunque sí indiscutiblemente más útiles. 

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: robótica